MUJERES SINGULARES I: Tainá Barreto

foto: Gerusa Ansiliero


Por Marcela Brito y Laura D´Anna

Guarda  sonhos

Así se llama el espectáculo de Tainá Barreto, un unipersonal que desborda poesía. Y que fue concebido a partir de la investigación corporal que hace dialogar danzas del nordeste brasilero, como Frevo y Cavalo Marinho, con la danza contemporánea. Sentimos como que revivíamos un sueño cuando la vimos saltar y gritar como una nena loca de alegría al descubrir una interminable fila de paraguitas...
Y ya conocíamos a Tainá, porque cuando vimos su espectáculo, el jueves, 5to días de Festival, ya habíamos hecho su seminario "Cavalo marinho y el cuerpo en la escena".


El seminario
¿Qué es Cavalo Marinho??? Es una danza del Nordeste, al igual que Frevo o Maracatú. El seminario consistia en partir de elementos de Cavalo marinho y abrir caminos para una exploración refinada del cuerpo, un trabajo de danza, juego, presencia escénica, pulso, energía, etc.




Aquí va un pequeño reportaje que le hicimos mientras degustábamos unas ricuras de chocolate y un aromante cafecito, y esperábamos que se hicieran las 17 hs para ver una de las cinco obras que nos tenían programadas en ese día.

-¿Venís de la danza?
-Vengo de una familia de músicos y actores. Mi papá es actor y director de teatro. Mi mamá es música. Yo empecé con el teatro. Tengo una deformación en la columna, de nacimiento, las vértebras de mi cuello están clavadas, como si fueran una sola, como si estuvieran pegadas. No tengo movilidad allí. Desde pequeña hice ballet clásico para crear espacio entre las vértebras. Toda mi infancia y adolescencia. Pero fue un poco frustrante saber que no iba a ser una buena bailarina clásica, ya que mi cuello no era de bailarina. Y dejé. Y estuve un largo tiempo deseperanzada. Después empezaron a aparecer otras cosas, otras danzas, y entendí que el mundo no era sólo el ballet clásico, y volví a bailar.

-¿Cuántos años tenías cuando descubriste eso?
Cuando volvía a bailar tenía 19 años. A esa edad empecé la facultad de danza en Campinas. Conocí también el grupo de teatro Lume. A la par que trabajaba con el grupo de investigación de la facultad empecé a buscar por mi cuenta otras danzas tradicionales, y a investigar otras cosas relacionadas con ellas. En la facultad yo tenía mucha danza contemporànea, mucho ballet… Cuando descubrí cavalo marinho y esas otras danzas descubrí la variedad, otros colores. Todo era muy bonito. Y yo quería eso. Empecé por querer bailar frevo, fui para bailar frevo, para aprenderlo, para incorporarlo. Y cuando fui a Pernambuco, empecé a ver que todas esas danzas tenían mucho que ver con el entorno, estaban muy imbrincadas en la realidad que se vivía. Eran danzas fueron practicadas por antiguos esclavos, que hoy son trabajadores con condiciones muy duras, casi esclavos. Y es en este contexto que se baila cavalo marinho, una danza que incluye el teatro, danza, música y la poesía

-Lo que nos fascinó en tu seminario fue cómo nos hiciste bailar una danza “lejana” que hicimos propia. Nos interesó la “deconstrucción” que hiciste de esa danza de manera de acercárnosla.
Experimenté eso en varios seminarios hasta llegar aquí. Cavalo marinho en sí es una danza muy difícil. Mi objetivo no es que las personas aprendan sus dinámicas corporales en apenas un seminario. Yo, junto a mis compañeros del Grupo Peleja, experimentamos muchas maneras de dar este seminario. Nuestro objetivo NO es enseñar la danza y la corporeidad de cavalo marinho tal como ella es, pero SÍ presentar algunos principios generales y elementos técnicos de esta danza, que pueden ser aprovechados en la práctica corporal de bailarines y actores. Así, el seminario tiene por objetivos ofrecer a los alumnos la experiencia del juego y del “hacer jugando”, la incorporación de un pulso. La precisión corporal, etc.
Creo también que la experiencia como profesora de danza me ayuda bastante en esta parte didáctica. Es preciso tener cierta sensibilidad para comprender las necesidades y dificultades de cada grupo de alumnos, para saber conducir cada situación. El grupo de ustedes en Vértice fue bastante especial!

