LEGADO Y DESAFÍO III

por Ana Woolf

M2G ayer y hoy En aquel entonces, noviembre 1997, yo tenía 29 años, a pocos días de cumplir mis 30. El final de esa historia, o el inicio de muchas otras, fue: volver al país y construir “nuestro Magdalena 2a Generación” (M2G) junto con mi colega Florencia Coppola y en Mar del Plata con Natalia Marcet. Quería mi espacio de expresión como “nueva generación”, me movía también la constante pregunta acerca de qué significaba hoy ser mujer en el campo teatral argentino, ¿tenemos los mismos problemas que en los ’80? Y aún más: ¿tenemos acá, en Argentina y Latinoamérica los mismos problemas que allá, en Europa? Esta y otras inquietudes, la necesidad de hacer algo por las mujeres que conocía y sabía tenían dificultades para desarrollar su arte y hacerlo devenir trabajo, y también la extrema “soledad” que sentía como artista sin grupo, hicieron nacer M2G. Con la distancia, y más íntimamente, sé que era y es también la necesidad de seguir los pasos de quien es mi maestra y desear que ella se sintiera orgullosa de mí como yo de ella y de su trabajo por y con otras mujeres. Actividades y organizaciones de talleres, charlas, encuentros cerrados de investigación y un festival internacional. Luego vino un momento de “suspensión” en donde M2G continuó trabajando (2002-2008) pero en formato pequeño, en donde se cultivaron y profundizaron relaciones interpersonales y el deseo de armar grandes cosas se transformó en algo concreto: lograr sobrevivir con nuestro arte a través de asociaciones posibles (o sea de dos, tres mujeres), en nuestros espacios posibles y difundiendo cada vez que teníamos oportunidad los principios del Magdalena. Hace dos años, hemos vuelto a la acción. Gracias a Julia Varley quien siempre se encuentra en el momento justo, reencuentro a otra artista argentina, Gabriela Bianco (de ADAS, Asociación Argentina de Artes y Señas) quien impulsa la idea de reiniciar nuestros encuentros, a su vez nos presenta a Natalia Marcet y a mí, a Laura D’Anna, a Natalia Tesone. A Natalia Rey, quien a su vez nos presenta a Sandra Califano quien a su vez nos presenta a su hermana Sabrina Califano, se sumaron también Susana Freire, Nilda Blanco y posteriormente Marcela Brito. Y ya estábamos caminando. Y este BLOG fue una de nuestras más concretas posibilidades de sentir que lo hacíamos, de poder comenzar a difundir la red, realizar un trabajo común que se pudiera mantener constante sin depender por el momento de ayudas económicas externas, solo de nuestra voluntad de seguir construyéndolo y de la donación generosa del tiempo de cada una de las que escriben y de quienes generosamente también lo editan.



Habían pasado 10 años desde nuestro inicio. Si me sitúo con un pie en las dos orillas de la transición, entre ese pasado que transcurrió y este presente por venir sé que estos años transcurridos fueron, para nosotras, las del comienzo, años de incubación de estos otros proyectos ‘un poquito más grandes’ que parecen estar surgiendo ahora y de esta nueva salida al exterior. Años de construcción y consolidación de un discurso artístico, de un espacio artístico. Años de estar ausente del país, en mi caso, y de repensar principios de funcionamiento y “no funcionamiento” de nuestro primer intento de Red llena de entusiasmo juvenil pero con poco anclaje en lo real: lo económico, problema fundamental que no estuve en grado ni de anticipar ni de prever. Nuestro entusiasmo nos hizo organizar y mantener la Red con nuestra economía personal y este fue el principio del fin. El entusiasmo termina allí en donde nos damos cuenta de que la pérdida de dinero personal comienza a ser grande. Luego de dos o tres veces (el último evento fue el Festival Internacional) ya no tenemos la fuerza ni de seguir trabajando ni de seguir poniendo dinero para algo que ni siquiera, debido a la tensión en la que nos hemos situado, nos da un placer personal. Sé que un acto cultural de calidad debe ser subvencionado. Y nuestro acto cultural era/es de calidad. Aprender esto para mí es fundamental en la nueva “salida” de nuestro M2G. Sobre todo para poder mantenernos en pie no en “el cuarto propio” donde invitamos a algunas otras artistas. Sino en el “cuarto social” en donde invitamos también a aquellas/os no tan amigas/os. La salida al mundo tiene un precio y este precio no debemos ser nosotras quienes lo pagamos en “efectivo”. Lo pagamos con la inversión de nuestro tiempo y con la resistencia y persistencia de seguir a pesar de todo, sostenidas por la consciencia de estar haciendo un trabajo digno y responsable y también y sobre todo: necesario. Desde allí es de donde tenemos que partir para, de pie, lograr crear una estructura que dialogue sin perder su identidad, con instituciones gubernamentales y no gubernamentales y exigir una retribución económica por nuestro trabajo. Esto es, al menos para mí, un duro camino de aprendizaje. Pero es también un comienzo claro para seguir haciendo el tipo de teatro que queremos hacer, el teatro al cual elegimos servir.



