CRISTINA CASTRILLO EN BUENOS AIRES




CALENDARIO

CRISTINA CASTRILLO ABRIL EN BUENOS AIRES


lunes 22
17 hs. Conferencia Teatro-Memoria-Exilio; presentación del libro: Voci peregrine a cargo de Ana Seoane - EMAD

Martes 23
17hs Charla en la Escuela Municipal de Arte Dramático – Buenos Aires (IUNA) 

del martes 23 al viernes 26
de 11 a 15 hs. Seminario “El lenguaje de la memoria” - Espacio Magyko Utaki (La Boca-Buenos Aires)

Miércoles 25
21 hs. Función de Track (Teatro delle radici) – Sala Auditorio Kraft

Jueves 25
21 hs. Función de Nieve (Teatro delle radici) - Sala Andamio ‘90

sábado 27
17 hs. Función de Umbral (Teatro delle radici) – Sala Andamio ‘90



CRISTINA CASTRILLO ABRIL-MAYO

EN NAVARRO 
lunes 29
Navarro (Bs.As.) Umbral – Teatro Candilejas, 

EN DOLORES
fecha a confirmar
-Función de Umbral 
-Conferencia


¿Quién es Cristina Castrillo?
Tres decenios dedicados profesionalmente al teatro; desde el inicio (en los años 70 en Argentina) del Libre Teatro Libre, uno de los más significativos grupos de América Latina, hasta la fundación (en 1980 en Suiza) del Teatro de las Raíces.
La vasta experiencia de este recorrido (como actriz, pedagoga y directora), le permitieron consolidar sobre si misma al inicio, y con numerosos actores después, los aspectos fundamentales de su concepción teatral.
Dedicándose exclusivamente a la investigación de los elementos que están a la base de la formación del actor, ha propiciado la creación de espectáculos de grupo y/o individuales, valorizando el rol del actor como centro primordial del hecho creativo.
Profundiza la actividad pedagógica con la creación en Lugano de la Escuela Laboratorio para actores extranjeros, y desarrolla ulteriormente el método a través de los numerosos workshops requeridos en diferentes países de Europa, América central, América latina, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda.

Desde el 1980 ha creado y dirigido:
"Trazado a Lápiz" (1982), "Trompos" (1983), "Trampa para Tristes" (1984), "Los Abitantes del Ocaso" (1986), "Trapitos" (1987), "Sobre el Corazón de la Tierra" (1988), "Tangram" y "Uno" (1989), "Baguala" (1991), "El Instante del Azul" (1992), "Canto de Piedra" (1994), "El Libro de los Reflejos" (1996), "Piel de Lobo" (1997), "Las Sombras del Silencio" (1998), "Umbral" (1999), "Extranjeros" (2000), "Mirada de Ceniza" (2001), "Mirando al Sur" (2002),"El vientre de la ballena" (2004), "Polvo de rocío" (2006), "Shakespeariana" (2008), "El vals de los bancos" (2009), "Track" (2009).

Ha hecho representaciones, workshops y demostraciones del método de trabajo en Alemania, Austria, Australia, Argentina, Bélgica, Bolivia, Bosnia-Erzegovina, Brasil, Burkina Faso, Colombia, Cuba, Dinamarca, Ecuador, Egipto, EE.UU, Francia, Georgia, Gran Bretaña, Grecia, Irán, Italia, Méjico, Moldavia, Nicaragua, Nueva Zelandia, Panamà, Pakistán, Perú, República Dominicana, Rusia, Singapur, Suiza, Uruguay, Venezuela.

Ha publicado "Actor-Autor", “Los Senderos del Agua” y “Trilogía de la Ausencia” que contienen los textos de las obras creadas hasta el 2005. Colabora regularmente con artículos en diferentes revistas teatrales de América latina y Europa.


SEMINARIO dirigido por Cristina Castrillo y Bruna Gusberti (Teatro delle radici)

 “El Lenguaje de la memoria”


El elemento fundamental, imprescindible de todo el trabajo teatral de Cristina Castrillo es la "memoria", no solo referida a aquello que se recuerda o se cree recordar, sino más bien dirigida a esa red particular de datos, muchas veces imperceptibles, a través de los cuales una emoción aparece o una reacción orienta el movimiento.

