MUJER Y ECONOMÍA

Con esta reflexión sobre economía, Magda-Blog, inicia una serie de otras muchas reflexiones (esperamos) a cargo de la economista italiana Barbara Chiaravino. He conocido a Barbara en el encuentro organizado por Annamaria Talone, del Magfest Pescara, Italia. Obviamente me pegué a ella, con el deseo de que se me "pegaran" también al menos algunas de sus ideas claras y básicas en relación a Mujer y Economía. Un dúo para mí "de temer".
¡Buena lectura!
Y aún mejor reflexión.

Por Ana Woolf

Barbara Chiavarino
La economía de la paz
Cuando en el 2006, Mohammad Yunus ganó el Premio Nobel por la Paz, me quedé asombrada. Como tantas otras personas que seguían de lejos sus acciones, esperaba que le concedieran el Nobel de Economía, como había sucedido años atrás con Amartya Sen.
¿Por qué se le concede el Nobel de la Paz y no el de Economía, a un economista que fue profesor en prestigiosas universidades de Estados Unidos antes de regresar a su país, Bangladesh –Chittagong-, a quien enseña en la universidad local, y funda la Grameen Bank, banco de microcrédito rural? El "banquero de los pobres", aquel que por primera vez ha dado préstamos a las mujeres de su país, es, ciertamente, un hombre que promueve la justicia social, la paz en el sentido más extenso. Le han otorgado el Nobel porque ha institucionalizado pequeños préstamos que han permitido crear un desarrollo económico y social en las clases más bajas.
Entonces, el Nobel de la Paz… pero ¡es un economista, no es el líder político o religioso que estuvo en la cárcel, que es exiliado! Es un profesor de economía y ha fundado un banco, diferente a todos los otros, pero es siempre un banco.
En el 2006, fue Edmund Phelps, profesor en la Columbia University, quien ganó el Nobel de Economía por haber puesto en evidencia cómo, a largo plazo, el equilibrio entre inflación y desocupación es fundamental para la re-distribución de la riqueza.
...¿quién sabe cuándo, en qué año, veremos a la economía de la paz recibiendo el Nobel de Economía?
Yo espero que en poco tiempo la crisis global nos enseñe al menos esta lección.
(traducción del italiano Ana Woolf)


Barbara Chiavarino nació en 1970. Estudió estudiado artes, economía y psicología. Desde 1998 trabaja con diseños de proyectos, monitoreo y evaluación, desarrollos empresarios, especialmente de mujeres, management intercultural, desarrollos sustentables, responsabilidad social, mainstreaming de género y estrategias que combaten el estereotipo de género. Ha creado un centro de ayuda sobre competitividad responsable (tópicos y herramientas que permiten a pequeñas y medianas empresarias conseguir y asegurar resultados sustentables. Este trabajo se ha desarrollado en mayor medida con mujeres y a nivel internacional.

TRANSIT 6


TEATRO - MUJER - PERIFERIA

Por Natalia Marcet

TRANSIT es un Festival del Magdalena Project, dirigido por Julia Varley, una de las fundadoras del Magdalena Project, que se desarrolla desde 1992 en el Odin Teatret, Holstebro. Este festival es para las mujeres artistas, desde el inicio, una oportunidad de encuentro e intercambio, así como los mercados lo son para las caravanas que cruzan el desierto. Tiempo de hablar, compartir, mostrar, aprender, discutir, fortalecerse, ofrecer oportunidades de investigación y búsqueda, y por sobre todas las cosas festejar. Es un lugar donde la diversidad se constituye en el motor de construcción de un nuevo saber. La posibilidad para aquellos que viven y trabajan en la periferia de participar en la comunidad artística y viceversa; para aquellos que desarrollan su actividad en el mercado cultural, de conocer y tomar contacto con el significado social de su trabajo. La oportunidad también para teatristas de larga data de tomar contacto con las nuevas generaciones y con sus necesidades y, para éstas, de encontrarse con maestras que son sus referentes.
Momento de coagulación en la creación de la historia de las mujeres que hacen teatro.

TRANSIT ha tenido las siguientes ediciones:

TRANSIT 1, del 1º al 5 de noviembre de 1992: Directoras y los patrones dinámicos del teatro de grupo. ¿Qué proponen las mujeres?
TRANSIT 2, del 5al 9 de noviembre de 1997: Teatro -Mujer –Política.
TRANSIT 3, del 18 al 28 de enero de 2001: Teatro-Mujer-Generaciones.
TRANSIT 4, del 15 al 25 de enero de 2004: Raíces en Transit.
TRANSIT 5, del 18 al 28 de enero de 2007: Historias para ser contadas.
TRANSIT 6, del 2 al 16 de agosto de 2009: Mujer-teatro-periferia

"Pienso en la periferia como un lugar de riesgo, pueblos y países en las afueras, culturas y lenguas que luchan por sobrevivir, formas de espectáculos que son difíciles de definir, individuos que caminan al filo del equilibrio mental, una mezcla de edades y generaciones, la necesidad de intervenir en campos políticos, sociales, y económicos que son complejos y extranjeros. Todos los artistas y espectáculos que he invitado a TRANSIT 6, de alguna manera pertenecen a este lugar de riesgo. Espero que el reunirnos nos ayude a cada una a recordar y reconocer el sentido de nuestro trabajo en una sociedad y una época que parecen demandar cada vez menos el teatro."
Con estas palabras, Julia Varley, directora de TRANSIT Festival, encabezaba la carta dirigida a cada una de las personas que, ya fuera en calidad de invitada o participante, realizaría la experiencia TRANSIT, Mujer-Teatro-Periferia. Diez días durante los cuales distintas y artistas de todo el mundo intercambiaron experiencias, mostraron sus trabajos ,participaron de seminarios, reflexionando, pensándose sobre el eje temático "centro-periferia" en el marco de seminarios, espectáculos, conferencias, demostraciones de trabajo, reuniones, "Talks and telegrams" (Charlas y telegramas).
Sobrevolaba el escrito de Patricia Ariza que encabezaba el programa de TRANSIT: "Trabajo con gente de la periferia porque yo pertenezco allí y porque la periferia es un «no lugar» desde el cual poder mirar mejor a la sociedad. Así como el arte es al mismo tiempo una forma de vivir en las afueras y en la profundidad. Allí es donde encuentro un conocimiento que me sorprende, que no es una actitud de asistencia sino una elección estética".