- ¿Ustedes, los del grupo Peleja, tienen una escuela en Olinda?
No es exactamente una escuela, es una sala de danza en mi casa, en la planta baja. Hacemos seminarios esporádicamente. Invitamos también a otra gente de otros lugares. Yo, personalmente, justo este año estuve por muchos lados, en giras. En Olinda tenemos lo que se llama el Casarao Peleja. www.casaraopeleja.blogspot.com

- ¿Cuál es el origen de estas danzas?
Lo nuestro no es una pesquisa histórica. Pero sí sé que es una mezcla de muchas influencias.
El Cavalo Marinho se origina en las senzalas (morada de los esclavos en los ingenios y facendas de Brasil), es una expresión dramática de antiguos esclavos y actuales trabajadores rurales del estado de Pernambuco, en Brasil. Es cierto que tiene muchas influencias: podemos observar elementos del teatro de calle con máscaras (posible influencia de la Commedia dellarte), música árabe (por la presencia de la rabeca – un tipo de violín rústico), el enredo del Bumba-meu-Boi (manifestación tradicional del Norte de Brasil) y la mezcla de elementos de muchas otras danzas brasileñas. No podemos decir con certeza cómo surgieron todos los elementos que componen el Cavalo Marinho ni situar históricamente su evolución. Pero el Cavalo Marinho, como toda manifestación popular, es una expresión artística bastante dinámica, que siempre se actualiza y mantiene un diálogo constante con los hechos de la actualidad y con otras manifestaciones artísticas.   

¿Cómo surgió, como una danza, primero, o como una música?
Todo junto, y con mucha fuerza. Lo que primero me llamó la atención, puesto que soy bailarina, fue la danza. Y dije, ¡guau!, ¿qué es eso!?? Y me quedé muy impresionada. De todo. De la complejidad, de la situación, de la música…

¿Cómo es un compás?
De cavalho marino es principalmente un baion, como lo es de muchas danzas en Brasil. No es 1 2 3 4
Es Eh 1 2 eh 1 2 eh 1 2

-¿Sos la primera que “descubre”, que estudia, estas danzas?

No. Primero, yo soy un grupo, el Grupo Peleja. Pero antes hubo muchos otros. Todas las personas que ustedes vieron en el film que les pasé en el seminario son personas que vienen trabajando desde antes que yo. Con toda esa experiencia, que es muy fuerte, de todas esas personas, es que yo me nutro. El video que vimos en el seminario se llama Munganga, y aborda justamente ese puente que se estableció entre algunos artistas de danza y teatro que investigan el Cavalo Marinho y los propios intérpretes de Cavalo Marinho, mostrando que este diálogo ha generado estéticas interesantes para la danza y el teatro contemporáneo en Brasil.
Para ver el video Munganga: http://youtu.be/QH8hrCO3j40

Mi marido está dentro del grupo que empezó a investigar estas danzas. Cuando llegamos dijimos "vamos a quedarnos un año en Pernambuco", y terminamos quedándonos a vivir.

La pregunta era cómo esas cualidades de cavalho marino podían liberar mis propias cualidades como bailarina. Y hacer otra danza. A partir de la tensión entre unas y otra. Y ese trabajo específicamente se ve en mi solo. Todas esa experiencia mía esta volcada allí.

En tu unioersonal, Guardo sonhos, ¿vos misma te dirigiste?
Sí, yo lo creé y lo dirigí. Y el compositor musical, que es bailarín también, y también aparece en el film es Helder Vasconcelos

- ¿Y vas a continuar con este nuevo lenguaje? porque creaste una nueva danza, ¿nos es cierto?

Sí, sí, pero no creo que haya creado una danza, creé un espectáculo: Guarda sueños.

Foto: Gerusa Ansiliero

Para saber más de Tainá Barreto y del Grupo Peleja:  www.grupopeleja.com

Para saber más de Tainá Barreto y del Grupo Peleja: www.grupopeleja.com




Tainá dando el seminario de Cavalo Marinho en Vértice

MUJERES SINGULARES II: Ana Geniso


por Natalia Marcet

Cuando lo escuché, no pude dar crédito a lo que oía. Pero así era. Tal y como lo contaban. Ella, violinista. El…un "progre". La imposibilidad de aceptar la realidad, lo llevó a romper los instrumentos con los que ella trabaja... Ella no se quedó callada. Ella habló. El pueblo y los artistas se solidarizaron...
Su nombre: Ana Geniso, violinista.