La "memoria" no como reproducción de "hechos", sino sobre todo como una desconocida geografía personal con la cual y en la cual nos manifestamos, actuamos, representamos y trasmitimos.

La conjunción de dos valores determinantes como el ejercicio de la memoria física y el desarrollo de la memoria emotiva, unido a la determinación del actor como perno central del acto creativo, son los parámetros sobre los cuales todo el trabajo de Cristina se desarrolla.


Contenidos

La estructura física o la capacidad expresiva del cuerpo.

 La voz o la capacidad expresiva del sonido y la palabra.

 La memoria como instrumento privilegiado para la creación.

 Las imágenes del mundo personal e introspectivo.

 La composición del acto creativo







ESTRENO Ana Woolf y Laura D'Anna



SÁBADOS DE ABRIL Y MAYO

en Querida Elena, Pi y Margall 1124 (y Av. Patricios) 
Reservar al 4361-5040 o www.alternativateatral.com

VOZ & SILENCIO, por Natalia Tesone


Fragmento de vida

A partir del reencuentro en Vértice Brasil con Luciana Martuchelli, ésta me pide que escriba sobre la voz y el silencio para Sólos Ferteis… Me invaden las preguntas y comienzo la búsqueda de lo que para mi pueden ser respuestas…
Lo primero que hago es buscar el significado de Voz en el diccionario de la Real Academia española:
Voz. (Del lat. vox, vocis). Sonido que el aire expelido de los pulmones produce al salir de la laringe, haciendo que vibren las cuerdas vocales. Calidad, timbre o intensidad de este sonido.
Entiendo entonces que produzco voz según el mecanismo fisiológico de mi cuerpo… ¿Cómo es? ¿Cómo es mi voz? ¿Cómo es escuchar mi voz? Mi voz sonora. Las preguntas me llevan a detenerme en algunos instantes de mi biografía.
Soy hipoacúsica.  Tenía 6 meses. Tuve una escarlatina que me afectó el nervio central auditivo. Comienzo a percibir el mundo a partir de lo visual como primera herramienta, de modo que mis ojos no solo cumplen su función de mirar y ver sino que son ellos los que escuchan: luces, movimientos, bocas que se mueven. ¿Y mis oídos qué escuchan en realidad?: sonidos sólo sonidos distorsionados que no comprendo de dónde vienen ni qué significan. Hago un esfuerzo, infiero, completo, y mientras, sumo: imagen + el movimiento de una boca = palabra, a veces comienzo a comprender, otras hago como si comprendiera.
Tengo ocho años. Es de mañana. Estoy por partir a la escuela. Breve diálogo con mi madre, muchas veces repetido ya:
Yo: Má ¿no te canso cuando hablo?
Madre: No (dirigiendo hacia mi una mirada tierna y una sonrisa de costado)
Yo: a mí sí. Yo me canso de hablar…
Respirar mal hacía que produjera una voz nasal y monocorde. Durante muchos años me cansé de hablar, mucho o poco no importaba, era un esfuerzo. No fue  genuino en un principio hacer que vibren mis cuerdas vocales, era un esfuerzo.
