MANUAL DE VUELO LIBRE. Lucia Sander


Manual del  vuelo libre o el secreto de la escoba  mágica

por Lucia V. Sander
traducción Marcela Brito

Cuando llega el mes de octubre, el mes de las brujas, comienzan a llegar también mails con promociones de ventas de fantasías, de adornos. Toda una parafernalia que se usa en las fiestas del día 31 para celebrar a las hechiceras de ayer y de hoy. Como  siempre las publicidades traen la inevitable ilustración de una bruja volando por los aires en su escoba y me pregunté el porqué  de ese extraño medio de transporte aéreo y me respondí lo obvio: como mujeres, las brujas, no sólo de la Edad Media, debían tener gran familiaridad con los objetos de uso doméstico como la escoba. Siempre a mano y extremadamente versátil –espanta animal intruso, alcanza objetos de las alturas, destructora de telarañas y claro, barre piso cuantas veces sea necesario al día, dependiendo del tipo de piso y del comportamiento de los moradores. Si una escoba sirve para todo eso y más, también debería servir para pasear por los cielos en las noches de luna llena, por qué no? Volar en las alas de un dragón era cosa de hombres, de héroes, que iban y venían cuando querían, adonde querían, como querían, que ensuciaban el piso limpio tanto como se les ocurriera. No es necesario recordar que en  la Edad Media no había sido inventado el avión, ni la aspiradora, ni había nacido la Mujer Maravilla. Tenemos que admitir que a pesar de ser lentos e insuficientes,  hubieron cambios positivos, tanto en la tecnología aeroespacial como en las políticas de género.
En fin, en este octubre vine a enterarme de una investigación sobre la Edad Media que, de un modo convincente, a la vez que sorprendente y fascinante, respondió a la pregunta de porqué las brujas son representadas tradicionalmente volando montadas en una escoba.
Tal vez ustedes ya hayan leído sobre ésta investigación, más creo que bien vale contarles, aunque me disculpo por repetir cosas que tal vez ya saben. La historia comienza así: en la Edad Media, la vida en el ambiente rural y el trabajo en el campo tenían mucha importancia y había  gran interés por las plantas, por  sus propiedades y sus efectos al ser ingeridas. Los brujos, y más especialmente las brujas de aquellos tiempos,  eran consideradas  grandes conocedoras de las propiedades de las hierbas que curaban mágicamente varios tipos de enfermedades, de las más leves a las más severas. Ese saber o ese poder para curar era tomado como mágico, venía de una antigua sabiduría sobre el poder curativo de la naturaleza y se  transmitía  de madre a hija. Sabemos que las mujeres fueron las primeras parteras y hay quienes afirman que fueron las primeras curanderas o médicas y que su saber o poder de curación fue más tarde usurpado por los hombres y será siempre una cuestión de poder.
Además de producir y administrar pociones para aliviar y curar dolencias, las brujas medievales también producían otros tipos de drogas con efectos diversos, inclusive pociones alucinógenas. Según investigaciones,  con el conocimiento que poseían  les era muy fácil hacer preparados  que produjeran  efectos semejantes a las drogas modernas,  como por ejemplo el LSD.
Los ingredientes necesarios para tal alquimia eran conocidos y de fácil alcance. Algunos cultivados en sus propios canteros de hierbas como la mandrágora, la belladona, el hashish, hongos como el cucumelo  y otros. Esas sustancias eran combinadas para producir un aceite o crema que al ser aplicado surtía el mismo efecto que los alucinógenos de nuestro siglo XXI.
Pero, ¿qué tiene que ver esto con las brujas volando en escobas? Tiene mucho que ver. Ya lo verán cuando les cuente cómo y dónde utilizaban estas mujeres sus preparados. Había ciertas cremas alucinógenas que eran más eficientes al ser aplicadas sobre las membranas mucosas, preferentemente la vagina o sobre la piel de los labios donde llegaría más rápido al torrente sanguíneo. El método utilizado por las mujeres llamadas brujas consistía en aplicar la crema sobre el palo de una escoba y luego cabalgar sobre ella para, en ese proceso masturbatorio, alcanzar la sensación de estar en pleno vuelo. Esa crema pasó a ser llamada “crema para levantar vuelo”, pero de hecho, estas mujeres nunca despegaban del suelo, nunca fueron vistas volando. Pasado el efecto de las drogas describían los lugares extraños que habían visitado y que observaban desde lo alto del firmamento. La imagen que se plasmó de la bruja volando por los cielos sobre una escoba está inspirada en esta práctica de refregarse en el palo untado con alucinógenos, navegar en un mar de ilusiones y fantasía y, finalmente,  alcanzar orgasmos intensos.
Hacia el final de la Edad Media, la iglesia instituyó la caza de brujas y transformó en ritual diabólico las viejas prácticas heredadas de las generaciones anteriores. A continuación la antigua tradición chamánica de las “viajantes de la noche”… pero esta ya es otra historia.
La iglesia nunca creyó que estas mujeres volaran. La iglesia sí estaba informada sobre los alucinógenos, la masturbación, los orgasmos y fue eso lo que castigó. La sexualidad liberada de las mujeres siempre constituyó, y constituye, un serio problema para la seguridad y la perpetuación de un sistema discriminatorio y opresor en el que a nosotras, las mujeres, se nos impidió y se nos impide  volar,  volar tan alto como querramos.
La imagen de una mujer refregándose en el cabo de una escoba puede no ser tan bella, tan poética como aquella tan conocida de volar cruzando los cielos, pero tal vez sea una representación más precisa de un momento mágico. Cruzar una frontera sin permiso, aventurarse en la clandestinidad, buscar lo imposible, alcanzar el sumun del placer aún cuando el placer mismo está prohibido, requiere de coraje, audacia y mucha magia.
Aquellas brujas volaban, claro que volaban. Un vuelo libre sin cinturón de seguridad. Mientras tanto como a la mujer no le está permitido volar tuvieron que ser castigadas severamente. Eran peligrosas, muy peligrosas. Las brujas de la Edad Media, las brujas de cualquier edad, son descendientes de Eva, y como Eva, fueron y siguen siendo expulsadas del paraíso.