El M2G tiene una estructura particular porque somos artistas que vivimos en Argentina. Algunas realizan trabajos paralelos para solventar su economía diaria. Pagamos una cuota mensual para tener “cash en caja chica” y aun no tenemos “caja grande”. Tenemos estatuto jurídico somos (estamos en camino de ser…) una ONG sin fines de lucro aunque tener lucro no nos vendría mal, esta es nuestra aspiración. Algunas de las mujeres que estaban en nuestro reinicio en el 2008 se fueron, otras se quedaron, otras nuevas se incorporaron y con otras nos seguimos de cerca y colaboramos cuando podemos. Las 4 mujeres más activas en este momento son 4 actrices que tienen un espectáculo en común que yo dirigí (Viajeras). Estos movimientos me enseñaron que es necesario un proyecto artístico que acomune a las mujeres activistas de una organización (artística) para que esta se mantenga en vida y no sea comida y destruida por lo organizativo y las tensiones que esto genera. Tenemos un blog que funciona como Revista on-line. Sale todos los meses con artículos, reportajes y notas de mujeres trabajadoras en el espacio artístico y social. Tenemos una sede fuera de Buenos Aires con actividad propia en la ciudad de Junín fundada por Mariela Díaz quien encontró su propia independencia e identidad artística en esta “cosa” llamada M2G magdalenasjunin@live.com y organiza de manera independiente Encuentros, y Movidas teatrales con y para la gente de su ciudad.



Este año hemos organizado ya tres encuentros en la ciudad de Buenos Aires –modestos pero reales y contundentes- “Y si nos conocemos las caras” (mayo 2010); “Y si nos seguimos conociendo” (septiembre). El tercero fue en diciembre “ Y si trabajamos juntas” paso inicial para un futuro festival nacional-latinoamericano-internacional (¿?) en el 2011.



Estoy ya pasando los 40. Ya las magdas somos mamás de verdad y/o simbólicas (digamos “tías”). Seguimos jugando a la Rayuela sí, pero ahora con nuestros hijos, con nuestras hijas. Con nuestr@s sobrin@s, quienes tal vez, ya no necesitarán construir un Magdalena porque el mundo para ellas será más justo, más igualitario. Y tal vez el Teatro volverá a ser una necesidad real también para quienes nos gobiernan. Digo Magdalena, digo Mujer, digo Política, digo Teatro. Digo Acción, ahora, necesaria y duradera.


ROSTRO DE MUJER: Liliana Alzate




Nasa Yuwe


Tejedoras de origen


por Natalia Marcet



Liliana Alzate. Actriz. Docente. Colombiana


La conocí en Cali.


Me había hablado de ella Ricardo Ruiz Angulo, ex discípulo de La Candelaria. Con ella compartieron míticas jornadas de estudio.


Luego la crucé en Bogotá, y finalmente otra vez en Cali.


Estando en el Teatro La Máscara, esperando para irme al aeropuerto, al pasar, le dije ¿me contestarías unas preguntas sobre tu trabajo?