Programa:
TRANSIT 6 estuvo dividido en 2 partes
1) En la Periferia de Transit : dedicado a las mujeres artistas del Odin Teatret entre el 2 y el 6 de agosto.
La apertura tuvo lugar el 2 de agosto, con un primer encuentro entre todas las mujeres presentes, artistas, invitadas, participantes, donde luego de una presentación del Teatro Natura (Italia), dirigido por Sista Bramini, se realizó la inauguración formal del Proyecto Magdalena, sus participantes y una primera reflexión sobre el eje temático de esta edición: centro-periferia.
Así se dio inicio a esta primer parte donde se ofrecieron espectáculos y seminarios dictados por Julia Varley, Else Marie Laukvik, Roberta Carreri (actrices del Odin Teatret), y fue Las mariposas de Doña Música, con Julia Varley y dirigida por Eugenio Barba, quien abrió este ciclo
Los seminarios fueron: "El eco del silencio", dictado por Julia Varley; "Composición", dictado por Else Marie Laukvik, y "La danza de las intenciones", dictado por Roberta Carreri (para más información sobre los seminarios y los espectáculos presentados durante esta primer etapa consultar en http://www.odinteatret.dk/workshops_and_events_at_odin/transit/transit_6/Workshops_Information.pdf).

2) Festival Internacional y encuentro Teatro-Mujer-Periferia, del 6 al 16 de agosto.
En esta segunda parte, abierta con un primer encuentro coordinado por Julia Varley, Luciana Bazzo y las coordinadoras de los seminarios, se desarrollaron en una primera etapa, los seminarios de TRANSIT.
1º En la periferia del teatro: Política, con Patricia Ariza (Teatro La Candelaria, Colombia) y Ana Woolf,( Magdalena Segunda Generación, Argentina-Dinamarca).
2º En la periferia del teatro: Canciones, con Brigitte Cirla y Marianne Sunner.
3º En la periferia del teatro: Vida, con Margaret Cameron (Australia) y Gilla Cremer (Alemania).
4º En la periferia del teatro, Film, con Leo Sykes y Anne Sophie Erichsen (Grenland Friteater de Noruega).
5º En la periferia del teatro: Títeres, Song, con Deborah Hunt (Nueva Zelanda-Puerto Rico) y Parvathy Baule (India).
6º En la periferia del teatro: La Naturaleza, con Teatro Natura (Italia).
7º En la periferia de teatro: Vigia The Acts, con Jill Greenhalgh (Gales-Magdalena Project),(ver programa adjunto) más la conformación de una nueva edición de Mujeres de Ojos Grandes (un clásico de TRANSIT).
En una segunda etapa todos estos seminarios culminaron con una puesta final de su producción.

Encuentros
Durante este período se desarrolló el ciclo Talks and Telegramas, donde las distintas participantes desarrollaron en forma de carta o telegrama una referencia a su experiencia de trabajo.

Espectáculos: durante las tardes se presentaron las producciones de las distintas invitadas de todo el mundo.
Abrió este festival Semillas de memoria, con Ana Woolf, dirigido por Julia Varley, y se presentaron, entre otras, My Stage Children, con Else Marie Laukvik;.The Flying Carpet, con Julia Varley; Songs from the Silent, por el Teater Interakt, Suecia; 79 Fjord, por el Teatret Om, Dinamarca; Gordas, por Natalia Marcet (Magdalena Segunda Generación, Argentina), dirigido por Ana Woolf (Magdalena Segunda Generación, Argentina-Dinamarca); Vigia the Acts, con dirección de Jill Greenhalgh (Gales). Danzó, Danzó, por el Teatro Natura; Mi vida como hombre, con Geddy Aniksdal (Grenlad Teater, Noruega); Blanca es la noche, con Ana Woolf ,(Magdalena Segunda Generación, Argentina-Dinamarca), dirigido por Julia Varley (Odin Teatret).
Working Progress: Esta sección, tradicional en los encuentros Magdalena, contó con la presencia, entre otras, de Dawn Albinger (Australia)
Para una información detallada sobre toda la programación, consultar en:
http://www.odinteatret.dk/workshops_and_events_at_odin/transit/transit.html/t_blank

Para imágenes de TRANSIT: http://www.odinteatret.dk/workshops_and_events_at_odin/transit/transit_6/webalbum/index.html/t_blank
En las próximas ediciones de Magda se ofrecerán informes sobre las distintas actividades que se realizaron en la sexta edición de TRANSIT.

ROSTRO DE MUJER: HELEN NESIS

Se hace camino al andar

Por Natalia Rey

Helen Nesis, es una gladiadora, una mujer que se acostumbró a luchar y a triunfar sobre cualquier circunstancia. Cuando me siento en un callejón sin salida sé que puedo recurrir a ella y siempre ve una solución con claridad y compromiso. Su espacio es realmente bello y lleno de jóvenes.

-¿Cuándo comenzaste a hacer teatro?
-Cuando tenía 9 años. Mi maestra dijo que era muy inquieta y me iba a hacer bien, entonces mi mamá me llevó al teatro IFT. Después de un tiempo de clases, un día Víctor Laplace vino a observar niños para su espectáculo de café concert y me eligió; yo venía de una familia muy tradicional y a mi mamá no le pareció correcto que yo estuviese en un espectáculo nocturno y no me dejó. Como me ofendí decidí dejar de ir a teatro…, pero se ve que era algo que me gustaba mucho y a los 15 años tuve la necesidad de volver. Retomé las clases con el grupo Los Volatineros que dirigía Francisco Javier; mi maestro era Roberto Saiz. Era una adolescente muy tímida e insegura pero el teatro me encantaba.

-¿Quiénes fueron o son tus maestros?
-A los 18 años me encontré con Silvina Sabater, ella fue un modelo alucinante para mí, porque era una excelente docente y porque era mujer. Le estoy muy agradecida, fue realmente muy importante para mí. Después de un tiempo, yo buscaba un modelo científico, una técnica precisa en el teatro, mi parte racional necesitaba ese aspecto, entonces comencé a tomar clases con Raúl Serrano. En él encontré un método que iba a poder aplicar como actriz y trasmitir como docente, fui durante muchos años su alumna, después fui su asistente docente y también asistente en sus espectáculos.Tomé muchos cursos (teatro imagen, expresión corporal, canto, etc.) y aprendí un montón de otros docentes.

-¿Cuál es tu actividad actual?
-Actualmente tengo mi teatro que se llama El Espión (Sarandí 766, C.A.B.A., 4943-6516 http://www.escuelitadeteatro.com.ar/) donde funcionan espectáculos, tanto dirigidos por mí como por otros directores, y una escuela de teatro. Soy docente, actriz y directora, actualmente de dos espectáculos: Pisar el palito y Chicas en acción.