He aquí las preguntas que virtualmente hice y ella contestó:

- Contanos quién sos, a qué te dedicas...
Mi nombre es Ana Regina Geniso. Soy violinista profesional. Toco en la Orquesta Sinfónica Municipal de la ciudad de Mar del Plata desde 1997. También tengo alumnos de violín.

- ¿Qué pasó?

Hace 13 años que estoy casada con el padre de mis hijos (Micaela de 12 años y Timoteo de 9)
Casi desde el primer momento fui víctima de violencia psicológica por parte de él. Casi nunca
trabajó en todos estos años y siempre fue una persona dominante y conflictiva. Teníamos muy
mala relación y en casa el ambiente era muy denso. Cuando le propuse la separación definitiva en diciembre pasado (antes lo había hecho muchas veces pero sin la firmeza necesaria), él se puso muy mal por no querer aceptar que lo nuestro estaba terminado. A raíz de eso las cosas se pusieron peor y el 27 de febrero le hice denuncia por maltrato con exclusión de hogar y restricción de acercamiento en la comisaría de la mujer. El estuvo en lo de la madre durante dos meses y, al cabo de ese tiempo, volvió a casa diciendo que no tenía donde ir. Yo, en esos dos meses, cambié las cerraduras de la casa.
Lo dejé volver con la condición que en tres meses se tenía que ubicar (trabajo y vivienda) El me prometió vivir en paz y no molestarme, cosa que cumplió los primeros días, pero luego todo volvió a ser como antes.
El 28 de mayo no aguanté más y en un momento que él salió, fui a hacer otra denuncia con una nueva restricción. Le avisé que no volviera. Pero él fue igual a casa y entró rompiendo la ventana de mi dormitorio.
Destrozó tres violines (por un valor total de quince mil dólares). Cuando llegué a casa dos horas después con mis hijos me encontré con el piso de mi dormitorio lleno de pedazos de madera. Fue horrible.
Mis hijos quedaron shockeados. Mica también toca el violín. Al otro día hice denuncia en la comisaría de mi barrio por los destrozos. Y desde entonces él está con restricción de acercamiento. Estoy esperando audiencia con el juez del tribunal de familia. Tengo abogada y mis hijos y yo empezamos terapia con un psicólogo especialista en violencia familiar.

- Contanos sobre la movida que organizó la gente en forma solidaria 

Mi idea de subir las fotos al facebook fue solo para compartir mi dolor y que todos los que me conocen supieran lo que me había pasado. Nunca pensé que se iba a generar todo esto. Lo empezaron mis alumnos, conocidos, amigos y luego se fueron sumando agrupaciones que defienden derechos de la mujer, y muchos artistas marplatenses.

- ¿Qué modificó y qué reafirmó, lo sucedido en tu vida? 

Me di cuenta que el pueblo marplatense es muy solidario. Que hay mucha gente que me quiere (mucha más de la que yo pensaba) y esto me ha dado fuerzas para seguir adelante a pesar del dolor de semejante pérdida, que es muy grande tanto económica como afectiva.

También gracias a la terapia entendí que NADIE tiene derecho a maltratarme y que no sirve callar, tapar, defender y negar algo así. Hay que hablar y pedir ayuda. Yo siempre pensé que nadie me iba a poder ayudar y que me tenía que aguantar un hombre que yo había elegido para casarme, aunque ese hombre me hiciera daño. NO ES ASÍ. Siempre me costó reconocer que me había equivocado y que tenía que bancarme la frustraciòn de un divorcio, pero que era preferible eso y no quizás terminar muerta o dando un ejemplo de vida horrible para mis hijos. Por suerte pude decir BASTA.


