El rincón de la Freire. Una mirada nueva


Eli Sirlin


En el campo teatral, como en muchas otras disciplinas, había áreas que estaban completamente en manos de profesionales masculinos.
Lentamente y con prepotencia de trabajo, empezaron a surgir nombres femeninos en la lista de trabajos técnicos.
En materia iluminación, una figura empezó a surgir: Eli Sirlin, arquitecta y egresada de Bellas Artes, que en los últimos 20 años se ha especializado en el diseño de iluminación, trabajando tanto en el rubro de arquitectura como el de espectáculos (teatro, ópera y danza), y en la enseñanza de la profesión a nivel universitario en la Universidad Nacional de las Artes (UNA), la Universidad de Belgrano y la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Ha realizado producciones en el país y en el extranjero, destacándose su labor en danza para el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín de Buenos Aires, para el Ballet del Teatro Colón y las compañías Nucleodanza y El Escote, con las que ha realizado giras internacionales por Europa, Asia y América; trabajos en ópera para el Teatro Colón, Buenos Aires Lírica y Juventus Lírica. También ha realizado puestas de luces para el Ballet Argentino, dirigido por Julio Bocca, y para obras de teatro del ámbito oficial y el off.
Invitada a dar seminarios y conferencias en Argentina, Brasil, México y Estados Unidos, ha publicado recientemente el libro, La luz en el teatro, editado por el Instituto Nacional del Teatro (INT), ganador del Premio Teatro del Mundo en el rubro Ensayística.
Su experiencia la ha llevado a participar en seminarios y conferencias organizadas por la European Association of Light Designers (ELDA), Lighting Dimensions International y la International Association of Lighting Designers (IALD); así mismo ha participado en charlas y mesas redondas en la Feria Internacional Mundo da Luz (Porto Alegre, Brasil), la Semana de la Luz, Expolatina, Biel Light and Building, en la Universidad de Palermo; también ha dado seminarios en varias ciudades de su país y ha participado como jurado en concursos de diseño de iluminación.
También tiene publicaciones sobre iluminación arquitectónica en revistas especializadas.
Sobre los reconocimientos a los que ha sido acreedora, fue nominada para varios premios en iluminación de espectáculos (Trinidad Guevara y Teatro del mundo), galardonada en el año 2002 con el premio Florencio Sánchez (otorgado por la Casa del Teatro) a la mejor escenografía año 2001, en el 2004 y el 2006 con el Premio Teatro del Mundo en Iluminación, y en el año 2005 con el mismo premio en el rubro Ensayística por su libro “La luz en el teatro, Manual de iluminación».
Ella declara que, desde pequeña, amaneceres y atardeceres la inspiraron. Luego de una encrucijada entre luz y dibujo para animación, eligió profundizar en la luz y a partir de allí nunca se detuvo. Su pasión y su perspectiva se entremezclan con su trabajo, lleno de experiencias de viaje, enseñanza, desafíos y aprendizaje. 
Eli está convencida de que “la luz es efectiva para movilizarnos, provocarnos emociones, sensaciones. A mí la luz me suelta lágrimas”. Este año lleva más allá su pasión, a nivel latinoamericano, contó: “este año quiero dedicarme más a asentar el rol profesional en este país y lograr un grupo latinoamericano fuerte, cosa en la que ya muchos diseñadores de iluminación de habla hispana en diversos países venimos trabajando”.
Una mujer que apuesta a la luz, que es de lo que vive y se alimenta. “La luz es poderosa, nos puede hacer bien o mal. A veces opina sobre la obra, y se equivoca, realiza una interpretación errónea o corta el movimiento”. La enoja: “De pronto están hablando y se produce un apagón. Entonces decís, cállate. La continuidad de la luz en una función es esencial”.
Y en su atracción por la luz, también aparecen las sombras. “Me fascinan. Venimos de la oscuridad del vientre materno hasta que algo pasa y vemos la luz. Los espectadores están a oscuras hasta que arranca la función. Luz y sombras son como el yin y el yang, contrapuestos y complementarios. Se necesitan.”

Susana Freire


Diario de cuarentena. Collage.

Diario de escritura colectiva. Collage de palabras de muchas mujeres, de diferentes oficios, de diferentes lugares, todas atravesadas por...