-¿Cómo construiste tu espacio…desde qué necesidad personal?
-En un momento, un actor me pidió que dirigiera su espectáculo, Historia de un enamorado, sobre Fragmentos de un discurso amoroso, de Roland Barthes. Con ese espectáculo se abrió la sala El Callejón de los Deseos. Nos fue realmente muy bien y tuvimos mucho apoyo de la prensa. Fue la única vez en mi vida donde realmente tuve prensa. Entonces, un día fui a visitar a mi abuelo que siempre me había dicho "porque no estudiás algo serio… si estudiás medicina yo te pongo el consultorio" y le dije "abuelo, voy a ser famosa". Después de eso recuerdo que un grupo de actores me pidió que dirigiera su espectáculo infantil, yo no me sentía capaz como directora, pero Raúl Serrano me alentó a hacerlo. Simultáneamente trabajaba en la escuela de Raúl y una tarde estaba tomando algo en la puerta, cuando veo que unos chicos van a darle de comer a unos perros que había en la casa abandonada de al lado, sentí un impulso y les pregunté si el terreno se vendía, no tenía ni siquiera un cartel, pero los dueños estaban planeando ponerlo a la venta. Al poco tiempo mi abuelo me regaló ese espacio donde construí mi sala. Trabajé junto a mi maestro 13 años hasta que me independicé. Las cosas se fueron dando naturalmente, de forma fluida, cuando tuve deseos por ambición nunca se dieron, resultaron cuando eran para mí y en el momento justo.

-¿Que obstáculos tuviste?
-Los más difíciles de sortear son los del Gobierno de la Ciudad, que en vez de apoyar a la cultura siempre genera un obstáculo más. Todavía hoy estoy intentando habilitar la sala y siento que todo esto es como una burla. Otra dificultad es llegar a la gente, porque estamos en un barrio donde no están acostumbrados a ver teatro y sostener la afluencia de público es difícil y hubo un momento de mi vida donde mi salud fue una circunstancia muy difícil de resolver, a los 35 años tuve un accidente cerebral, un derrame en una vena un poco más finita de lo normal. De esa lesión insólitamente salí ilesa, cuando podría haber quedado postrada o con lesiones físicas severas pero para evitar un futuro re-sangrado me dieron unas radiaciones y ahí surgieron complicaciones severas, quedé en silla de ruedas, estuve obesa de tantos corticoides, perdí parte de la visión de ambos ojos… pero seguí trabajando. Casi no tenía alumnos, las personas no soportan mucho la enfermedad del otro. Pero de a poco me fui restableciendo. Me acuerdo que tenía una doctora, Nina, en la cual está inspirado uno de los personajes de Chicas en acción, que un día me dijo "¿Qué más tenés que aprender que el derrame no alcanzó?" y de a poco fui haciendo ese camino.

-¿Cuáles son tus sueños hoy?
-Primero tener salud, sin salud no hay nada para dar ni recibir. Mi deseo es estar presente, los deseos a futuro son del ego, mi mayor aprendizaje fue lograr más humildad, estar tranquila y que el ego no me gane. Me gustaría mucho que la gente joven tuviera más conciencia de lo que significa el teatro, pero hay que trabajar mucho y eso es lo que estoy haciendo.

ROSTRO DE MUJER: BLANCA RIZZO



Entre el arte y la política
Primera parte

Por Laura D’Anna

Blanca Rizzo es bailarina, performer, coreógrafa, directora del grupo El Entre. Cuando le cuento que esta nota va a salir en nuestra sección Rostro de Mujer, Blanca recuerda un cadáver exquisito que hizo en un encuentro de artistas, hace poco, en que debían jugar con la palabra "rostro"
"rostro... espejo… cada vez que uno se mira al espejo hay muchas mujeres… en la medida que pasan los años hay muchos rostros, muchas mujeres metidas: la voluptuosa, la que ha dado la teta...".

-¿Cómo empezaste?
-¿Con qué?
-Con esto que sos, con la danza
-Cuando era chiquita, mi papá -que era ingeniero- tocaba el piano muy bien, y en mi casa sonaba la música todo el tiempo: clásica, de la resistencia española, Quilapayún, Piazzolla (en el piano o en un disco). No había televisor. Y mi papá no quería comprar uno. La música era parte de nuestra vida. A mí me gustaba bailar, entonces me encerraba en el living y la familia sabía que no tenía que molestar. Yo cortaba el acceso principal a la casa, el que quería salir o entrar debía hacerlo por la puerta del costado para no molestarme. Vivíamos en Concordia, Entre Ríos, y éramos seis hermanos. En la provincia, una niña podía estudiar clásico o español: mi mamá me compró el tul y me llevó a clásico, pero yo vi las nenas de tutú y me quería morir, no era eso lo que quería. Tenía 8 años y no me gustó verlas así. No era la imagen que yo tenía. No eran así mis vestiditos, los que yo me ponía para bailar en mi casa. La verdad es que me hubiera venido bien saber clásico, pero en ese momento me causaba estupor. A los 11 años empiezo danza contemporánea con Lila Santich. A los 16 bailo en el Ballet Municipal de Danza Contemporánea dirigido por Mariton Larocca. Allí conocí a Marta Cot con la que hoy, de grandes, nos volvimos a encontrar, y me llevó a un festival de danza contemporánea que hacen en Concordia. También a los 17 empecé a estudiar ingeniería en alimentos en la UNER, a mí siempre me interesó lo que tenía que ver con la ciencia.

-¿Cuándo decidiste tu carrera?
-En un momento dejé todo y me vine a Buenos Aires a estudiar danza. Creo que salí como expulsada, ahora con los años me doy cuenta. Dos años antes, en el 75, los de la Tres A pusieron una bomba en mi casa: la mitad se vino abajo, nos salvamos de pedo -estábamos en la otra mitad de la casa-, pero mi mamá quedó debajo de los escombros y fue a parar al hospital. Por suerte nos salvamos todos. Sí, me vine a Buenos Aires en pleno proceso, en el 77, como que me escondí. No fue muy consciente. Fue como una autoreclusión. Después, con el tiempo, vinieron los otros hermanos, en Concordia quedó uno solo.

-¿Cómo fueron los primeros tiempos en Buenos Aires?
-Estuve como cuatro años viviendo en pensiones y trabajando. Y a la noche, danza. El primer año, clásico con Vassil Tupin (en la clase estaba Julio Bocca y Maximiliano Guerra, que tenían 11 años). Me enfermaba todo el tiempo, me alimentaba mal, no sabía vivir. Venía de un ámbito muy protegido y salí expulsada. Todo este período es una nebulosa. Me banqué un año de clásico y luego me fui unos tres años a estudiar con Patricia Stockoe y Deborah Kalmar. Después se cortó porque me casé, crié a mis hijas. Además, yo trabajaba en un banco, y militaba, fue por ese entonces que me dijeron "o la militancia o la danza". Y dejé la danza. A los 30 años volví y me fui directo a la escena. Con todo lo que tenía en el cuerpo me metí de lleno en lo que fue el under porteño. Salté de estudiar a siete años en stand by y luego a la performance. Porque más que una bailarina me definiría como una performer. No tengo la técnica "formal" de una bailarina. Tengo ese impulso de bailar a lo que se le suman varias técnicas.