HUMANAS



Historia de esta dramaturgia                                               Foto: Fiorella Corona
por Laura D´Anna


Los pasos encontrados
Primero una sigue un impulso, una intuición. Es convocada. Convoca. Acompaña, mira, propone, disfruta. Conduce el barco con todo el cuerpo. Las pequeñas libretas llenas de anotacionens se amontonan. Las ideas. Las danzas. Los cantos.
Al principio, no saber adónde vamos. Pero viajamos.
Aparece el primer sueño revelador: hablar de la  propia vida perdida. Ahora bien, la vida perdida ¿no está acaso perdida?, ¿cuál era yo cuando me perdí?
¿Tendrá que ver con el destino…?

Después, una certeza insiste: se trata de lo que hay que enterrar y de lo que hay que resucitar. Porque hay que salir de la esfinge. Hay que actuar.
Para dar coraje, para juntar los huesos.

Hubo caminos o técnicas mayeúticas: secuencias de acciones con el cuerpo y con la voz. Mantras sonoros, danzas. Ejercicios de impulsos. El trabajo de las acciones físicas.
Trabajo con la voz, con el sonido, con el ritual.

Encuentro con la esfinge
Una mujer en busca de. Vagabunda, perdida, campesina. Una mujer viajera en el tiempo, dentro de sí. Atrapada en el tiempo, enojada, peleando. Escribe la historia pegando los restos, los despojos, los fragmentos, lo que queda de ella. Con tinta, con sangre, con bilis, con lágrima.
Otra mujer buscada. La juntan. Literalmente, la levantan del suelo, y sin apearse del caballo. La llevan a cruzar la frontera. Se queda del otro lado,
atrapada, perdida, desaparecida. Esta mujer tiene mucho para contar, pero no ha contado. Resucita, se transforma, elige.
A las dos las separa el tiempo. Ambas vienen desde el fondo de la historia, del inconsciente de país, de la ausencia de relatos.

El mito de la cautiva
Una cruza la frontera y se queda del otro lado. La otra vive en la frontera, siempre.
Definiciones de Todorov: bárbaro es el que no reconoce la plena humanidad del otro. Civilizado es el que reconoce plenamente la humanidad del otro aún cuando el otro sea diferente de sí.
Lo que nos queda: abrirse a lo otro que uno. El movimiento hacia el otro
Y apareció el mito de la cautiva (¿inconsciente colectivo?). En esta madeja infinita descubrimos un hilo que nos une a nosotras y nos compromete. Mito “importante”, constitutivo de nuestro país en el siglo XIX.
 “El lugar de la memoria es como un templo… Me acerco a las cautivas con la certeza de que todo es simbólico y significante, hasta el silencio que las rodea.”[1]
Leimos a Borges y a Aira, a Echeverría y a Mansilla. A Susana Rotker. A varias otras mujeres que también se dedicaron al tema y nos dieron alas[2]. Olga Orozco y Alfonsina Storni. Clarissa Pinkola Estés.
Textos que generaron un entramado dramatúrgico para contar una historia (o dos): una mujer que se recupera y otra que sigue muriendo. Una, cautiva, y otra, guerrera. Como en un tiempo sin tiempo una se descubre y se libera. Y otra lucha sin tregua, ¿hasta morir?
Salir del paradigma de mujer víctima para concentrarnos en mujer buscadora, pensadora, autónoma, como una humana puede llegar a ser. Libre.
Elegir la propia vida, esa es la pregunta.
                                 

[1] Susana Rotker, Cautivas, olvidos y memoria en la Argentina, Ariel, Buenos Aires, 1999.
[2] María A. Semilla Durán.  “Variaciones y recurrencias. El eterno retorno del mito de la cautiva en la literatura argentina” (Université Lumière Lyon 2); Lea Fletcher (compiladora) MUJERES Y CULTURA EN LA ARGENTINA DEL SIGLO XIX, Feminaria,
[3] Jorge Luis Borges (El guerrero y la cautiva), César Aira (Ema, la cautiva), Esteban Echeverría (La Cautiva), Lucio V. Mansilla (Una excursión a los indios ranqueles), Pinkola Estés (Mujeres que corren con los lobos), Alfonsina Storni (Irremediablemente), Olga Orozco (Juegos Peligrosos)





Los domingos 5 y 12 de agosto, a las 20 hs.

se presenta en Travesía Teatro (El Macurú 162, Bo. Alas, Ciudad Evita)



h u m a n a s,  con Sabrina Califano y Marcela Brito.



Arte visual y vestuario: Viviana Posincovich. 

Asistencia y producción artística: Sandra Califano.