Yo había visto mientras armaba con Daniel, el técnico de la Sala, la puesta de GORDAS, los talleres que se dictaban en la Sala: tejido, teatro, yoga para niños, para madres... todas personas provenientes de sectores vulnerables del Valle Del Cauca.


Sabía que este trabajo, así como otro desarrollado por la Corporación Colombiana de Teatro en Bogotá, así como el realizado por Inés Salazar en Medellín, y el de otra compañera en Barranquilla, forma parte de un proyecto auspiciado y sostenido por el Magdalena Norway, dirigido por Geddy Aniksdaal. (de estos trabajos hablaremos los próximos meses)


Desplazadas y desplazados.


Su hoja de vida dice :


Actriz, investigadora y directora teatral, Maestría de la Universidad del Valle en Literatura colombiana y latinoamericana 2010. Tesis meritoria. Especialización de la universidad del Rosario de Bogotá en teoría y crítica teatral 1992-1994, Licenciada en educación artística Universidad del Bosque 1999- 2003. Actualmente se desempeña como actriz e investigadora teatral en el grupo La Máscara de Cali desde el 2006. Ha sido docente de la facultad de artes escénicas de la universidad del Valle 2006-2009. Y actualmente docente del instituto departamental de Bellas Artes hasta la fecha.



También la había visto actuar en Mujeres Feas, dirigido por Lucy Bolaños, en MAPA TEATRO, en el marco del Festival de Mujeres en Escena, organizado por la Corporación Colombiana de Teatro.


Entonces, las preguntas tuvieron sus respuestas.



1.- ¿Con que población trabajás?


Actualmente en el teatro La Máscara se desarrolla un proyecto con grupos vulnerables, tratado los temas de derechos humanos, perspectiva de género, discriminación, etc., con diversos grupos. Los que me corresponden a mí son, por ejemplo, uno de jóvenes del barrio Siloé (Sector periféricos de la ciudad), edades entre 7 y 18 años. Y en este sector este año he trabajo como una escuela móvil experimental. Cinco de ellos ya vienen trabajando conmigo hace ya dos años, así que con ellos hemos convocado dos grupos más: uno de jóvenes y otro infantil donde ellos replican lo aprendido la metodología es la de creación colectiva y este semestre el teatro foro e invisible de Augusto Boal, con quien tuve el placer de estar en Río de Janeiro en el 2000 en una experiencia con la EITALC (escuela teatral latinoamericana y del Caribe)


Con ellos hemos trabajo en la comunidad en dos sectores específicos, LA ESTRELLA, en un polideportivo bien arriba en el barrio, en un sector un tanto peligroso donde la drogadicción y las pandillas abundan en sus calles, y en una caseta comunal en la mitad del sector con los pequeños. Juntándolos de vez en cuando. Ya para este final de semestre nos juntamos en el teatro todos tratando de amarrar el proceso para presentarlo en febrero dentro de un festival popular que marcará el cierre del proyecto en la Máscara.


El otro grupo que tengo son las mujeres tejedoras de origen Nasa Yuwe (comunidad indígena del sur de Colombia) con las cuales se intenta, de la mano del cabildo indígena de Cali, recuperar la memoria perdida de estas mujeres que van con sus hijas y nietos a los encuentros. Con ellas estamos trabajando sobre sus rituales y sus personajes históricos, así como la importancia del tejido en la construcción del pensamiento femenino Nasa Yuwe.


Finalmente tengo otro grupo de jóvenes afro descendiente de otro barrio periférico de Cali, donde la mayoría de su comunidad es negra por la cantidad de desplazamiento forzoso que ha vivido el país sobre todo de las costas del pacifico colombiano. Con ellos apenas empezamos a trabajar hace unos meses, y ellos hacen parte de una ONG, Taller abierto, que trabajaba con ellos y ellas en varios frentes de formación y tiene un fin de empresa cultural. Con este grupo estoy trabajando la tradición oral negro buscando también en su memoria familiar, música y narraciones para recuperar en sus contextos juveniles. Ellos y ellas particularmente quieren trabajar la violencia de género.