Outubre de 2012

MUTILACIÓN GENITAL. Sandra Machado





Em julho de 2010, foi lançado discretamente no Brasil um filme raro, pois aborda a controversa questão da Mutilação Genital Feminina (FGM, na sigla em inglês). Uma forma de violência que já mutilou aproximadamente 150 milhões de mulheres em diversos países, nações ou regiões tribais que seguem o Islamismo e suas tradições culturais e religiosas. E que também acontece entre imigrantes e seus descendentes que constituem residência permanente em países europeus, americanos, caribenhos, asiáticos e da Oceania. 

A temática permanece atualíssima e polêmica, tanto que qualquer produção midiática que toque no assunto dificilmente passará em branco ou deixará de ser boicotada, veladamente ou não. As estatísticas de organismos internacionais para a saúde atestam que, mesmo após tantos esforços contra a prática cruel, oito mil casos de FGM em meninas ocorrem, por dia, no mundo.

Para quem acha que a atrocidade é cometida somente nos países africanos ou do (Extremo ou Médio) Oriente, um “número”: somente no Reino Unido e na França, juntos, as estimativas são de que há 40 mil mutilações de jovens mulheres, anualmente.

A violência da excisão genital contra as mulheres, praticada quando ainda estão na primeira infância (normalmente entre dois e oito anos), é tão literal e terrível que ou as pessoas “sãs” evitam saber, ou a polêmica em torno de uma tradição religiosa/cultural permanece mesmo um absurdo tabu.


O filme Desert Flower   (Flor do Deserto, Alemanha, 2009) poderia muito bem ser um desses muitos contos de fadas modernos, fantasiados nas produções audiovisuais feitas para as grandes bilheterias internacionais, e que visam também a distribuição para as redes de televisão. O enredo narra a saga inacreditável, e improvável, de uma menina “sobrevivente”, filha de uma família nômade do deserto da Somália, que aos 13 anos decide dar um basta e foge da vida miserável.

A criança atravessa o deserto sozinha, chega à capital Mogadíscio e de lá parte para Londres, no Reino Unido, de onde o destino a transportará para as principais passarelas do mundo. De nômade do deserto de um dos países mais pobres – e entre os 10 mais corruptos – do mundo transforma-se em top model – uma supermodelo negra e exótica para os padrões do mundo da moda nos anos 1980.
 
A história é bem real e os laços com os contos infantis são tão superficiais quanto o são a fragilidade e a efemeridade das passarelas. E param por aí.
 
Na verdade, Flor do Deserto é sobre a decisão da modelo em interromper sua carreira, no auge da fama e dos convites pelas melhores casas de alta costura, e anunciar ao mundo ter sido vítima de uma das maiores atrocidades que se pode cometer contra as mulheres. No caso, contra meninas entre os dois e até os 10 anos de idade – entre tantas outras mais debatidas nas sociedades contemporâneas: a excisão (mutilação) genital feminina (FGM).

 O filme é permeado pela necessidade visceral da mulher em denunciar o que considera um crime (e que também o foi, mais tarde, pela ONU). O roteiro é baseado no livro homônimo, escrito em 1997, pela própria modelo Waris Dirie (em somali, seu nome significa flor do deserto, que aliás é uma flor que desabrocha nos climas mais inóspitos).