-Y había que trabajar...
-Trabajé diez años en el banco donde era delegada. Recién ahora, a los 50, estoy empezando a juntar las dos partes de mi vida: el arte y la política. Y estoy haciendo un doctorado que se llama así, Arte y Política. Fui invitada por gente de Sociales, Fernando Davis. Estoy feliz. Y voy a armar mi propio mapa de estudio, no me importa el título, el papel.

-Y no solamente se te junta Arte y Política, sino también Ciencia.
-Claro, estoy investigando desde el hacer, el pensar, el leer. A mí me produce tanto placer agarrar un libro como poner el cuerpo. Y ahora, en realidad más que poner el cuerpo yo, lo están poniendo mis bailarines: yo lo pongo desde el lugar muy pasional de ver al otro, ver qué le pasa, y poder tirar del hilito. Es una manera de poner el cuerpo, también. Yo siento todo lo que le pasa al otro por eso me canso mucho también. Es un muy buen momento.

-Es un entre-cruce...
-Claro, "el entre" es cada vez más cosas: el entre el arte y la política, el entre en este corte que se había producido, el entre... (risas).

-¿Algún escollo en particular que superaste?
-Mi propia caída. Muchas veces sentí caer, psíquicamente. Mucha depresión por no poder encontrar esto que es tan fuerte en mí. Cuando uno se sale del camino..., y yo estuve 10 años en un banco. Y sin embargo lo hice, y gracias a eso tengo esta casa. Con el correr del tiempo te das cuenta de que por algo fue. Y una dice: esto es lo que hiciste, lo que pudiste. No sé... Lo cierto es que eso a mí me producía grandes crisis mentales, buscando el camino. En un momento largué el banco y me puse a posar, posaba... Y con eso crié a mis hijas. Después me puse a estudiar otra vez Expresión Corporal, esta vez en el IUNA. Empecé a dar clases en el Instituto de Teatro Avellaneda, luego en el mismo IUNA. Ahora justamente estoy rindiendo concurso allí.

-¿Qué es El Entre?
http://elentre.tumblr.com/
-El Entre es un grupo conformado por artistas de la danza, el teatro, audiovisuales, músicos, fotógrafos, estudiantes, vestuaristas, técnicos y teóricos. Este proyecto pretende ser un encuentro entre arte y vida al introducir el arte en el espacio de la vida cotidiana de las personas. Arte en acto, arte en acción, arte social.
Los artistas van rotando, el grupo ha ido cambiando. Un día se agregó uno más y fuimos 22 (ahora registro todo y trabajo mucho en el registro, caserito pero lo hacemos), yo me doy cuenta y lo digo: "Hoy somos otra vez 22", porque 22 era también la cantidad de personas que se habían ido. Habíamos mutado de piel. Estábamos en esa misma reunión, y en un momento alguien me dice: "Blanca, hoy es día 22". Y otro dice: "El 22 es el loco". Y yo pienso que se empiezan a juntar las cosas. Yo estoy segura, ahora, de que estoy segura, y de que sé adonde voy, que no es locura. O tal vez el "loco" está empezando a funcionar...

-¿Cuál es la próxima actuación de El Entre?
-En la UNTREF, Universidad de Tres de febrero, donde está la carrera de gestión cultural. La UNTREF es una universidad divina, es un sueño. El sábado 29 de agosto haremos una intervención de media hora, y el domingo, una mesa redonda en donde contaremos nuestra experiencia y ruego que más de uno se sume como gestores culturales. "Ah! -me dicen-, nosotros trabajaríamos por el pancho y la coca...", y lo les digo que no, que nadie por eso. En Sociales, UBA, estaremos el 1º de septiembre en el Congreso de Sociología ALAS, que convocará a 5000 sociólogos de todas partes. Cuando me toque hablar a mí en la mesa redonda ("¿Qué cuerpo(s)? Reflexiones sobre la corporalidad en y desde experiencias colectivas"), en vez de hablar yo, entra El Entre y hacen unos diez minutos de la obra Cronotópicas. También con El Entre queremos ir a las cárceles, pero necesitamos gestión, difusión, búsqueda de recursos. Halperín dirige la UBA en cárceles, presentamos un proyecto pero... Nosotros nos agotamos en esa búsqueda. Una vez me pasó que realmente quedé agotada y decidí parar, parar por quince días. Al cabo de los cuales se terminó yendo Juan, Juancito, mi asistente.

-¿Es el que te llevó a la conferencia de Claire Heggen, organizado por Magdalena 2da Generación, donde te conocimos?
-Sí, el mismo. Bueno, cuando se fue Juan yo pensé que me caía. No me caí porque todo el grupo me sostuvo. Pero yo necesito que se arme ya.

-¿Qué pasa con la gente cuando los ve actuar?, ¿qué pasa por ejemplo en Sociales?
-Hay diferentes reacciones. Nosotros hemos bailado en la Facultad de Ciencias Económicas, en Sociales y en Filosofía y Letras, en circunstancias bien diferentes. Por ejemplo en Económicas, cuando avisamos que iba a haber una performance, ningún profesor quiso suspender sus clases por diez minutos. Cuando pasaban al lado nuestro, los alumnos se "tapaban" con sus libros y carpetas, se cerraban corporalmente, miraban para abajo como si no quisieran ver ni oír. Y estaba sonando un violín y un teclado en vivo: Marcelo Lupis (que ahora está en Nueva York) y Kessler, nuestros músicos de ese momento. La sensación que les producía, no sé... es digno de estudio lo que pasa. Qué le pasa al estudiante que va a trabajar en economía, y la economía tiene que ver con los recursos de la gente... En Sociales es distinto. Allí existe, por ejemplo, Sociología Contraataca (http://www.sociologiacontraataca.blogspot.com/), que es un grupo de sociólogos que se dedican a hacer performance; nos hicimos amigos e hicimos cosas juntos. Tuvimos otro apoyo y otra organización. Incluso uno de los espectadores que tuvimos en Sociales hoy es parte del Entre. Ahora, después de tres años, entendemos más qué es ser performers. Lo estamos entendiendo en la acción y con el público, de hecho involucramos más a la gente. Por ejemplo, si antes encintábamos al "bailarín" caído, ahora encintamos también a algunos del público. Y estamos previendo entregar sobres a los espectadores con papelitos, con frases, para que armen su propio mapa de significaciones. Los papelitos pueden decir "cuerpo nacional roto", "microterritorio de resistencia" que es una frase de una crítica chilena, y es un concepto parecido al de las "islas flotantes" de Eugenio Barba.