2.- ¿Cómo incide el teatro para la transformación de la vida personal?


Esta pregunta para mí tiene que ver con creer que el teatro es una herramienta sanadora básicamente, más que solo un producto estético o artístico. Específicamente en el teatro social se constituye un eje fundamental para la transformación de comunidades en alto riesgo y con situaciones delicadas tanto social, como morales, físicas y espirituales. Las técnicas de Teatro del Oprimido son herramientas que yo he encontrado propicias para esto ya que sus técnicas están basadas en el estudio interactivo de escenas que simulan la realidad y el juego de roles. A la puesta en escena sigue una fase de análisis y diálogo colectivo sobre cómo solucionar las situaciones conflictivas presentadas. El punto de partida es descubrir el impulso creativo e intuitivo de la persona para ponerlo al servicio de la creación teatral del grupo a través de ejercicios y juegos teatrales que desarrollan la imaginación y la creatividad, crean apertura y receptividad emocional y sensorial por el otro y para el otro. Construyendo una forma de usar la escena que evidentemente transforma su vida y sus conflictos. Puede que no encuentre las soluciones económicas a sus problemas, pero si un ramillete de opciones, de salidas para tener una mejor calidad de vida. Más respeto por sí misma y los que la rodean. Finalmente el teatro sensibiliza a sus participantes actores y público y su aplicación es como un medio de intervención, transformación de la realidad y conciencia social. Sigue siendo una pequeña revolución en sí mismo ya que propicia otro modo de expresión más allá de la palabra. Las limitaciones del ser humano pueden ser liberadas a través de la imagen teatral y sonora, la cual propicia una compresión de conflictos, situaciones y personajes de la comunidad en donde se presente.






ESTACIÓN JUNÍN: encuentro Magdalena en Bs As




19 del 12 del 10 = Tercer Encuentro Magdalena


Por Mariela Díaz


Día 17 de diciembre, llego a Buenos Aires procedente de Junín. He viajado en tren. Una vez llegada a la gran ciudad, recorro calles y peatonales. Vidrieras suntuosas, colmadas de brillo y adornos navideños. Tantos artículos fabricados en serie, comercio tras comercio, confirman que ya he saturado mis sentidos. He comprado abundantemente con la vista. Afortunadamente, mientras camino por el último tramo de la peatonal, mirando al suelo, encuentro un paño extendido y sobre éste, piedras, artesanías, colgantes, pulseras. Aquí sí hay algo diferente. Las piedras relucen. Uno de los vendedores, un mexicano, me invita a que observe la piedra atravesada por un rayo de sol. El aparente amorfismo mineral da lugar a una descomposición en millones de formas geométricas constantes, rítmicas y transparentes. Así, cada piedra, según su color, ofrece ante el mismo rayo de luz, su versión de la creación, el misterio de sus edades en evolución, y su llegada hasta las manos de algún ser humano que la eligió entre tantas otras existentes.

Pero volvamos al mundo concreto. Se trataba simplemente de un paseo distractorio por una peatonal de Buenos Aires…

Estoy en la Ciudad Autónoma porque he decidido participar del Tercer Encuentro Magdalena que organizan las “magdas de Capital” (tal como suelo llamarlas). Yo soy una magda de Junín y también podría decir, “una prima del campo”. Que llega desde la ciudad de los ferrocarriles, el trigo y los molinos.

No visto como una paisana, ni uso trenzas, ni ando con una canasta de mimbre pronunciando la “z” en vez de la “s”. No ordeño vacas ni doy de comer a las gallinas. Pero sí trabajo en el campo, en escuelas. Y participo de algunas fiestas en comunidades rurales. Los niños me cuentan historias silvestres y sus primeros pasos manejando camiones y tractores. De esa geografía vengo, y aquí estoy, rodeada de cemento, tangos y habitantes del mundo.

¿A qué he venido? A compartir algunos minutos de mi quehacer teatral con todas las asistentes al Encuentro del 19.