Cuando no necesitaba comunicarme con el exterior, invocaba un mundo de fantasía en el que sólo prevalecían las imágenes vinculadas al mundo de las hadas, a los bosques. Un mundo de magia y calma. Recuerdo el recorrido del agua: allí era de muchos colores y su cauce, lento y agradable de observar.
Tengo 9 años. Mis primeros audífonos. De repente “todo”  tiene presencia sonora, ¿eso? ¿eso qué es? y ¿eso otro? No. No entiendo ¿¡cómo!? si el reloj sólo se mueve, ¿ahora también hace ruido? NO soporto el sonido del segundero… el mundo en el que acontecía la calma, mi más preciado tesoro, como una burbuja de jabón se evaporaba para dar lugar a lo que el afuera me pedía, no quedarme sola.
Latiguillo social constante para disimular en la conversación sino había comprendido algo o una situación: Preguntar ¿cómo?
La norma: ser parte del común denominador. Comunicarme hacia afuera como y con el resto de los iguales, “ser igual”. Entonces fui siendo lo que se esperaba de mí: alguien que escuchaba un poco, que podía insertarse en cualquier conversación y en cualquier lugar…
Si callo quedo sola en el mundo de la magia, en el agua de colores…
Tengo la sensación de haber callado por siglos. En todas las lenguas, en ninguna.
Hago teatro desde los 11 años y como sólo nos salva lo que amamos, es donde soy en todas mis formas y colores. El trabajo actoral y la técnica vocal fue disipando la niebla de mi voz, la voz con la que no sólo actuaría, sino la que años más tarde pondría en juego en los medios de comunicación, la tele y la radio. Porque estudié comunicación. Comunicarme: un hecho.
23 años, el encuentro con la identidad.
Estoy en un colectivo. Tengo puesto los audífonos. Estoy en mi rol: en el rol de la que sólo escuchaba un poco, no importaba cómo.  Un joven que estaba a mi lado, Sordo[1] me habla en LSA (Lengua de Señas Argentina), respondo con mi   “gran voz”. No me comunico. No nos entendemos. Llanto. Los audífonos no me funcionan en esa situación. Por un instante no hablo, no puedo hablar. Mi “voz” vuelve a ser nasal aún más profunda. No comprendo qué me pasa.
Comienza una búsqueda, una necesidad, ¿quién soy? ¿dónde me encuentro? ¿qué es LSA?
Lengua de Señas Argentina, una lengua visuo-gestual  que no depende de ninguna otra, con todos los componentes que el concepto de lengua requiere, en la que puedo comunicarme libre, sin esfuerzo, bailar, crear, actuar y recuperar mi mundo de colores sin quedarme tan sola, ahora también en una comunidad minoritaria: la Comunidad Sorda, con una lengua, una cultura, donde el silencio tiene que ver con la quietud y el sonido con el movimiento expresivo y voluptuoso en un cuerpo presente, donde también el ruido es producido y comprendido visual y sonoramente. 
Tengo 32 años, como Freya, una guerrera  con la sabiduría y energía de encarar cualquier proyecto, y  estar en cualquiera de las mitades que representa: la estrategia o el amor y la magia. Y yo, como ella, puedo estar en dos mitades, en dos culturas, en la voz sonora y en la voz dispuesta cuerpo. En mí.
Natalia Tesone