-¿Es muy complejo tu rol, como coordinadora y directora?
-Uno pelea para no ser una ovejita más en el sistema. Yo hoy siento el alivio de no estar sola, ya no tengo que sostener esto sola. Los jóvenes lo sostienen con su propio deseo. Es un lugar de pensamiento, de vitalidad, de juventud. Yo puedo lanzar ideas. A veces, cuando una está en un estado creativo, se despierta en mitad de la noche con una imagen, trato de tener un cuaderno al lado. Yo leo, estudio, leo, estudio... y de repente, baja la información. Una noche, me aparecieron las caídas con las cintas. Y tiene que ver con el "siluetazo" de los 80, un símbolo emblemático. Porque todo lo que hacemos con el cuerpo son signos. Y éstos quedan abiertos para que otros los simbolicen como quieran. Vos mostrás una caída, gesto de vómito, etc, después viene uno y te dice: "Ché, cuando estabas dentro de la bolsa esa de residuos, en posición fetal, estabas por nacer", "para mí eran los desaparecidos", etc. Yo tiro una idea, se empieza a investigar y cada artista va elaborando y trabajando. Yo, por ejemplo, no sé un solo paso, no invento nada. Todo lo inventan ellos, a partir de mis consignas. Y yo digo: "Repetí, memorizá, recortá. ¿Dónde ponés la mirada? ¿Y la mano? Bien, ya tenemos la forma, ahora ¿de dónde lo sacaste?, ¿Qué significa para vos?", etc. Y todos opinan y completan. Hasta el músico. Y te la tenés que bancar. Por ejemplo, una vez, el músico me dice: "Eso me parece un embole", y yo soy la coreógrafa... Hay que curtirse, bajar el copete y escuchar. Porque a lo mejor tiene razón. Si tiene razón tengo que poder sacar esa cosa... La obra finalmente es fruto de una labor colectiva. Por supuesto que tengo que cuidar que no se me desmadre, que vaya en una dirección, que sea algo coherente. Y me siento fuerte. Siento que puedo guiar semejante maremagnun de opiniones, de fuerzas... semejante quilombo... (risas y más risas)

-¿Cuál es tu sueño?
-Ay, uno de mis sueños se me pudrió ahora que murió Pina Bausch. Porque yo quería ir a estudiar con ella. Nunca había pensado que se iba a morir. Cuando vos tenés un sueño, no te das cuenta de que se trata de una persona, y te decís, pero ¿cómo se murió? ¿Si yo tenía que ir a estudiar con ella? Y otro sueño es ir al Odín. Me está trabando mucho no saber inglés, lo siento un impedimento. Por ejemplo, este año, me invitaron a hacer un curso con Ariane Mnouchkine, me eligieron por el curriculum. Casi me muero. Pero no tenía un mango. Y me dije, ¿vendo todo?, pero ¿vender, qué? Si no tengo nada. Además no sé francés. Y me juré que este año tengo que estudiar inglés y francés. Y otro sueño, bueno, no aguanto lo que pasa, ver a la gente tirada en las calles durmiendo. Me está enfermando. Y sé que hay gente a la que le está pasando lo mismo que a mí: este viernes por ejemplo organizan una olla popular en Gallardo y Corrientes, para estar con ellos. No creo que solucionemos nada, pero lo quiero hacer por mí. No me quiero enfermar por este tema. Mi sueño sería que se pare esta injusticia de alguna manera, que alguien pueda hacer algo. Hago lo que puedo desde el arte.

CONTRA VIENTO Y MAREA


Adolescentes de película

Por Mariela Díaz

Hace nueve años que trabajo en la ciudad de Rojas, a 50 kilómetros de Junín.
Fue en el año 2000 cuando, a raíz de la creación de escuelas de Jornada Completa, comenzaron los pedidos de docentes de teatro para primaria y secundaria. Así fue que, desde Junín, salimos a trabajar por los alrededores, las egresadas de la escuela de teatro. El área Teatro llegó a las escuelas rurales, a las zonas desfavorecidas y a los pequeños poblados del noroeste bonaerense.
Cuando voy a trabajar a Rojas, suelo quedarme en casa de una ilustre ciudadana rojense. Ella se llama Adhelma Sarmiento de Cuestas. Es docente jubilada, y ahora... ¡Cineasta! Egresada de la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fe). La "Doña", es una Maestra que la vida ha puesto en mi camino para que aprenda. El año pasado, estando en su casa justamente, conocí a Mercedes, también cineasta rojense. Ambas suelen bromear y decir que son, una, la cineasta más joven, y la otra, "la más mayorcita".
Y como en la plateada cabeza de Adhelma rebullen permanentemente las ideas constructivas, lanzó al aire una de sus ocurrencias. "Mariela y Mercedes -dijo Adhelma-, sería lindo que pudieran trabajar juntas en un proyecto que integre cine y teatro, con los chicos de la secundaria."
Nacida la idea mentora, Mercedes y yo dispuestas, presenté la propuesta en la dirección de la escuela. Fue aceptada y ya estábamos embarcadas en la aventura del Cine Escolar.
Como todo estaba dado para ser posible, resultó que en esos días la escuela compró una filmadora digital. Contábamos con todo lo necesario. Le propuse a los estudiantes de noveno año trabajar con un relato de Mex Urtizberea, llamado "Todo por un sí". Realizamos improvisaciones, delineamos los personajes, ensayamos las escenas, y Mercedes le dio forma al guión técnico del cortometraje. Adaptó la historia a la edad, contexto y preferencias de los adolescentes participantes.
La etapa de rodaje la llevamos a cabo en diferentes locaciones: en la escuela, plazas, teatro T.A.F.S., un bar céntrico, una calle de tierra cercana al ferrocarril, y también la casa de Adhelma (que además participó actuando, junto a su gata).
Luego de tres meses de rodaje, llegó el momento de la edición, a cargo de Mercedes.
Mientras tanto, teniendo como antecedente nuestra experiencia de cine escolar, la escuela impulsó un taller de producción de cine (por aquí también anduvo el cerebro mentor de Adhelma), a contraturno, abierto a todos los estudiantes de Rojas que estuvieran interesados. Trabajaron en la modalidad de "Videominuto", vivenciando los roles de guionistas, directores, actores, actrices, técnicos, camarógrafos, etc. Sencillez, brevedad y síntesis.
Cuando nuestro corto estuvo listo, lo presentamos en el Galpón de La Minga (espacio cultural), reuniendo a estudiantes, familiares, amigos y colaboradores del proyecto.
¿Para qué hacer cine en las escuelas? (*) Para que el estudiante tenga la posibilidad de plasmar su pensamiento y sus emociones, sus observaciones críticas acerca de todo lo que le rodea y afecta, lenguaje audiovisual mediante. Ellos expresan quiénes son y qué es lo que sienten a través de imágenes llenas de luces y creatividad. Se puede, una vez más, abrir puertas para crear desde un lenguaje más cercano y motivador para los adolescentes inmersos en la cultura audiovisual. Ya no desde el lugar de cómodo espectador, sino como productor de su propio mensaje.

(*) Recomiendo la lectura de: ¿Es fácil hacer cine en la escuela con pocos recursos y muchos resultados?, de Alejandro Cobo, Editorial Biblos, Colección Respuestas, Serie Desafíos.