“Mi quehacer teatral” es algo elegido hace 20 años, cuando me anoté en un taller de teatro municipal en mi ciudad de origen: Paraná. Un recurso para superar la timidez.

No he sido esa niña que actuaba en todos los actos escolares, nada me ha destacado. He sido alguien que no se ha hecho escuchar. No he podido elevar mi voz para decir, enérgicamente, aquello que tenía para decir en el momento preciso. Y aunque las hermanitas franciscanas de mi colegio encontraron apta mi voz para integrar el coro escolar, dejé de lado esta oportunidad, silenciosamente.

Hoy, luego de transitar instituciones de formación artística terciaria, me encuentro dando clases en escuelas. Sigo preguntándome si ése es mi lugar. En una época, era lo que anhelaba. Hoy, cumplido ese anhelo, es hora de "moverme” hacia otros lugares menos cómodos y más verdaderos para este momento de mi vida.

Un escenario, por ejemplo, es un lugar incómodo para mí. En especial, si estoy allí, sola. Transpiro, exudo gota a gota el peso de las miradas de los otros. ¿Qué hago allí? Planto mis pies y defiendo, con los recursos que hoy tengo, este territorio que voy a conquistar porque tengo derecho a hacerlo, reescribiendo mi propia historia, transformando ese carbón del pasado en un diamante.

Y un espacio propicio, para dar estos primeros pasos es éste, el que brindan las magdalenas de Capital. Aprendiendo a ser libre del miedo a los errores, a la crítica, al halago, al bloqueo y la inhibición. En estos encuentros me reconozco en otras mujeres y comparto sus ganas de superar el obstáculo más próximo. También renuevo mi admiración por otras mujeres artistas que crean y manifiestan su quehacer en la excelencia, sin dejar de preguntarme: “¿Cuánto has tenido que caminar para llegar hasta aquí? Solamente vos, que sos la protagonista, lo sabés.”

Desde Junín, compañeras y amigas, conocedoras de mi historia de vida, me alientan y me dan fuerzas para ese día 19, para que me conecte con mi verdad y mis deseos, comparta lo que tengo para decir y mostrar.

Me sostienen también las vivencias que rescato de algunos niños de las escuelas donde trabajo y tomo para mí lo siguiente: la gracia y espontaneidad de Germán, la desbordante fantasía (producto de sus incansables lecturas) de Joel, el fluír libre de acciones que genera Baltasar, el absurdo visual de “Napo”, la constancia de Natalia, la búsqueda de perfección de Rocío y Talía, la alegría en el hacer de Carolina, cuando crea imágenes coloridas, que remiten a su país natal, Paraguay. Ellos son mis maestros. Los que me orientan con sus preguntas de niños, con sus comentarios puros, libres de maledicencia, los que me esperan y reciben con brazos abiertos y ojos sedientos de nuevas vivencias artísticas.

Este es mi bagaje, mi pertrecho para salir a escena el 19. Sé que estoy temblando, que mis acciones son poco precisas, sé que estoy transpirando mares de incomodidad. También sé que esto es sólo un paso más, pequeño y necesario.

Para concluir, quiero compartir con ustedes dos frases con las que me he topado en el camino:

1)”E TÚ QUE QUERÉS?” Julio de 2010. Esta frase la leo en un mural de una calle de Florianópolis. La fotografío. No sea que me olvide de contestarme esa pregunta.

2)” ¿Y ENTONCES?” Enero de 2008, Chile. Un lindo hotel en las montañas. Luego de asistir a una conferencia, comparto una mesa con compañeros de ocasión. El conferencista se acerca a nuestra mesa. Es un venezolano brillante, sonriente y con la energía de una ardilla. No hemos sido presentados. Se detiene a mi lado, palmea mi espalda y me pregunta con su tonada caribeña: “¿Y entonces?”

No puedo olvidarme de esto. Sé perfectamente el significado de su pregunta…

“Es hora de que te muevas más”, me digo. “Deja los lugares seguros, no te justifiques ni te lamentes, sólo trabaja con la voluntad y el amor que te sean necesarios.”