Hoje com 47 anos, Dirie é também autora de Desert Dawn (2001),   Desert Children (2005), Letter to My Mother (2007), e Black Woman, White Country (2010), livros inéditos no Brasil. A top model etíope Liya Kebede interpreta o papel de Waris Dirie no filme, que é dirigido pela norte- americana residente na Alemanha, Sherry Hormann , e co-escrito por ela e pela argumentista anglo-indiana Smita Bhide.

Ao considerarmos os interlaços com outras violências impingidas às mulheres (e/ou às crianças), essas que estão inscritas sob a égide de “tradições culturais e religiosas”, mas igualmente ou até mais brutais, pouco são debatidas ou conhecidas em países como o Brasil. Claro, não é assunto-prioridade para nossos Meios de Comunicação de Massa, ou até mesmo para alguns grupos e organizações feministas. Talvez, por se pensar que este seja um problema mais “distante”, algo que não nos tocaria diretamente. Será que não?

Todos os anos, segundo estimativas da Organização Mundial da Saúde (OMS), aproximadamente três milhões de meninas são vítimas da mutilação genital, não só em nações africanas ou nas médio-orientais, mas em pelo menos outros 28 países, mundo afora. Os dados contabilizam que aproximadamente 150 milhões de mulheres foram afetadas pela prática cruel da FGM, que segue ocorrendo na África e no Oriente Médio, e também na Ásia, na Europa, nas Américas e na Austrália.


Divulgação das campanhas da Fundação Flor do Deserto/Fundação W. Dirie: "Vítimas devem ter acesso à cirurgia reparadora"
 

A hoje bem organizada Waris Dirie Foundation/Desert Flower Foundation (Fundação Waris Dirie/Flor do Deserto) arrebanha suporte às vítimas da FGM e luta por um fim ao que ela chama de crime, por meio das redes sociais e em campanhas de apelo midiático, bem como em eventos e programas educacionais. “A mutilação feminina não tem aspectos culturais, religiosos, ou de tradição. É um crime que procura por justiça”, afirma Dirie.
 

No filme, ato da mutilação é fotografado em um crescendo de suspense, até levar o espectador saudável à náusea, inevitável para os mais sensíveis. Não é uma cena de abertura. Foi editada para a parte final da película. Antes, o roteiro e a direção engendram toda a saga de um ser humano que prefere não apenas sobreviver, mas viver e denunciar com todas as letras, apesar de suas dores e marcas profundas, físicas e psicológicas.

A edição do filme não obedece necessariamente a uma seqüência cronológica, mas é entrecortada com flashbacks e forwards na vida de Dirie. Entre licenças criativas, aprendemos desde o início sobre a sua índole cuidadosa com outros, como seu irmão mais novo ou com sua mãe, nas areias do deserto.

Sua fuga é motivada pelo eminente casamento, forçado, com um homem de 60 anos, que poderia ser seu avô. Seu pai a vende ao mercador para receber cinco camelos em troca. Dirie deixa o acampamento à noite, apenas com a roupa do corpo, sem água ou comida, e vence uma das grandes batalhas de sua vida: o deserto.

Consegue encontrar sua avó na capital somali, e esta tampouco tem recursos para mantê-la. A avó dá um jeito de mandar a menina para Londres, onde um tio serve como embaixador. Analfabeta, Waris Dirie é obrigada a submeter-se a um regime de escravidão dentro da embaixada, de onde nunca sai. Quando a Somália entra em guerra civil e o golpe de Estado muda o governo, seu tio tem que deixar o cargo. Dirie foge novamente, agora para as ruas de Londres.

A somali mal fala o inglês e tampouco lê ou escreve. Ela passa fome, dorme nos becos e lava-se em banheiros de lojas, até conseguir trabalho em uma rede de fast food . Além de lavar o chão, ali conhecerá o bem-sucedido fotógrafo de moda Terence Donovan. Com ele, faz seu primeiro trabalho como modelo – um calendário da Pirelli. Portas abertas para uma agência de moda e as passarelas.

Para evitar cair em glamour de uma possível fabulação de príncipes e princesas, a direção enxuga ao máximo os recursos técnicos de efeitos especiais, de enquadramentos e iluminação que possam favorecer superficialmente o engrandecimento da personagem, ou make-up (maquiagem) excessivos.

O sucesso de Waris Dirie como modelo pouco é narrado pelo roteiro. Quase nada se sabe sobre seus amigos e os casos de passarela. Não é esse o foco. A ênfase é dada ao instinto de sobrevivência e ao conflito interno da personagem: seguir escondendo e respeitando a “tradição” imposta pelos progenitores e conterrâneos, ou quebrar tabus e regras sociais e denunciar os abusos e crimes.