Dirección musical y arreglos: Sebastián Camacho.

 Dramaturgia y dirección: Laura D´Anna.



ACERCA DE VÉRTICE Festival Magda en Floripa


POSTALES DE ARGENTINA EN FLORIPA



No más llegar y ver el mar. Y encontrarse. Y hacer teatro. Y compartir. Seminarios, espectáculos, impresiones, caminatas, silencios, danzas. Conocer a muchas mujeres haciendo cosas hermosas por el mundo. Muchas voces de muchos colores. Y muchos colores que me gritan y me susurran... 

El silencio de Jill Greenhalgh

El seminario de Jill consistió en desentrañar como actrices (mujeres) cuáles son las fuerzas que se ponen en juego para "ocupar un espacio -elegido- con autoridad
Se llamó La amenaza del silencio. Empezó con un silencio de 14 minutos. No pudo ser más porque sonó un fucking celular de alguna despistada (yo no fui esta vez)
También terminó, azarosamente, con unos minutos de silencio. Genial. Fue una experiencia simple y profunda, de la que una no sale indemne.
Jill hablando en inglés, Naomí Silman (payasa deliciosa) traduciendo en portugués. Cada lengua me habla en un color distinto, y yo sintonizo.
Propuso una lectura. Susan Sontag, Estéticas del silencio.
Éramos muchas.  Propuso una danza cuadrada, con pocos movimientos. Con la oportunidad de liderar a otras, la obligación de seguir, o quedarse quietas.
Estar al borde del abismo y no caer.
Ocupar el espacio con autoridad y no huir. Don´t run away! 
Saber regalar. 




La brincadeira de Tainá Barreto

Además de lo que expresamos en la nota (Ver Mujeres Singulares I), quiero agregar que fue una aventura corporal. Difícil. O fácil, si una intenta simplemente salirse de sí misma, cambiar el "cuerpo". Desestructurarse. Y de pronto bailar con el torso inclinado, quieto, y dejar el timón a las rodillas, al peso y la presencia desde las caderas para abajo. Y es tan contagiosa, la mestra, Tainá-Tainá! 


Algunas de las voce
de Julia, que pide riesgo, que no nos quedemos en el lugar seguro. La autoridad viene si uno se adentra en el no saber, en la inseguridad.
de Maysa Lepique, que nos cuenta de su grupo Atuadoras en San Pablo, de su proyecto Escena y poesía femeninas donde se reconocen "actuadoras" en la lucha a través del arte. 
de Leticia Olivares y su grupo de San Pablo, y su trabajo con mujeres de la tercera edad
Paola Vellucci y su deseo de hacer un Festival Magdalena en Río
Michelle Racy y sus amigas, y su trabajo con prostitutas en Riberao Preto
del grupo de Brasilia, Luciana Martucheli y cía, trabajadores incansables
y tantas voces 

Otros colores gritando
El verdadero miedo es a nuestra belleza
Algunas tienen conciencia de que son sabias, otras no.
Este es un nuevo espacio de fertilidad

GRACIAS, MUCHAS GRACIAS,queridas (y queridos) responsables de Vértice: Marisa Naspolini, Bárbara Biscaro, Glaucia Grigolo, Mónica Siedler, Cleide de Oliveira, Nilce Silva, Wagner Monthero, Marco Ribeiro, Roberto Freitas, Claudia Venturi, Daniel Olivetto, Fabiana Lazzari, Gerusa Ansiliero...





CAUTIVAS NUNCA MÁS




Tiene el agrado de invitar a Ud. a la disertación sobre el tema “Trata de Personas” que ofrecerán: la Diputada Nacional Graciela Ocaña, el Dr. Mario Ganora, Dra. Diana Maffía y la Dra. Ana María Capolupo de Durañona y Vedia, el día  jueves  2 de agosto de 2012 a las 18:45 Hs. en el  Club Unione e Benevolenza.
Tte. Gral. J. D. Perón 1372 – C.A.B.A.

Como Agora Americana pretende ser un espacio de participación, al término del evento se ofrecerá un ágape cuyo objetivo es el de generar el intercambio de opiniones entre invitados y disertantes.

La actividad es libre y gratuita, esperando contar con su presencia mediante la confirmación a ésta invitación.