LAs MAGDALENAs DE PROUST


Me mudo de casa

Por Gabriela Bianco

Las mudanzas tienen ese poder de remover sobre los viejos objetos casi olvidados y volverlos símbolos de una época o de alguien que creemos ya no ser.
Castaneda es de esos autores cuyos libros duermen en nuestra biblioteca casi a modo de recordatorio de que hay cosas que parecen cambiar y sin embargo…
Una mudanza es un viaje. Un viaje a uno mismo para reflejarse en el espejo de los nuevos deseos. Un viaje al pasado para seleccionar entre todas las mochilas aquella que aún deberemos cargar.
La libertad es el horizonte que asoma cuando asumimos el viaje.
Ya en la nueva casa, visito un blog, el de Ximena, y encuentro estas citas que hacen referencia a aquel libro: -"atrapada"-, me digo y recuerdo también los chocolates que compartía con mi amiga de adolescencia Eli, mientras pasábamos horas maravilladas con el paraíso que la ayahuasca prometía. Nunca probamos el famoso alucinógeno pero tampoco dejamos que nuestros sueños fueran asesinados por los mandatos. Seguimos comiendo chocolate y, cada una a su modo y en mundos diferentes, libramos la batalla cotidiana contra el demonio de la costumbre y la satisfacción.
Una nueva reelectura avanza y me toma el presente en un viaje en espiral al pasado previo paso por el futuro imaginado en la adolescencia.

Acá van las citas.


Viaje a Ixtlán, Carlos Castaneda

Del capítulo "Perder la importancia"
"–«Te tomas demasiado en serio -dijo, despacio-. Te das demasiada importancia. ¡Eso hay que cambiarlo! Te sientes de lo más importante, y eso te da pretexto para molestarte con todo. Eres tan importante que puedes marcharte así nomás si las cosas no salen a tu modo. Sin duda piensas que con eso demuestras tener carácter. ¡Eres débil y arrogante!»
Traté de formular una protesta, pero él no quitó el dedo del renglón. Señaló que, en el curso de mi vida, yo jamás había podido terminar nada, a causa de ese sentido de importancia desmedida que yo mismo me atribuía.
"Mientras te sientas lo más importante del mundo, no puedes apreciar en verdad el mundo que te rodea. Eres como un caballo con anteojeras; nada más te ves tú mismo, ajeno a todo lo demás.""

Del capítulo "La muerte como una consejera"
"- La muerte es nuestra eterna compañera -dijo don Juan con un aire sumamente serio-. Siempre está a nuestra izquierda, a la distancia de un brazo.
Cuando estés impaciente -prosiguió-, lo que debes hacer es voltear a la izquierda y pedir consejo a tu muerte. Una inmensa cantidad de mezquindad se pierde con sólo que tu muerte te haga un gesto, o alcances a echarle un vistazo, o nada más con que tengas la sensación de que tu compañera está allí vigilándote."
Del capítulo "Hacerse responsable"
"En un mundo donde la muerte es el cazador, no hay tiempo para lamentos ni dudas, amigo mío. Sólo hay tiempo para decisiones."

Del capítulo "Ser inaccesible"
"- Preocuparse es ponerse al alcance, sin quererlo. Y una vez que te preocupas, te agarras a cualquier cosa por desesperación, y una vez que te aferras, forzosamente te agotas o agotas a la cosa o la persona de la que estás agarrado.
Le dije que en mi vida cotidiana la inaccesibilidad era inconcebible. Me refería a que, para funcionar, yo tenía que estar al alcance de todo el que tuviera algo que ver conmigo.
- Ya te dije que ser inaccesible no significa esconderse ni andar con secretos -dijo él calmadamente-. Tampoco significa que no puedas tratar con gente.
Es inaccesible porque no exprime ni deforma su mundo. Lo toca levemente, se queda cuanto necesita quedarse, y luego se aleja raudo, así sin dejar señal alguna".

Del capítulo "Una batalla de poder"
"El mundo es un misterio. Esto, lo que estás mirando, no es todo lo que hay. El mundo tiene muchas más cosas, tantas que es inacabable. Cuando estás buscando la respuesta, lo único que haces en realidad es tratar de volver familiar el mundo".
"Verás, una de las artes del guerrero es derribar el mundo por una razón específica y luego restaurarlo para seguir viviendo".

Del capítulo "La última parada de un guerrero"
"Nuevamente experimenté un sentimiento de quietud, un exquisito bienestar. Era una sensación extremadamente nueva para mí, mis pensamientos parecían haber sido desconectados. Era feliz. Me sentía sano. Una efervescencia muy tranquila me llenaba. Un viento suave soplaba del oeste y barría todo mi cuerpo sin darme frío. Lo sentía en la cara y en torno a los oídos, como una suave ola de agua tibia que me bañaba y luego retrocedía y volvía a bañarme. Era un extraño estado de ser, sin paralelo en mi agitada y dislocada vida. Empecé a llorar, no por tristeza ni autocompasión sino a causa de una alegría inefable, inexplicablemente."
"- No importa cómo lo hayan criado a uno -dijo él-. Lo que determina el modo en que uno hace cualquier cosa es el poder personal. Un hombre no es más que la suma de su poder personal, y esa suma determina cómo vive y cómo muere.
- ¿Qué es el poder personal?
- El poder personal es un sentimiento -dijo-. Algo como tener suerte. O podríamos llamarlo un estado de ánimo. El poder personal es algo que uno adquiere sin importar su propio origen. Ya te he dicho que un guerrero es un cazador de poder, y que te estoy enseñando a cazarlo y guardarlo. Lo difícil contigo, que es lo difícil con todos nosotros, es que te convenzas. Necesitas creer que el poder personal puede usarse y que es posible guardarlo, pero hasta ahora no te has convencido.
Estar convencido significa que puedes actuar por ti mismo."