Nos países e comunidades mais pobres, ou seja, na maioria dos casos, os órgãos genitais das meninas (clitóris e lábios vaginais) são arrancados com lâminas de barbear, ou qualquer instrumento cortante – muitas vezes enferrujados, sujos – sem desinfetante e, muito menos, anestesia. O que resta da genitália é costurado, cerzido mesmo, com linha grossa e anzol, ou agulhas maiores, para se ter a certeza que a menina permanecerá virgem até ser dada, ou vendida, em casamento.

Essa é a tal tradição cultural/religiosa que argumentam os que lutam por manter a dominação e as demonstrações insanas de poder. Na prática, além das dores constantes e o desconforto até para urinar, necessidade básica de um ser vivo, esses procedimentos bárbaros, não raro, levam à morte pelas infecções e/ou hemorragias.
   
Waris Dirie, no apogeu da carreira, em 1997, choca a opinião pública com a revelação de que fora circuncidada – um termo bastante brando para a selvageria – quando tinha apenas cinco anos de idade. O ato de coragem de Dirie foi quebrar o “tabu do silêncio” de suas raízes sócio-culturais. De expor-se e ameaçar o que havia conquistado (o que fica claro não ser sua preocupação), e escrever livros sobre sua vida, detalhar o que passou e o que sabe sobre a “tradição” à imprensa mundial.

Ela iniciou, desde então, uma luta contra a FGM, inclusive, como embaixadora especial da Organização das Nações Unidas (ONU) para a erradicação da mutilação feminina, em todo o mundo. Seu livro Flor do Deserto vendeu 11 milhões de cópias, até 2009, um best seller . E o filme representou a Alemanha no Festival de Cinema de Veneza, em 2009, além de receber prêmios em outros festivais europeus.

Na cena final da produção, em que Waris Dirie discursa para os membros da Assembléia Geral da ONU, e a seguir nos créditos finais, a audiência aprende, enfim, que o tema é algo que não se pode mesmo subestimar. Em diversos países são perpetuadas as tradições bárbaras que visam a redução da mulher a uma criatura servil ao homem, impedida de ter prazer no sexo, ou no ato sexual.

 Algo que as tradições cristãs e outras religiões tentam por meio da castração psicológica há centenas anos, com a demonstração performática de poder e de força sobre o Outro (a mulher), os que praticam a FGM levam ao extremo da castração física literal. Não importa quantas meninas morram nesse processo da excisão. A prática inumana continua a ser infligida a aproximadamente oito mil crianças por dia, ainda de acordo com o site da Fundação, sediada em Viena (Áustria), onde Dirie hoje reside e é cidadã.

Quão próximos (as) estamos dessa realidade? Há até bem pouco tempo, costumava-se comentar no Brasil e em outros países latino-americanos que a pornografia, o estupro, e o abuso de crianças e adolescentes, a maioria do sexo feminino, seriam questões que tocavam mais os “tarados e desviados” europeus e (norte) americanos.

Hoje, basta abrir os jornais, revistas, portais da Internet, ou ligar a TV e o rádio, para se constatar que esses “desviados/tarados/maníacos”, e/ou espancadores e assassinos, podem estar bem ao lado, sentados em nossos sofás, aqui mesmo no Brasil ou nos países vizinhos. A diferença reside na organização e divulgação dos dados e estatísticas latino-americanos e de outros países periféricos, que ainda apresentam dificuldades de acesso à informação e à educação, em relação aos países “centrais” desenvolvidos.

Neste início de milênio, as estatísticas mostram que entre 10 e 12 mulheres são assassinadas no Brasil, diariamente. Isso sem contar os abusos e espancamentos que as tornam psicossocialmente incapazes. Em outra vertente da violência pervertida, operações realizadas pela Polícia Federal contra a pornografia infantil e o abuso de menores registram seguidos “recordes” de prisões e cumprimento de mandados de busca e apreensão de material pornográfico.
 
Os policiais federais prevêem que terão ainda muito trabalho pela frente, “nos próximos anos”. Ficamos sabendo, também, que o Brasil está em quarto lugar neste ranking terrível do abuso e pornografia infantil, atrás apenas de três países europeus já calejados nesses noticiários que remetem à ficção de horror: Alemanha, Espanha e Inglaterra.



Trailer do filme Flor do Deserto (Desert Flower, Alemanha, 2009):
  
 
Mais:
 http://www.youtube.com/watch?v=rr30EWKuSrI&feature=related 


Sandra Machado es periodista y profesora universitaria en Brasilia.
Dirige el blog da Igualdade. www.dzai.com.br



DE LA BUENA Y LA MALA VOZ... Ana Woolf



De la buena y la mala voz De aquella Magdalena

por  Ana Woolf.
  
Hay silencios buenos, y silencios malos.
¿Hay voces buenas y voces malas?

Tengo que hablar de la voz. De la voz mía o hablo de la voz de vos, ¿entendés? De la voz tuya. De la voz de tu vos. De vos y tu voz. De vos yo y esa cosa que es nuestra voz. De la voz que expresa su deseo, su opinión, su protesta, su miedo, su placer, su elección. La mía (?) ¿Siempre?