[1] Sordo/a. Escrito con mayúscula. Reconocimiento de la Comunidad Sorda como comunidad socio lingüística, con  identidad, cultura y lengua propia, la lengua de señas argentina. (LSA)

UN VIAJE DESEADO II, por Sabrina Califano



PARTE II

Purmamarca,  sábado por la mañana.  Estamos desayunando y oímos a lo lejos sonidos de vehículos, bullicio, erkes que suenan cada tanto… ¡¡Lxs coplerxs están llegando!! La cita era a las 11 de la mañana en la plaza.  Estamos pasados de hora. Rápidamente vamos hacia el lugar del encuentro y descubrimos que el pueblo está tan bello, lleno de colores intensos, turistas, vendedores y nuestros protagonistas, todos juntos esperando ansiosos la fiesta que está comenzando. No me alcanzan los sentidos para observar. Lxs coplerxs  se agrupan para cantar acompañados por sus cajas hechas con  aros de madera y parche de cabra, unas y otras pocas, de un plástico duro. Las unas y las otras  vestidas con albahaca, “para perfumar” nos dicen.  Se van ubicando en caravana y se desplazan tocando y cantando, hacia un campito cercado y preparado para el encuentro con medias sombras y mesas a un lado. Cuando terminaron de entrar, cierran las rejas y nos dicen que van a almorzar y que  se abrirá al público después de las 14 hs. Aprovechamos para hacer lo mismo, pero antes realizamos una cabalgata al “Cerro Colorado”.
Hacía años que no cabalgaba. Bueno, lo que se dice cabalgar, cabalgar…no fue más que un paseo.
Cerro colorado: sus colores absorbiéndome y llenándome y queriéndome  fundirme en él.
Volvemos al campito, sus puertas están abiertas. En la calle armaron puestos de comida: empanada, tortillas, sándwich de milanesa hasta brochets de pollo.  Adentro las ruedas de copleros. Con mucho respeto, nos acercamos y escuchamos sus puntos y contrapuntos, presentaciones y saludos de salida. Me paro detrás de una señora y sigo al coro y el movimiento circular, hasta que luego de un rato me gano el derecho de entrar a la rueda. Un honor. Solo hago el coro, ya que desde el momento que entré, se me olvidaron las pocas coplas que sabía. Me despido de la rueda y voy visitando otras, distintas y parecidas a la vez. Un erkencho suena por aquí, cajas por doquier, mi cuerpo vibra.
Al principio solo están los copleros, luego nosotros los turistas y más tarde llegan gente de la capital de Jujuy u otros pueblos, gente de clase media o media alta, con sus heladeras, vinos y hasta algunos vestidos de gaucho, con cámara en mano registrando para algún programa.  En fin, algo que debe haber sido en sus comienzos una celebración de unos pocos, se debe haber convertido con el paso del tiempo, en una fiesta de encuentro para todxs.  Al finalizar la tarde, nos despedimos de este lugar.
Al día  siguiente, domingo,  decidimos ir a las Salinas. Cerca del mediodía buscamos transporte. Te llevan remises o combis y los choferes se paran en una esquina promocionando su salida. Le preguntamos a dos o tres, hasta que nos decidimos por el primero. Cuando subimos a la combi nos aplaudieron: hacía media hora que estaban esperando que se completaran los lugares para poder salir.  La ruta hacia las salinas está ubicada en la Cuesta del Lipán.  Cuesta sinuosa.  Paramos en un mirador y luego seguimos viaje. 
La salinas: cielo en la tierra, cielo mojado; había llovido. Estuvimos una hora en el lugar, aprovechándolo al máximo.  Caminé descalza, mojé mis pies en los piletones. ¡Terminé toda blanca pero feliz! Anocheció.
El lunes visitamos Maimará, desde el viernes hicimos sede en Purmamarca y de allí recorrimos otros lugares. Maimará tiene sembradíos, un río de chocolate, la huella de un dinosaurio y el retrato del Gral. San Martín (que no vimos, eran tres horas de caminata y ya era tarde), la iglesia -como en todo pueblo pero a esa pudimos entrar (cada vez que quería entrar a una estaba cerrada, no era el horario adecuado). Al costado del lecho del río había unas sepulturas: cruces en la tierra con flores y botellas vacías alrededor. Nos parecía extraño que fuera un camposanto, así que le preguntamos a un hombre del lugar qué eran.  Nos dijo que allí estaban enterradas las pertenencias de los muertos, que las juntaban, las enterraban y bebían en honor al muerto, dejando las botellas vacías en el lugar.  Nos  alivió saber que no eran tumbas.
De vuelta en Purmamarca  fuimos en nuestra  última noche a una peña.  Comimos unos tamales, unas empanadas, acompañados de un vinito de la casa y  me despedí de este lugar maravilloso que me brindó sus paisajes, gente, sabores, con el corazón contento, los sentidos plenos y renovados y  la felicidad y certeza de haber vuelto a mi hogar.
Muchas gracias Mi amada!!!!!