Estas simientes para el cambio y el avance, las encontré en Red Magdalena. Es aquí, entonces, donde quiero dar mis bellos frutos.

¡Feliz año 2011 para todas!





CONTRA VIENTO Y MAREA: Daniela Beny de Solos Ferteis

Enraizar: Criar raízes, prender-se pela raiz, arraigar.


Acredito que esse verbo é o melhor para definir um evento chamado SOLOS FÉRTEIS em Brasília, não apenas pela sugestão do seu próprio nome, mas pela mítica envolvida nas oficinas, demonstrações de trabalhos e nos próprios espetáculos. Desta vez já imaginava o que poderia encontrar num festival de teatro feito por mulheres, mas como não pode deixar de ser, cada encontro foi surpreendente e os reencontros preciosos.


Assim que fomos para primeira manhã de oficina, Letícia Resck – atriz, equipe de produção e naquele momento cicerone brasiliense para as não-brasilienses – citou um conto de Clarice Lispector em que a mesma dizia ter a impressão de que a cidade de Brasília estava brotando no meio do “nada”. Dias depois durante a apresentação do espetáculo Rosa Cuchillo de Ana Correa (Peru), escuto Lúcia Sander comentar que uma das coisas mais lindas que ela poderia ver era justamente uma índia peruana se apresentando ao lado do Museu Nacional, em plena Praça da República, no meio de tanto concreto. Tudo se correlaciona, fincado, brotando, se expandindo em nossas mentes. Literalmente estávamos envolvidas dos pés à cabeça.


Pois bem, durante cinco dias, tivemos a oportunidade de nos enraizarmos não apenas nos solos férteis do teatro, mas também da convivência e respeito mútuo, além da troca de informações e experiências de mulheres vindas dos quatro cantos do Brasil e de vários lugares do mundo, diferentes idades, formações e informações distintas nos levou a compartilhar deste encontro, que poderia ganhar vários adjetivos como disposição, diversidade, teimosia, curiosidade ou simplesmente coração aberto.



E foi o que mais encontramos, corações abertos da equipe de produção para nos receber com todo carinho possível, com todo amor necessário para se promover um festival deste tamanho e desta importância, e o mínimo que podemos fazer é agradecer e parabenizar Luciana Martuchelli e toda sua equipe por serem só coração com todas nós. Esse mesmo coração aberto foi encontrado também nas participantes como um todo, nos momentos de descontração durante as refeições e translado de um lugar para o outro, os cafés e as conversas, as fotos e filmagens, nas descobertas de afinidades e até nas possíveis parcerias para projetos futuros e possíveis reencontros em outros eventos do Magdalena’s Project.



Em qualquer tamanho do evento e de proposta de discussão, toda oficina sempre é uma troca importante de experiências e impressões, mas acredito que, para todas as participantes assim como acontece comigo, as escolhas sempre caem perfeitamente bem em relação às nossas necessidades do momento, foi o que senti com Natalia Marcet (Argentina) na oficina Meu corpo-meu lar. Para ser, tem que estar. Dada a minha dificuldade particular em trabalhar com corpo e com as lembranças, me senti completamente à vontade justamente pelo cuidado e carinho dela com as pessoas envolvidas naquela troca de experiência, pois se o tema era memória, as gavetas da lembrança não poderiam ser remexidas, reviradas inadvertidamente, elas teriam que ser abertas com todo respeito possível. E depois de assistir seu espetáculo Gordas, fica muito mais claro que somos todas mulheres de carne, osso, conflitos e desejos.



Essa mesma carne, osso, conflitos e desejos também ficaram claros em todos os outros trabalhos apresentados, a vontade de expor, de falar de assuntos muito íntimos e delicados, ou de dividir com o público suas impressões sobre temas polêmicos e políticos. Além, claro, de ver atrizes experientes como Ana Woolf e Julia Varley compartilhando suas técnicas e dificuldades sobre o desenvolvimento de seus trabalhos, nos fazendo ver o quanto é possível também sermos mulheres possíveis, como podemos nos perceber como atrizes, diretoras, dramaturgas, dançarinas e performers, e como o fato de sermos mulheres que trabalham com teatro impactam nossa sociedade.