Impensable sin su opuesto: el silencio. Muchas veces me sucedió de sentirme cómoda, muy cómoda con el silencio. Me sigue sucediendo. ¡Atención! - ¡En riesgo! – me digo. Es como sentarse cuando estamos cansadas de tanto andar, en un sofá demasiado confortable, demasiado mullidito. Es como elegir callar cansadas de tanto decir sin ser escuchadas. El sillón confortable nos va absorbiendo poco a poco, nos acoge y hasta casi nos hace creer que es una buena opción. Esa. La de quedarse allí hundidas en sus acogedores almohadones, dejando que nuestro cuerpo se vaya acomodando y entrando a su regazo hasta que sin darnos cuenta nos vamos adormeciendo y así sin darnos cuenta el sofá se va convirtiendo, poco a poco, en un féretro de cristal y nosotras en las bellas Bellas Durmientes. Rodeadas de silencio. Cuesta volver a movilizar nuestros músculos luego de habernos “apoltronado”, cuesta volver a abrir la boca y emitir una palabra luego de habernos sentado en el silencio. Adormecido. Cuesta volver a emitir sonido, luego de haber pensado “está bien que sea así”, “mejor me callo”, “no vale la pena”, “lo digo después”, “igual no importa”… La caída en la tentación es peligrosa. Siempre me pregunté –luego de la caída, obvio – cuál sería mi primer sonido. ¡Cómo cuesta hablar! después…después de ese después. Y si logramos hablar, ¿cómo hablamos? ¿De qué herramientas disponemos? De un lenguaje reglamentado por un señor, no  nos olvidemos las hispanas de nuestro Don Nebrija. Y articulado también por él and mail company... Entonces me vuelvo a decir: ¡Atención! - ¡En riesgo! Es otra opción que esconde en su culo el sillón.

Magdalena y sus Magdalenas es para mí el espacio de La Voz.Y en este Sólos Ferteis se afirma aún más su relación con nuestro Origen. Voz y Origen en un Encuentro Magdalena. Voz (de un género): Voz de mujeres. Voces que nos recuerdan que tenemos la obligación de quemar los corpiños y los sillones si así lo necesitamos. Espacio en donde necesidad y obligación –de género en primer lugar - se juntan. Dialogan. Espacio que me dice: la voz es importante. Mala o buena. La voz, en cualquier estructura posible aunque sea puro sonido desarticulado pura risa puro llanto será también pura pureza, y es mejor que la opción“adormecida en el sofá”. Que la opción silencio. Que la opción: sentada acogida recibida devorada sepultada por el silencio, en el silencio.

Pero hablar implica práctica. Construcción de discurso, hasta diría de ideología. Posicionamiento ideológico y conciencia de ese posicionamiento. La elección de decir “hola” o “chau” ya es una elección que encierra una ideología detrás. Para todo eso hay que dejar salir la voz, hay que entrenar como se entrena el músculo y las articulaciones. Para eso hay que abrir la boca y dejar salir. Al inicio con el músculo y las articulaciones tal vez no muy caliente, no hace mucho que nosotras comenzamos a hablar la Historia -nuestra historia y sobre nuestra historia- y así, poco a poco, nos daremos cuenta de que ya no estamos haciendo un paso tras otro mirando con atención el terreno escabroso y empinado que pisamos, sino que empezamos a andar con más fluidez, y que de pronto se nos escapó un salto y pasamos la piedra a mitad de camino, y luego un salto y una pequeña suspensión y sobrevolamos el escollo que alguien había diseñado para nosotras allí, justo en esa parte donde se da vuelta la esquina, y así, sin darnos cuenta pero con consciencia plena, comenzamos a caminar más rápido y a saltar con más fluidez y a salticar y a correr ya sin mirar el piso y nuestra mirada se eleva porque se eleva nuestra voz con la mirada y allí vos y yo y ellas nos encontramos de pronto en vuelo y en la VOZ que se transformó en lo que pudo en cada una de nosotras, y eso que pudo canta con nuestro Origen, porque en el origen también seguramente estuvo el Verbo que fue, que es, Palabra de Mujer.

Tal vez de Magdalena. Tal vez... Sí, también de esa otra Magdalena que aún no pudo contar su Historia en alta voz.¿Te acordás?