MARZO MUJER Y MEMORIA 2013, por Sandra Posadino


Todo lo que cierra, abre…


Esta es la primera sensación que quiero compartir al terminar la segunda edición del Ciclo Marzo, Mujer y Memoria en el Auditorio Kraft de Buenos Aires.
Del 2 al 24 de marzo se llevó a cabo este Ciclo que denominamos de Arte y Conciencia. 16 jornadas de programación: teatro, música, exposiciones, cine, mesas de reflexión y debate, presentación de libros, narración oral, marcha callejera y emociones…muchas emociones nacidas de cada encuentro, de cada propuesta artística, de la participación del público, de sabernos cómplices, de creer y crear para transformarnos en lo individual y en lo colectivo.
Haciendo eje en dos fechas ineludibles como son el 8 y el 24 de marzo, las temáticas vinculadas a Mujer y Memoria aparecieron en el escenario para invitarnos a reflexionar, a construir un nuevo paradigma, sin violencia, con equidad, memoria, verdad y justicia.
Confiamos en que esto es posible a partir de proponérnoslo, por eso nos abrimos a ese cambio, nos abrimos a generar un espacio y una acción que se multiplique en cada participante, artista, panelista, público… nos abrimos al intercambio, a lo multidisciplinario, a valorar cada aporte, crítica, comentario… y nos abrimos también a lo que se viene, a una próxima edición en 2014 con mayor visibilidad, diversidad, crecimiento… soñando sobrevolar otros cielos.
La programación contó con valiosísimxs artistas del campo independiente y de reconocimiento popular, además tuvimos el honor de una madrina como Teresa Parodi, mujer referente en el arte y la lucha. Un cierre musical de lujo con el cantoalma de Liliana Herrero conmoviéndonos con su interpretación sensible y exquisita. La presencia de dirigentes sociales como Moira Millán, mapuche, y Marina Silva de Brasil, para hablarnos de territorio e identidad. El encuentro Tendiendo Redes para vincularnos desde nuestro haceres. El documental sobre el caso Marita Verón para seguir denunciando la red de trata. La intervención del espacio público con teatro y tambores durante la Marcha de las Escobas… y tanto más…
Hacer este Ciclo implica mucho trabajo desde la organización, que asuminos la gente del Auditorio Kraft con sus movimientos No Matarás y Mujeres con Identidad, el colectivo de acciones artísticas Mujeres de Artes Tomar y la Cía. Teatral las Chicas de Blanco, con la colaboración que tanto agradecemos de mucha gente en las áreas de sostén, artística, asistencia técnica, atención al público, gestión, etc.
Estas  líneas no tienen otra pretensión que presentar este Proyecto, despertar el deseo de acercarnos, invitando a quien lo desee a visitar la página con notas y contenidos del Ciclo en FB: http://www.facebook.com/pages/Marzo-Mujer-y-Memoria/131276687034067
Ver el video con la programación    http://vimeo.com/59671057 el de la Marcha de las escobas      http://vimeo.com/61894021  el de resumen  http://vimeo.com/62731866#    y principalmente invitar a participar, sumarse, proponer, estar en contacto y acompañarnos en este cambio social que se hace necesario e inevitable para derribar el milenario muro patriarcal de opresión. 
Todo lo que se siembra, florece… con alegría y agradecimiento, accionamos en arte y conciencia por una urgente y  bella flor.
Sandra Posadino

REESTRENO de Borde, dir. Ana Woolf y Cecilia Ruiz


Borde

de Ana Woolf





Dirección y puesta en escena
Ana Woolf / Cecilia Ruiz.

Domingos 21 hs
ANDAMIO 90 (Paraná 660)
Entrada $60.-
Sinopsis:
Una pregunta: ¿qué te mantiene vivo cuando sentís que tus esperanzas van desapareciendo una a una? El sueño. El recuerdo. La posibilidad de escapar. Partiste, te hicieron partir.  Lo último es tal vez un viaje en busca de esa tierra donde sentarte finalmente a descansar.  Fin del viaje: el borde donde se encuentran una maestra, una militante, una cacica, una abogada, un infiltrado y un escritor…



Ficha técnica

Compañía Crearte

Una maestra: Leila Schmukler.
Una militante: Vanina Garaventa.
Una cacica: Marina Cacia.
Una abogada: Julieta Brito.
Un infiltrado: Diego Schmukler.
Un escritor: Roco Saenz.

Diseño y realización de escenografía y vestuario: Analía Gaguin
Artista plástica y diseño gráfico: Heliana Ruco
Diseño de luces: Ana Woolf y Cecilia Ruiz.
Dramaturgia: Ana Woolf.

Dirección y puesta en escena: Ana Woolf / Cecilia Ruiz.

“Borde” es la opera prima de la Compañía Crearte y lleva consigo un largo proceso de investigación.  Dos años de entrenamiento para ir encontrando un lenguaje común, dos directoras provenientes de distintas escuelas, la necesidad de creer en el teatro joven y de responder escénicamente ciertos interrogantes hacen de la pieza un completo manifiesto.
Caminar al Borde es indagar en la no adaptación a modelos que se nos presentan con demasiada facilidad. Caminar al borde para buscar una identidad propia y encontrarse, así, con quienes vienen caminando al borde a lo largo de nuestra historia…