Gabiana, agosto 2009

ESTACIÓN JUNÍN


¿Quién se robó la obra?
(Crónicas de Alicia en esta maravilla de país)
3a parte

Por Romina Paesani

Válgame Dios, la vida es tan absurda. ¡Gracias a Dios! la vida es tan teatral.
(Lo de Dios es una frase hecha).
Nosotros tocamos al teatro como si fuera a romperse; como si fuese un huevito de esos que caen de los nidos altos y ¡OH, maravilla de país! Aterrizan intactos.
Nosotros, tratamos a nuestro teatro amado como una preciosa esfera de cristal, que con sólo respirar un poco más fuerte pudiera hacerse trizas. Nosotros. NOSOTROS.
Y sin embargo, los otros no.
¿Y quienes son los otros? ¿Y porqué los llamamos así y porqué no los no-nosotros?
Va a comenzar la función: Alicia en esta maravilla de país.
Se abren las puertas del galpón de la Sociedad de Fomento San Jorge y los chicos y algunos adultos entran ansiosos.
(Antes habrían estado murgueando al aire libre, con bombos, platillos, lentejuelas y flecos) y ahora, entran al "encierro" ávidos; y se tratan de ubicar en el espacio, que no está preparado para "hacer teatro".
Por supuesto, no entran todos, ¡No hay lugar! ¡No hay lugar! Dicen (como el sombrero loco y la liebre de marzo). Se paran, se sientan, se vuelven a sentar, se vuelven a parar y de la mitad para atrás, nadie ve.
Alejandro, el organizador de la actividad, intenta exigir, el ansiado silencio teatral, intenta, pero nunca puede y la música que inicia la obra los obliga sin saberlo (uff, respiro aliviada)
En seguida nomás, de atrás del público y como repitiendo los pasos del conejo aparece ella: ¡La actriz principal! ¡El personaje central de la obra! ¡El icono indiscutible del teatro invisible pero visible! En su roce, con esta absurda, pero maravillosa realidad, ella, "la ella", cargada de jarras con chocolate caliente y de fuentes con algo comestible. ¡Facturas!
En realidad ahora que lo pienso, caminó en sentido inverso que el conejo, pues salio del foro, y fue hacia el público. ¡Cocinera impúdica! Cargada de manjares olorosos que creaban caminos en el aire para que los pibes la siguieran flotando como los ratoncitos de TV tras el queso.
Y eso no fue todo, el público regresa a la ficción, y ella también, con los recipientes vacíos, se mete en su cuevita de conejo y desde allí emite su texto (le dice a las actrices que esperaban, en pleno "sats", detrás del telón)
."Che, flaca, decile a alguien que me dé un encendedor. Dale hacéme la gauchada".
Y yo que escucho, o mejor intuyo por los gestos de las "Alicias", salgo de mi postura teatral, de directora y musicalizadora silenciosa, y declamo: "¡Por favor, los adultos de atrás silencio!". (Parece funcionar). Al rato, los de atrás, los marginados espaciales, retoman su festín de palabras susurradas y la actriz fundamental, vuelve a escena, .por la derecha, recorre todo el proscenio, donde obtiene el encendedor antes pedido (y yo que le hago señas de corte de mangas, y de cuello, y de uñas ya no, porque me las comí todas, pero nada) La muy actriz, estaba tan metida en su rol, que no me obedece, sólo me sonríe. ¡Ja!
Sigue la obra, las Alicias de siempre, como nunca.
En su mejor día, había que remar para no hundir el barco, entre el bullicio, interrupciones, levantar la voz, atraer la atención acá, en una interminable lucha despareja con los factores externos ¡Pufff!
Se corta la luz. La música chau, fue, no va más. ¿Qué hacer? Brrr. Y entonces mi voz, ya resignada se revela ante mí y dice: Se cortó la luz. Dos minutos (Dos eras geológicas enteras) y regresa. (Más tarde nos enteramos que fue Laura. Aguanten nuestros compinches, quien la encendió)
Pues, los exiliados espaciales, en una valida expresión de queja contra su exclusión así se manifestaron, bajando la térmica.
Y está bien que así sea. (Si pienso de otra forma ahora, me tendría que tragar todo lo que critico). La obra sigue, fue la mas larga, les juro desde acá, desde el limite entre los nosotros y los no-nosotros.
Entonces, los exiliados del fondo, se paran y se van, contagiando a los demás, a los de adelante (los atentos) ¿ atraídos por algo que pasaba afuera? No sé. Tal vez, tal vez no. Pero luego vuelven y siguen en la posición que abandonaron. No entiendo qué pasa, y luego me entero, que otra vez nuestros compinches, esta vez Mary, los obligó gritando: Esto es una falta de respeto (Uff, respiro aliviada). Sigue la obra, en el patio, se escuchan bombos en sordina, luego ruidos enormes en la chapa del techo tres veces consecutivas. Entonces, TA-TA-TA-TANNNN, nuestra actriz principal, que se había ido, por un rato al banco de suplentes, regresa, detiene la ficción y lanza su teatralidad como una molotov: ¡Avisale a Ferreira, que se fije, quién está a los cascotazos con el techo!
¿Qué más? ¿Algo más va a pasar? Sí.
Las Alicias de la ficción, cada vez más arriba, perfectas hasta el orgasmo, sincrónicas, técnicas, precisas, accionan, reaccionan, crean el paso. Los nenes de adelante toman la escena y se apropian de los platitos de cartón, tirados antes por la cocinera de ficción y juegan a ser actores de la obra, con el clásico "osooo", engañando a las Alicias.
No hago esta lectura, que sí hago ahora y me caliento, ¡Me enfado! Cruzo a gachas el proscenio, de izquierda a derecha. Y con una mirada y actitud, dignas de Mussolinni, los obligo a la entrega del "tesoro robado". Luego regreso a la música, y buaaa, buaaa. Ya está, ha parido, nace el bebé. Parto con dolor. Se acabo la obra. ¡Al fin, el fin!
Las Alicias saludan, yo también, termina todo. Pero de repente, me doy cuenta que algo faltó. Tengo esa horrible sensación de vacío Y no logro descubrir qué es.
Hasta ahora. Ahora lo sé. La Alicia real, la fundamental, la reina de la escena, no salió a saludar. Mal de nuestra parte, una desconsideración total no invitarla.
Bueno, ya está, aprenderemos para la próxima.
Gracias a ustedes muchachas, Alicias, me demostraron con la actitud a ver un poco mas allá.
Y gracias a los no-nosotros, que son nosotros. Y que nunca nos dejaron decir (por que ellos no lo dicen más) NOSOTROS NO. Por que ya no decimos más, nosotros no. ¡NOSOTROS SÍ! Mierda. Esto fue maravilloso.

MAGDALENAS TRABAJANDO


Ana Woolf

Ana Woolf presentará su obra Semillas de memoria, con dirección de JuliaVarley (Odin Teatret), el 4 y 5 de septiembre en la ciudad de Junín, en la sala La Fraternidad. Los mismos días realizará un taller organizado por Magdalena Junín, con la participación de Laura D’Anna.
Ana Woolf estará coordinando un seminario en el Primer Festival de Teatro Adolescente, del 10 al 13 de septiembre, en la Ciudad de Buenos Aires. Dirección General: Cecilia Ruiz. El encuentro se realizará en siete salas porteñas (De la Comedia, Beckett, Del Globo, Sadop, IUNA, Mediterránea, Santa María), con la participación de 14 elencos de adolescentes. Seminarios, espectáculos y paneles de reflexión, conferencias. http://www.vamos-quevenimos.com.ar/.
Ana Woolf coordinará seminarios de entrenamiento para el grupo antiguo: 18,19, 20 de septiembre.
Nuevo grupo: 25, 26, 27 de septiembre (vacantes limitadas). Sala Travesía (Ciudad Evita) Llamar al 1553759943 (Natalia) o escribir a magdalenageneracion2@gmail.com


Natalia Marcet

En el marco de la Semana de la Juventud, dentro del clásico ciclo "Hablemos de eso", convocado por el área de Coordinación entre la Dirección de Cultura y la Dirección de la Juventud de la Municipalidad de Dolores y con el apoyo de Magdalena Segunda Generación, se presentará Gordas, espectáculo unipersonal con Natalia Marcet y dirección de Ana Woolf, en la ciudad de Dolores, en el Teatro Municipal Unione, el día 16 de septiembre, a las 10 y a las 14.
Esta presentación se hará con entrada libre y gratuita para 2º y 3er Ciclo de Escuelas Polimodales de la Ciudad. Seguidamente, se charlará con los alumnos presentes sobre la experiencia artística de transformación de una historia personal en material teatral, contando además con la presencia de una psicóloga del lugar.