(Escrito para Solos Férteis, Magdalena Brasilia septiembre 2012)

27 ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES 2012. Blanca Rizzo


por Blanca Rizzo 


Muchas mujeres todas juntas en Posadas (Misiones). Se habla de 20.000, se habla de 35.000. Sea la cifra que sea es  impresionante vivenciar la potencia de semejante reunión!. La marcha por las calles del centro de la ciudad fue de una fuerza energética, visual, artística y política muy poderosa. Se mezclaron mujeres con el torso desnudo con palos encendidos que llevaban en alto, con aquellas que eligieron capuchas de colores como las chicas de la banda de rock rusa que están presas, con mujeres con pañuelos que le tapaban la mitad de la cara y palos en una actitud “piquetera” y las que llevaban banderas rojas en la línea marxista. En fin!: mezcla colorida, bulliciosa, diversa.
En la plaza principal funcionaron radios alternativas donde se entrevistaba  a mujeres “que la vienen peleando” desde hace años como la mamá del joven desaparecido en democracia Luciano Arruga.
Alguien me alertó: no hay talleres sobre transgénero. Será cuestión de seguir avanzando en el abrir puertas aún dentro del encuentro.
En la presentación del libro de la comisión de género del MST “Mujer, violencia y capitalismo”, me enteré, a través de las mujeres que no pertenecen a ningún partido pero que se llaman a sí mismas “Colectivo de Acción contra la violencia de Género”, de la existencia de María Ovando, una mujer de 30 y pico de años, mamá de 12 hijos e hijas, que está presa por orden del juez Roberto Saldaña, porque se le murió una de ellas por desnutrición! La perversidad de un sistema llevado al máximo, castigar a quien vos mismo, como sistema, abandonás!. Doble castigo, doble impunidad y abandono de hecho de 11 hijos al tenerla entre rejas!. Caso emblemático  que despertó nuestra furia y nuestro estupor, ya ni siquiera nuestro asombro!
La marcha fue dejando a su paso, cual estela, cientos de intervenciones gráficas que son un capítulo aparte por su creatividad en cuanto a textos y formatos: Las ricas abortan-Las pobres mueren//Educación sexual para decidir-Anticonceptivos para no abortar- Aborto Legal para no morir//Empezá la revolución-Dejá de odiar a tu cuerpo//Tinelli proxeneta//Tu deseo importa-tu placer es urgente//Libre sexo desgenerado//Ni a lavar, ni a planchar, a la calle a luchar//Maldita normalidad//Nosotras parimos, nosotras decidimos//Descolonizate! Mi cuerpo es mío.
El último día, un rio Paraná imponente con Encarnación (Paraguay) de fondo enmarcó el anfiteatro al aire libre donde nos juntamos para decidir, por aplausómetro, donde será la próxima sede (se decidió San Juan para el 2013) y para leer las conclusiones de los talleres.
Volvimos a Baires agotadas pero con las mochilas llenas de ideas, de voces, de compromisos, de nuevas certezas y nuevas preguntas en este devenir mujer, hostigado y a la vez en lucha y escucha, en el que nos toca vivir.

Blanca, octubre 2012.




27° Encuentro Nacional de Mujeres en Posadas, Misiones. Año 2012
Taller sobre la trata de personas

Conclusiones del Movimiento:
 Habiendo destacado que la trata, junto con el tráfico de armas y de drogas, es uno de los negocios ilegales más rentables a nivel mundial y que no incluye costos fijos y denunciando que estos negociados constituyen la forma más cruel de explotación y de violencia contra los seres humanos, todas  las mujeres reunidas coincidimos en que
es necesario:
1-  Hacer efectivo el cumplimiento de la Ley 26485 de Erradicación de toda forma de violencia contra las mujeres y de la Ley 26061 de Protección integral de niños, niñas y adolescentes.

2-    Visibilizar la responsabilidad del Estado en la complicidad con los secuestros, desaparición y tortura  de las víctimas de la trata.

En este sentido, afirmamos:
-       Que, sin clientes, no hay trata.
-       Que, se requiere de campañas permanentes de información sobre estos crímenes dirigidas a toda la ciudadanía en todos los medios de comunicación ya que conocer el modus operandi de estas redes criminales, advertir a todos los habitantes de nuestro país, despertar la conciencia y la solidaridad son herramientas eficaces de prevención.
-        Que, es imperioso que se termine con la masificación y naturalización de la trata de personas y la prostitución generando conciencia a través de todos los medios de comunicación  y de la educación en todos sus niveles  haciendo así efectivas las políticas de prevención en todos los ámbitos de la ciudadanía.


3-    Realizar un relevamiento y registro oficial a nivel nacional sobre las personas desaparecidas estableciendo cifras, fechas e información necesarias no solamente para combatir este tipo de delitos sino también para posibilitar el hallazgo de personas desaparecidas.
4-     Desmantelar todas las redes de trata.
Denunciamos, en consecuencia, que los principales responsables del sostenimiento de las redes de trata se encuentran entre miembros del Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, tanto del Gobierno Nacional como de los Gobiernos Provinciales incluyendo las fuerzas de seguridad. Por lo tanto, hacemos un llamado a la solidaridad y al compromiso invocando a todos los gobernantes y funcionarios públicos para que adhieran a esta causa.