Consciente ou inconsciente, minha leitura desse ACONTECIMENTO foi um pouco o retorno às nossas origens ancestrais. A relação do feminino com a Terra, com tê maiúsculo mesmo, no sentido de grande-mãe sempre cultuada nos povos antigos, e que, foi se perdendo um pouco com o passar do tempo, me pareceu tão presente e tão forte em todas as nossas atividades, que não sei como explicar, talvez a lua cheia tenha sido responsável por isso. Independente de cor, credo, origem, orientação sexual, postura política e particularidades em geral, reencontrar-se talvez seja a tendência dos nossos projetos tanto profissionais como pessoais. Um olhar voltado para si, mas sem esquecer do outro, um olhar feminino sobre o outro.



Os pés que saltavam eram os mesmos pés que dançavam o frevo, que se enraizavam nas oficinas, que fluíam levemente entre os espaços nas demonstrações, descalços, com meias, em sapatos diferentes ou nos tênis e saltos altos das participantes, esses pés eram os mesmo pés que bateram no solo do teatro da UnB, tremendo o palco e a arquibancada num ritual de comunhão entre histórias reais e a “ilusão” produzida pelo teatro, além, é claro, da celebração de um encontro único de almas afins.




Daniela Beny


Maceió / AL


daniela.beny@gmail.com / daniela_beny@hotmail.com [só para msn]

http://www.invisivelciadeteatro.blogspot.com/ / http://www.territorioflutuante.blogspot.com/

ESTACIÓN JUNÍN: Regalo de Reyes

Magdalena de Estación Junín Internacional

Tenemos el agrado de comunicarles que Silvana Tomicic, actriz, docente, directora del proyecto teatral de Magdalena Estación Junín, participará del Festival Internacional MAGDALENA SIN FRONTERAS, a realizarse en la ciudad de Santa Clara, Cuba, del 8 al 18 de enero de 2011.
¡Buen viaje, compañera!



De STELLA TUÑÓN para SILVANA TOMICIC

de 2011: Día de Reyes. A Silvana, nuestra compañera, le ha llegado el momento de viajar, y nada menos que a Cuba. Me parece un muy buen regalo de Reyes, que por su capacidad de hacer una cartita y poner pastito, le llegó. Va ella hacia ese bonito país, alegre, musical, simpático y hermano, a mostrar que aquí en nuestra ciudad, Junín, también hay actividad artística y muy buena. Para eso va cargada de libros, folletos, videos etc.,etc. Nos va a representar ante gran cantidad de artistas muy valiosas, según nos ha contado Mariela en sus viajes a Perú y Brasil.


LAS MAGDAS DE JUNÍN ESTÁN EMPEZANDO A VOLAR POR EL MUNDO. OJALÁ NOS LLEGUE A TODAS EL MOMENTO DE ABRIR LAS ALAS Y PARTIR HACIA MARAVILLOSOS LUGARES.


En ese marzo de 2008, con la llegada de Ana Woolf, se percibía un nacimiento, y así ocurrió. Nuevamente mujeres. ¿Por qué será? Es que somos hijas de la madre universal.
Creando, luchando, enmarañándonos en esta red de mujeres que circulan continuamente tejiendo y destejiendo las madejas de la vida, como arañas que siguen incansables la labor, a pesar de los vientos y las tormentas que a veces nos dejan sin tiempo. Pero ese hilo tan fino y tan fuerte, es el que aún nos mantiene aferradas a esta tarea, que a veces es tan difícil sobrellevar. Acá estamos siempre, tratando de alimentarnos de la savia de ese árbol que creció y extendió sus ramas aquí, una a una. Que el viento mece pero no la quiebra. LUCHA PORQUE ES NUEVA.