Viajeras
Con dirección de Ana Woolf y la actuación de Marcela Britos, Laura D'Anna, Natalia Marcet y Natalia Tesone, se ofrecerá este espectáculo para chicas y chicos de todas las edades, el domingo 13 de septiembre, a las 14, en la villa 31, y el sábado 26 de septiembre, a las 16:30, en Travesía Teatro.



Natalia Tesone

Forma parte del elenco de Ricardo y Lear, no nos une el amor, basado en la obra de William Shakespeare, con libro y dirección de Patricia Palmer. 24 actores y actrices en escena. En el Taller del Ángel. Mario Bravo 1239.
Domingos, a las 20:30. Entrada: $25. Descuentos a jubilados y estudiantes.



Natalia Rey – Natalia Marcet

"Si se pudo recuperar el Hotel Bauen de la quiebra , el saqueo y el abandono en el que lo dejaron sus anteriores dueños gracias al esfuerzo, la decisión y la capacidad de los trabajadores, ¿Cómo no vamos a poder producir y sostener una obra de teatro en nuestra propia sala?". Esta es la frase que sintetiza las charlas con un grupo de compañeros que trabajan en el Bauen y que impulsó el proyecto de reponer Sacco y Vanzetti. La obra escrita por el dramaturgo argentino Mauricio Kartun, que con tanta repercusión se estrenó a principios de la década del noventa y se reestrenó el 26 de Marzo de 2009 en La Plata, con dirección de Viviana Ruiz, en la sala Armando Discépolo de La Comedia de la Pcia. de Buenos Aires.
El colectivo de artistas que conforman la Cooperativa S&V y la Cooperativa de Trabajo Bauen, recuperado con el apoyo de la Federación de Empresas Recuperadas, intelectuales, artistas y distintas organizaciones sociales y políticas celebrarán la reposición de esta nueva puesta en el mes de septiembre en la Sala Auditorio Bauen (Callao 360) y se podrá compartir los viernes, sábado y domingo.

PARA AGENDAR


Festival de danza en Mendoza
El viernes 11 de septiembre comenzará la edición 2009 del Festival de Danza de Nuevas Tendencias que se realiza en Mendoza. Por iniciativa de una agrupación (CoCoA Mendoza, Coreógrafos Contemporáneos Asociados, Alejandra Tillar, Vilma Rúpolo, Alejandra Peralta), surgió en Mendoza la necesidad de aunar esfuerzos para fortalecer y desarrollar el espacio de la Danza Contemporánea y la Danza Teatro generando un espacio para el intercambio y crecimiento de los artistas y público en general. Comenzaron esta actividad en 1996 y la han seguido desarrollando ininterrumpidamente de forma independiente y con el auspicio del Instituto Nacional del Teatro y del Fondo Provincial de la Cultura, Secretaría de Cultura del Gobierno de Mendoza. El principal objetivo de los festivales es promover y difundir el desarrollo de obras coreográficas locales, nacionales e internacionales. En ediciones anteriores se presentaron compañías de Italia, Brasil, Dinamarca, Perú, Chile, Noruega, Argentina, workshop y mesas de debate.
Informes: festivaldanzanuevastendencias@gmail.com
festivaldanzant.blogspot.com
http://www.festivaldanzant.com.ar/


Pirologías’09
Del 2 al 6 de diciembre, la Compañía Nacional de Fósforos realizará el III Festival Internacional de Teatro Independiente, Pirologías. El encuentro se realiza en el conurbano bonaerense, en sitios donde no hay salas de teatro. La organización del festival prepara espacios alternativos para la realización de las funciones. Sus objetivos principales son acercar espectáculos de calidad que presenten propuestas innovadoras y propiciar el intercambio entre grupos y teatristas nacionales e internacionales.
Informes: Paula Brusca, +54-11-4432-7774 y +54-9-11-6527-5272, y Andrea Feiguin +54-9-11-5062-1635.
http://ar.mc575.mail.yahoo.com/mc/compose?to=lafosforera@gmail.com/t_blank
http://lafosforera.blogspot.com/


Festival de Teatro Rafaela 2009
El Festival de Teatro Rafaela 2009 anuncia la programación de su quinta edición, que se llevará a cabo desde el miércoles 2 hasta el domingo 6 de septiembre.
Los espectáculos transitan principalmente temáticas actuales, que van desde los vínculos interpersonales -en los que se reflexiona acerca del amor, la identidad, la familia- a lo colectivo, como la incomunicación, las relaciones de poder, la política, la justicia…; poniendo sobre los escenarios rafaelinos, los conflictos y vivencias de la vida moderna.
De hombre a hombre, de Mariano Moro; Reflejos, de Matías Feldman, y los dos estrenos rafaelinos, Hube amado, del grupo La Máscara y Atacar, del grupo En Alaska; Edipo R, de Edipo Rey de Sófocles que realiza Luciano Delprato con muñecos y actores en escena; deSastres, del grupo Cirulaxia Contra Ataca y W Invasión Extraterrestre (La destrucción de Córdoba) basado en el famoso radioteatro La guerra de los mundos de Orson Wells.
Por lo clásico nacional, fue seleccionado La temperatura, de Gustavo Guirado; Crónicas de un comediante, de Manuel Santos Iñurrieta, y Tango turco, de Rafael Bruza.
Además, Chiquito, de Luis Cano; Lustro, emparentada con el clown; Un poyo rojo; Tuale, trabajos en los que la danza contemporánea se erige como lenguaje constructor de la dramaturgia.


El país en el país
El Instituto Nacional del Teatro presenta "El país en el país. Primer Circuito Nacional de Festivales 2009". Cuarenta y seis grupos teatrales, seleccionados a través de una convocatoria nacional, girarán por distintos festivales de la Argentina entre el 23 de septiembre y el 25 de octubre, haciendo funciones no sólo en capitales de provincias, sino también en diferentes ciudades del interior provincial, sumando un total de 40 sedes.

Feliz 2020