5-   Crear el presupuesto necesario para garantizar las políticas públicas referidas a luchar contra la trata de personas. La creación del presupuesto deberá estar a cargo del Gobierno Nacional.

6-      Sancionar una ley contra la trata de personas que contemple:

-          La protección en cuanto a su seguridad de todas las víctimas, familias y testigos involucrados.
-   La necesidad de que los operativos de allanamientos y de desmantelamiento de lugares denunciados o sospechados de trata de personas incluyan a representantes de organizaciones de mujeres que luchan contra este delito con el objetivo de hacer ágil y transparente dicho accionar ejerciendo un control que evite posibles preavisos a quienes regentean prostíbulos.
-          La eliminación de la figura de consentimiento, tanto sea la víctima mayor como menor de edad.
-          La ampliación de las penas para los proxenetas.
-         La expropiación de los bienes de los proxenetas. Dicha expropiación contribuiría a impedir que estos negociados ilícitos e inhumanos se restablezcan bajo otros nombres y, al mismo tiempo, los fondos obtenidos a partir de las expropiaciones se deberán destinar la creación de refugios para las víctimas y la asistencia profesional (legal, médica, psicológica, etc.) de las mismas.
-          El asesoramiento legal, médico, psicológico garantizado por el sistema público hacia las víctimas y sus familiares.
-    Contención de las víctimas rescatadas a través de acompañamiento terapéutico – médico y psicológico - subsidios, capacitaciones rentadas y todo lo que fuere necesario tendiente a  la recuperación de la salud de las mismas y a la formación educativa  que posibilite una futura reinserción laboral.

OTRAS CONCLUSIONES SURGIDAS EN EL MISMO TALLER
A)     Exigimos la inmediata liberación de María Ovando, detenida en el Penal de Mujeres de Villa Lanús, desde el mes de abril de 2011 (ver planilla de firmas)
B)     Reclamamos Juicio Político al Juez Roberto Saldaña, responsable de esta  condena y de la criminalización de otras mujeres, que como María Ovando son víctimas de la marginalidad y de la extrema pobreza.
C)     Adhesión a la Ley de Emergencia Nacional por violencia sexual, de género y doméstica.




LA PÁGINA EN BLANCO. Natalia Marcet


por Natalia Marcet


El siguiente es un intento de transcripción de aquello que mis palabras trataron de tejer en la Conferencia, La Página en blanco, durante Solos Ferteis 2012, en Brasilia, el 12 de setiembre. Compartimos la mesa con Anita Mosca, Dora Galesso, Lucia Sander, Julia Varley, entre otras.

La página en blanco

La página en blanco siempre fue para mí, desde la infancia, el espacio donde me podía desplegar, zambullir. El lugar donde desde niña, invento los mundos donde quiero vivir.
Yo no voy a hablar de la palabra escrita en términos de Arte o Literatura. Para eso ha estado Lucia, Dora, quienes con mucha más sabiduría han sembrado interrogantes incontestables, hoy por hoy para mí.
Voy a hablar desde donde puedo. De los distintos caminos que las distintas Natalias que soy, que fui y que seré, han tomado para, a través de la palabra escrita, intentar estar más cerca de la vida .
Pareciera ser que dentro de mi práctica han existido dos linajes de palabra escrita que parecieran no entrecruzarse. 
Uno existió desde siempre: tema libre... la página en blanco como espacio de expresión… como puro desplegar de un inconsciente indiferenciado.
Dentro de este ítem, encuentro: cajones de poesía, diario íntimo, secretos personales, secretos familiares, escenas vividas, escenas fantaseadas, cartas de amor no enviadas, contestaciones inteligentes a aquellos que nos dejaron colgadas, y ante su ausencia no pudimos decir. Aquello que vivo.  Aquello que hubiera querido vivir. Aquello que veo y no digo. Aquello que veo y no lo digo porque si lo veo soy considerada loca. Aquello que no es tolerable a la escucha del otro ni a mi conciencia.