MAGDALENAS TRABAJANDO

Convocatoria y anuncio M2G

Magdalena Segunda Generación comienza el armado y trabajo de pre-producción del Festival Internacional de Voces de Mujeres a realizarse durante este año en la Argentina.

Son bienvenidos aportes y sugerencias.

En breve lanzaremos la Convocatoria y condiciones de participación.

GABRIELA BIANCO
ESTRENO: La ausencia de todas las cosas

Con Dirección de Gabriela Bianco, y sobre texto de Alejandro Turner, se estrena La Ausencia de todas las cosas el 19 de enero a las 21 horas, en el Teatro El Cubo, Zelaya 3053, Abasto, Buenos Aires. Todos los miércoles de enero.

Reparto:

Evelia Romano

Mario Petrosini

Mariano Miquelarena

Ángel Félix




NATALIA MARCET

Seminario psico-físico: La casa del alma

Seminario de trabajo psico-físico y expresivo para personas con personas con desórdenes de alimentación.Coordinado por Natalia Marcet

Asesoramiento terapeutico: Lic. Flora Sarandon.

Villa Gesell.

Tercera semana de enero y segunda semana de febrero.




ANA WOOLF

Ensayos de La vita cronica

Ana Woolf vuela a Dinamarca para retomar los ensayos de La Vita cronica, donde se desempeña como asistente de dirección de Eugenio Barba.


MAGDALENAS LATINOAMERICANAS TRABAJANDO



WORKSHOP DE INTERPRETAÇÃO E COACHING PARA ATORES - CURSO DE FÉRIAS

atuação para cinema e mídias digitais
com a atriz, diretora e preparadora de atores
LUCIANA MARTUCHELLI

Curso intensivo de treinamento vertical na dramaturgia do ator no audiovisual, presente no currículo de profissionais do cinema do Brasil e exterior.

Mais de 50 filmes nas últimas edições do Festival de Cinema de Brasília do Cinema Brasileiro com atores ou diretores que passaram por este treinamento

DILMA RUSSEFF y LUCÍA SANDERS






Por Ana Woolf




Desde un punto de vista político, el nuevo año comenzó para mí con una gran alegría: Brasil tiene una nueva presidenta, por primera vez una mujer, y de la calidad y con la historia personal de Dilma Russef. Mientras trataba de buscar por televisión algún programa que me permitiera seguir la ceremonia de su asunción me llega un email de otra brillante mujer a quien considero mi amiga, Lucia Sanders, quien ya escribió para nuestro Blog en una edición pasada.


Acá va un fragmento que expresa lo que sentí yo también en ese momento a muchos kilómetros de distancia y desde otro país, lejano, cercano:


“Aqui eu continuo emocionada com a posse ontem de Dilma Russeff, primeira mulher presidente do Brasil. Lamentei não poder estar presente pois estou no Rio, tive que assistir pela TV. A cerimônia foi muito linda, difícil conter a emoção. Algumas coisas chamaram minha atenção em especial como o seu discurso diante do povo no Palácio do Planalto em que ela gastou quase metade do seu tempo elogiando a administração de Lula, seu antecessor. Pensei comigo que só uma mulher faria esse tipo de coisa. E mais tarde quando ela passou a tropa em revista como Comandante em Chefe -- ela, uma mulher que foi presa e torturada por eles! Lavamos a alma, eu e toda uma geração de mulheres. Muito bom saber que muitas coisas são possíveis SIM!

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Nuestro mensaje para quienes no lo recibieron:


A pocas horas de finalizar la década del 2010, sin fotos sin postales solo la imaginada por cada una, cada uno,

y

SI

un deseo:

que el 2011 les traiga, nos traiga lo que necesitamos. Lo que sabemos que necesitamos, lo que deseamos saber que necesitamos, lo que iremos descubriendo que necesitamos

un abrazo de nosotras,

Las Magdalenas.


Nuestro agradecimiento para las que lo recibieron y nos escribieron y para las que nos leyeron también sin escribirnos J


GRACIAS!!!!!

Y

Muita saúde e muita paz!

Feliz 2011!!!!!!!!!!!!!!!












Feliz 2020