Dr. Valentín G. Thompson
Presidente

Dr. Alberto Schvarzer
Vicepresidente


Agora Americana
Un espacio para pensar sin condicionamientos. La posibilidad de desaprender todo aquello que ha cargado nuestra vida de equívocos. Un cambio de paradigma.

El Ágora Americana quiere analizar los temas del debate público desde enfoques más sutiles y profundos. Plantea incorporar temas que no son vistos como prioritarios en la agenda de la política.

Vivir el Ágora es más que ejercer la ciudadanía, es concientizar el poder del individuo, para desbaratar los mecanismos de coacción que nos convierten en masa, en el sentido más peyorativo del término.

Ágora es el interés social y filantrópico, una vez que se ha logrado ser humano, demasiado humano: comprender que el equilibrio interno deviene de la Conciencia, que implica ver más allá de lo que nos enseñaron o creíamos.

Ágora no entiende lo social como el mal menor para un orden caótico (que es el modelo de nuestras sociedades). Ágora plantea que no puede haber sociedades libres sin individuos libres.

Ágora Americana es también la búsqueda de nuestra identidad cultural, no en falsos subjetivismos ideológicos, sino en la convicción de que debemos revisar el pasado, no como mero revisionismo (que es otra forma de convalidar desde un aparente nuevo enfoque, los arbitrarios sucesos amañados a los que se llama historia), sino conectar con raíces que traspasan el tiempo y lo étnico y nos unen a un devenir que es una verdadera aproximación al origen.

Ágora como poder de lo colectivo, a partir de la fuerza otorgada por la transformación de los eslabones que lo integran; es decir, el ser humano en su búsqueda y destino individual. Ágora que privilegia lo cualitativo sobre lo cuantitativo, porque entiende que el todo no es la suma de las partes, sino la proyección global de cada identidad individual.

Desde el Ágora Americana nos proponemos descubrir un continente, que no es ninguna masa de tierra, sino el infinito inconsciente de cada persona. Porque ningún análisis social, político y cultural, es profundo, si primero no comprende el alma humana, lo insondable que existe en cada una de las personas en forma individual y que modifica en forma decisiva el devenir social.

Ágora Americana es, en definitiva, conectar con el misterio de la existencia, porque todos los males modernos, son producto de la negación de lo trascendente, cualquiera sea el entendimiento que tenga cada uno de este concepto.

Ágora Americana buscará que se entienda que en el tratamiento banal que se le dan a los temas de actualidad, se esconde el sentido de todos los males que experimentamos como sociedad. Por eso no nos planteamos fines mezquinos de posicionamiento ideológico, sino la búsqueda sin prejuicios ni condicionamientos de lo que es real, sin la subjetividad mediática imperante o prejuicios morales.

En definitiva, disipar las tinieblas de las medias verdades, de los enfoque interesados, de la búsqueda de finalidades por inducción, para dar lugar a la Luz de la Conciencia, que es la aceptación de lo que es como tal, a partir de una mirada inocente y sin prismas.

EN QUÉ ANDAMOS

Marcela Brito, Sabrina Califano y Laura D´Anna


h u m a n a s

Los domingos 5 y 12 de agosto, a las 20 hs.
se presenta en Travesía Teatro (El Macurú 162, Bo. Alas, Ciudad Evita)
h u m a n a s,  con Sabrina Califano y Marcela Brito.
Dramaturgia y dirección: Laura D´Anna.
Arte visual y vestuario: Viviana Posincovich. Asistencia y producción artística: Sandra Califano. Dirección musical y arreglos: Sebastián Camacho.


Ana Woolf


Blanca Rizzo

Blanca participará con la performer brasileña el día sabado 4 de agosto  como lo señala el afiche y por supuesto nos invita. Su participación girará en torno a la riquisima experiencia del grupo creado por ella con el impulso de su anterior grupo Quarks y que se mantuvo desde el 2007 al 2009:  El Entre-grupo de investigación y producción performática en espacios no convencionales.
Cómo nació, cómo fue la manera de trabajar en grupo, cómo se unió teoría y práctica, cómo fue virando fuertemente hacia el arte y la politica. Se verán algunos videos sobre los espacios que se convirtieron in-situ en espacios escénicos: la villa, la plaza, congresos de sociología, etc.



Feliz 2020