Por otro lado, la palabra escrita de lo que debo. La página en blanco con prescripción externa. Aquí, por ejemplo, entraron las redacciones escolares. Discursos escolares. Y, a partir de cierto momento de mi vida donde realicé un tratamiento de desórdenes de alimentación, el paso a la legalidad: Cuaderno de Logros, Cuaderno de pedido de ayuda. Cuaderno de comidas: la entrada en la legalidad. LEY-ORDEN. CONTROL.
En el CUADERNO DE LOGROS, yo debía anotar lo que los terapeutas me decían eran mis avances en el camino de entrada a la legalidad. ¿Eran mis logros? No lo creo. Era lo que me decían que eran mis logros. Dicen que por una emisión propioceptiva, cuando una escribe en palabra manuscrita, fija lo que escribió como aprendizaje. Pareciera ser que el fluido de la letra manuscrita se escribe por sensación propioceptiva en los surcos del cerebro. Así, yo fijaría el LOGRO y no lo perdería más. En el CUADERNO DE PEDIDOS DE AYUDA, debía anotar todos los llamados que había hecho durante el día, pidiendo ayuda a mis compañeras de tratamiento para afrontar las dificultades cotidianas ligadas a la sintomatología. ¿Una descripción fenomenológica? No. Un inventario de nombres a quienes había llamado para poder cumplir con la media de comunicaciones diarias consideradas saludables. En el CUADERNO DE ALIMENTACIÓN  llevaba el registro de la comida que se me daba, para cumplir con ese orden que, según me informaban, de tanto cumplirlo (repeteee repetee) se iba a introyectar en mi persona generando un ORDEN PRIMORDIAL PARA TODOS LOS ÓRDENES DE LA VIDA. En este caso si yo no hacia lo que otros consideraban era la medida de mi hambre la palabra denunciaba mi infracción: LA PALABRA POLICIA
¿Era ésta mi palabra o era la otra?
En todo caso, heredera de linaje de chismeríos, articulados hasta el detalle, siempre me guiaron algunas prescripciones tales como: "que lo que escribas sea como una cámara que cuenta en detalles lo que viviste armándolo como película en la mente de quien te lee , en la imaginación de quien te escucha", o: "sólo se trata de escuchar y organizar…hay mucha más información disponible alrededor."
Pero…¿era ésta mi palabra o la otra? ¿Dónde estaba yo?
¿Dónde estoy?.
Pareciera ser que la intersección se produjo el día en que necesité contar, ANOTAR EN MI CUADERNO DE LOGROS, MI LOGRO:  una experiencia de pasaje, inédita en mis vivencias. El día que distinguí, por primera vez en mi vida, la diferencia entre HAMBRE Y SACIEDAD. Luego de compartir 4 sandwiches de miga en un picnic donde me estaba divirtiendo mucho, con mis amigas y amigos, me sentí SACIADA. Ahí mi cuerpo comprendió, la diferencia entre SACIARSE Y ATORARSE. ENTRE COMER Y DEVORAR.
Necesitaba fijarlo. Y lo escribí. Lo grabé. Lo fijé. Lo aprendí.
Era ésta mi palabra ¿Es ésta? ¿Es la otra?
Todas mis palabras escritas volcadas en la página en blanco son mis  palabras.
Una página en blanco que me invita a zambullir y desplegar todo aquello que no puedo decir
Una página en blanco que me permite dejar salir esas palabras que, ya sea volcando lo que no puedo decir, me buscan, me encuentran, y me traen todos los días, un poco más, del lado de la vida .



EN QUÉ ANDAMOS

Ana Woolf

Estreno los sábados de noviembre espectaculo Borde


con la Compañía Crearte. Teatro Andamio '90

.
Primer proyecto teatral de carácter profesional para un grupo de


jóvenes actrices y actores


Direccion Cecilia Ruiz, Ana Woolf


Dramaturgia: Ana Woolf


Escenografia: Analia Gauguin





Ana comenzó los ensayos en Florianópolis con la actriz brasilera

Glaucia Grigolo. Glaucia es una de las organizadoras responsables


del Magdalena Vertice (Florianopolis). El espectáculo se llamará

  
Los caminos de la vida y tiene fecha de estreno prevista para marzo 2013.

Flores arrancadas a la niebla con Natalia Marcet y Cecilia Ruiz, dirección Ana Woolf, realizó su ultima función de este año en el Teatro Andamio '90. Comienza ahora un período de giras nacionales e internacionales.



Me amé, no me di cuenta con Laura D´Anna, dirección Ana Woolf. Preestreno diciembre de 2012


Sabrina Califano, Marcela Brito, Viviana Posincovich y Laura D´Anna

 andan llevando HUMANAS por La Matanza: Feria del libro de Virrey del Pino, Cierre de Jornadas de Historia en UNLAM, Biblioteca de Tapiales.






Laura D´Anna estrenó CANTAR HISTORIAS, un espectáculo de composiciones musicales contemporáneas con dirección musical de Marcelo Delgado. ESTRENO domingo 7 de octubre en Hasta Trilce
Domingos de octubre, Maza 177, CABA.





NATALIA MARCET


25 de octubre. GORDAS. Centro Cultural Candilejas. 
Auspiciado por la dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Navarro. Funcion gratuita para escuelas.

25 de octubre: MONDONGA. Jardin 902 y Las Marianas. En  el marco de los festejos del Día de la Familia.


En preparación Sólo los giles mueren de amor, Texto de Cesar Brie. Actúa Pablo Rojas. Dirección Natalia Marcet. Estreno: Marzo de 2013.

Feliz 2020