-LA PROPUESTA DRAMATÚRGICA-
Ana Woolf
         La propuesta de la dramaturgia nos cerca a otras maneras de producción de un texto dramático. Esta vez, el objetivo fue trabajar con el camino propuesto por la Antropología Teatral y su forma de acercarse al proceso creador. Toda la literatura teórica en relación a este tema puede encontrarse en los libros del director y teórico Eugenio Barba (Odin Teatret, Dinamarca) con el cual Ana Woolf ha trabajado desde hace más de 10 años.  Comenzando con un entrenamiento físico y vocal para ir encontrando un lenguaje en común nos fuimos acercando al proceso por el cual el actor/actriz crea su propio material, construye sus imágenes con el cuerpo y la voz, acerca su visión de mundo a través de su instrumento y posteriormente sus textos personales, sus inquietudes, sus interese, su visión. En un proceso posterior ese material comienza a ser elaborado como material que se utilizará para construir otro nivel de dramaturgia: la dramaturgia narrativa, que dará como resultado final un texto escrito por un lado, y un texto orgánico basado en el material elaborado ya desde la dirección, propuesto por los actores.
La puesta en escena dialoga en todos sus niveles con este nivel esencial del trabajo realizado con el cuerpo-voz del actor.
El material y los temas elegidos  tienen que ver exclusivamente con el deseo de responder escénicamente, y a través del lenguaje de nuestro oficio, a preguntas básicas que la generación de los integrantes de la Compañía se hacen cotidianamente. El lugar de cada una/o dentro de este oficio, la función de nuestro oficio en esta sociedad, la pregunta existencial y básica: a dónde voy y cuál es el precio a pagar por exponer nuestras ideas, nuestras visiones de mundo. Caminamos en este arte, caminamos y debemos seguir caminando en El borde. Pagando el precio que se deba pagar. Con esta idea los jóvenes buscaron también personajes de nuestra historia con los cuales se identificaban y a los cuales también visualizaban caminando en este borde que es tal vez el de la no adaptación a modelos que se nos presentan con demasiada facilidad. El borde y las consecuencias que ese tránsito en esa zona acarrea son parte de nuestras preguntas y el espectáculo resultante es uno de los muchos intentos de respuesta.
-VISIÓN ARTÍSTICA DE LA PUESTA EN ESCENA-
El teatro joven como un camino, Cecili Ruiz.
El espectáculo es el resultado de un trabajo de investigación que se planteó las diferentes formas de abordaje de dos directoras provenientes de técnicas diferentes y con un grupo de jóvenes con experiencia en aprendizajes teatrales.
Conformar un grupo  de trabajo que diga y hable de una manera fue lo primero. Luego comenzaron a  aparecer  los personajes, sus individualidades y la historia se fue conformando bajo la dramaturgia de Ana Woolf.
Partimos también de conformar un código común de entrenamiento, era necesario que todos entendamos y pasemos por el cuerpo la manera por la cual íbamos a contar. Además de un entrenamiento físico intenso, se trabajó mucho el entrenamiento vocal: voz cantada y hablada, como así también secuencias de acciones físicas, y de acciones de vínculo con los otros.
Trabajar con jóvenes para mí es un camino. Siendo la directora del Festival Nacional de teatro adolescente “Vamos que venimos”, hoy en su quinta edición, los objetivos de trabajar con ellos se repiten. Los jóvenes cuentan lo que hoy está sucediendo, tienen miradas propias de esta sociedad argentina y mundial que es, innegablemente diferente a la nuestra. La creación de textos, el trabajar con textos clásicos o aportados a partir de la investigación, los lleva también a una reflexión. Esa mirada es digna de escuchar, es refrescante e enriquecedora. 
Por otra parte el camino del teatro, para aquel joven que quiso tomarlo, debe saber que es un camino de investigación, de aprendizaje, de disponibilidad, de estudio y es muy bueno que puedan esforzarse en ello. También es poder investigar, interpretar, poner en reflexión y convertir en espectáculo, aquellos temas acerca de sus orígenes, sus sueños, sus miedos. 
Sus canciones son diferentes, sus voces son diferentes, sus textos son diferentes, sus acciones físicas también lo son, es todo un enorme potencial que se pone en el escenario y que, creemos, es digno de observar y disfrutar...



TRANSIT mayo-junio 2013


TRANSIT VII  


RISK, CRISIS, INVENTION


28.05 / 09.06 2013

Odin Teatret, Holstebro, Denmark



 GENERAL PROGRAMME


28-30 May 2013
Odin Teatret presented by its women
Performances, work-demonstrations and practical master classes

31 May-2 June 2013
Transit Workshops
Workshops with Ana Woolf and Lucia Sander, Jill Greenhalgh and Violeta Luna, Parvathy Baul and Roxana Pineda, Maria Porter and Raquel Carrió, Helen Chadwick and Ya-Ling Peng, Patricia Ariza assisted by Carlos Satizábal and Sofía Monsalve, Gabriella Sacco and Helen Varley Jamieson, Deborah Hunt and Brigitte Cirla.

3-4 June 2013Transit Symposiums
Symposium:
RISK, CRISIS, INVENTION - GIVING FORM: ART BETWEEN FICTION AND REALITY
Speakers: Aksana Haiko (actor and director, Belarus), Ana Woolf (actor and director, Argentina), Dijana Milosevic (director, Serbia), Dorthe Kærgaard (painter, Denmark), Helen Varley Jamieson (cyberformer, New Zealand/Germany), Jill Greenhalgh (director, Wales), Julia Varley (actor and director, UK/Denmark), Kirsten Justesen (sculptor, Denmark), Patricia Ariza (human rights activist and director, Colombia), Rossella Viti (photographer and director, Italy), Violeta Luna (performer, Mexico/USA).
 
Symposium:
RISK, CRISIS, INVENTION - BUILDING KNOWLEDGE: EXPERIENCE BETWEEN PAST AND FUTURE
Speakers: Carolina Pizarro (actor, Chile), Chiara Zamboni (philosopher, Italy), Claudia Brunetto (journalist, Italy), Cristina Castrillo (actor and director, Argentina/Switzerland), Francesca Romana Rietti (scholar, Italy/Denmark), Iben Nagel Rasmussen (actor and director, Denmark), Irina Halina Cornisteanu
(producer, Romania), Julia Varley (actor and director, UK/Denmark), Lucia Sander (senior lecturer and performer, Brazil), Merete Ipsen (Women's Museum, Denmark), Parvathy Baul (singer and storyteller, India), Raquel Carrió (dramaturg, Cuba), Selene D'Agostino (scholar, Italy/Denmark).
 
Book presentations:
Mas Caras con mascaras by Deborah Hunt, English edition; Stones of Water by Julia Varley, Legacy and Challenge by The Open Page, Voci peregrine by Cristina Castrillo.

5-9 June 2013 Festival
Performances, work-in-progress, work-demonstrations, films, lectures, meetings and workshops with: Anandavalli (Sri Lanka) - Narelle Benjamin (Australia) - Parvathy Baul (India), Ana Woolf (Argentina), Carolina Pizarro (Chile), Dah Teatar (Serbia), Dawn Albinger (Australia), Deborah Hunt (New Zealand/Puerto Rico), Estudio Teatral de Santa Clara (Cuba), Fase Tre (Brazil), Gabriella Sacco (Italy) - Helen Varley Jamieson (New Zealand), Grenland Friteater (Norway), Gilly Adams (UK) - Maria Porter (USA), Helen Chadwick (UK), Jana Korb (Czech Republic/ Germany), Jori Snell (Denmark/South Africa), Keiin Yoshimura (Japan), Kryly Halopa Theatre (Belarus), Luciana Martuchelli (Brazil), Lucia Sander (Brazil), Margaret Cameron (Australia), Odin Teatret (Denmark), Patricia Ariza (Colombia), Teater Interakt (Sweden), Teatret Om (Denmark), Teatro Atlante (Italy), Teatro delle Radici (Switzerland), Theater Unikate - Gilla Cremer (Germany), The Magdalena Project - Jill Greenhalgh (UK), Ya-Ling Peng (Taiwan), Violeta Luna (Mexico), Vocabolomacchia teatro.studio (Italy), Voix Polyphoniques (France).


Diario de cuarentena. Collage.

Diario de escritura colectiva. Collage de palabras de muchas mujeres, de diferentes oficios, de diferentes lugares, todas atravesadas por...