NOS MOVILIZA

Alika Kinan: sentencia histórica reconoce la responsabilidad de proxenetas y el Estado

Por Noor Jiménez Abraham y Laura Salomé Canteros desde Ushuaia | Marcha.org | Resumen Latinoamericano | noviembre 30, 2016
Las tres personas imputadas en el juicio en el que Alika Kinan querelló al Estado y a sus proxenetas fueron condenadas por el delito de trata de personas. El municipio de Ushuaia deberá indemnizar por daños y perjuicios.
En Ushuaia, a las 18.30 del miércoles 30 de noviembre se hizo historia al reconocerse el delito de trata de personas a través del relato de las sobrevivientes y de las pruebas presentadas. Luego de cinco años en que se produjera el allanamiento del prostíbulo “Sheik” que funcionaba en esa ciudad y en el que Alika Kinan y otras victimas era explotada sexualmente.
Pedro Eduardo Montoya, dueño del “Sheik”, fue condenado a 7 años de prisión mas una multa de 70 mil pesos por ser autor penalmente responsable del delito de trata de personas. Por su parte, Ivana Claudia García y Lucy Campos Alberca, pareja y encargada del local respectivamente, fueron condenadas a 3 años de ejecución en suspenso como partícipes secundarias agravado por pluralidad de victimas del delito de trata de personas. Ivana García, deberá, además, pagar una multa de 30 mil pesos.
El Tribunal, compuesto por Ana María D´Alessio, Luis Alberto Giménez y Enrique Jorge Guanziroli, dispuso además, el decomiso de los bienes personales de Montoya y la devolución del dinero secuestrado en el lugar de acogimiento, que será entregado a las victimas y la suma no expuesta a devolución a la Oficina de Rescate y Acompañamiento dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. El municipio de Ushuaia deberá abonar 780 mil pesos indemnizatorios por daños y perjuicios.
Adrián García Lois, fiscal de la causa e integrante del Ministerio Público Fiscal, manifestó que, si bien las penas son menores que las pedidas, esta sentencia da cuenta de un cambio de mirada en cuanto a la persecución del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.
Por su parte, Marcela Rodríguez, abogada de la demandante, afirmó que “este fallo es un paso alentador para que otras victimas se animen” a declarar, ya que Alika no es la única querellante en el país, e informó que, una vez conocidos los fundamentos de la sentencia, que estarán el 7 de diciembre, decidirán si apelan o no el veredicto.
Con cantos al inicio y al cierre, diversas organizaciones se encontraron para expresar el apoyo a la lucha de Alika Kinan. Entre las presentes estuvieron el colectivo Furia Trava y la ONG RATT Argentina. En sus letras, expresaban “que la prostitución no es un trabajo” y que son los “proxenetas quienes tienen que tener miedo e ir presos”.
Al final hubo abrazos, emoción y más cantos. Reuniones en las que Alika se dirigió a las compañeras que la apoyaron a lo largo de todos estos años: “Chicas, vamos a meter presos a todos los proxenetas”.
 http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/11/30/alika-kinan-la-sentencia-de-un-historico-juicio-contra-las-redes-de-trata/
http://www.lanacion.com.ar/1961114-historico-fallo-en-tierra-del-fuego-condenaron-a-los-duenos-de-un-local-nocturno-por-trata-de-personas





LAS MUJERES Y LA ECONOMÍA 


Lydia Alpízar Durán es directora ejecutiva de la asociación organizadora del foro global feminista. Y explica los desafíos del movimiento de mujeres.

Por Mariana Carbajal

Desde Estambul
“Las feministas tenemos que integrar de manera más fuerte la dimensión económica a nuestras agendas”, exhortó la costarricense Lydia Alpízar Durán, directora ejecutiva de la Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID), organizadora del mayor foro global feminista de los últimos años, que tuvo lugar en esta histórica ciudad turca, con un pie en Europa y otro en Asia. En diálogo con Página/12, Alpízar analizó los objetivos de la cumbre y sus resultados, al cierre de cuatro días de intensos debates, que culminaron con una colorida marcha por las calles céntricas de Estambul, con distintas demandas, con carteles, cánticos y sobre todo, mucha alegría: contra el trabajo esclavo, contra la esterilización forzada, por la equidad de género y particularmente las mujeres turcas y kurdas con reclamos de igualdad y de libertad a las numerosas activistas presas. “Tenemos que lograr que los modelos económicos no se sigan sosteniendo en el trabajo no remunerado de las mujeres y de otras personas que son ampliamente discriminadas”, consideró.
–¿Por qué AWID eligió para este foro poner el foco en la economía, un tema que no suele ser central en las agendas feministas y del movimiento de mujeres?
–Hay una coyuntura global importante, a partir de que se desatan las crisis financieras en el 2008 y todo lo que ha sucedido después, en donde claramente hay una oportunidad importante para plantear alternativas y diferentes formas de  mirar la economía y, en particular, replantear el modelo neoliberal dominante. Sentimos que el movimiento feminista y por los derechos de las mujeres no ha puesto la cuestión de la economía y del desarrollo de manera tan central en la agenda de temas principales. Pensamos que, de alguna manera, no hacerlo deja todos los temas de la agenda feminista a la mitad. La apuesta del foro fue poner el tema en la agenda, motivar y generar un proceso que asegure que las feministas y las organizaciones de mujeres empezamos a integrar de manera más fuerte la dimensión económica a nuestras agendas.
–¿Por qué cree que el tema económico ha quedado relegado en las agendas feministas?
–Cuando digo relegado me refiero a que la mayoría no lo trabaja. Si bien es cierto que hay grupos que trabajan a nivel de comunidades temas de desarrollo comunitario y también las economistas feministas han hecho todo un aporte muy importante a la propia comprensión de la economía, creo que nos pasa con la economía algo que nos pasó con el derecho, y es que creímos, y nos decían, que era algo complicadísimo, que solamente los abogados –y digo abogados y no abogadas– podían entender la ley. Pienso que el proceso que hicimos en el movimiento, particularmente en los ’90, cuando se construye toda la idea de los derechos de las mujeres como derechos humanos, lo que hacemos las mujeres de manera muy activa es apropiarnos de la ley y en ese sentido desmitificar la inaccesibilidad del derecho. Con la economía nos pasa igual: siempre nos han dicho que es algo complicadísimo, difícil de entender, y también que es un ámbito masculino –aunque haya mujeres–. Siento que hay un poco de cómo la construcción de género afecta la forma en que nos sentimos más o menos capaces para entrarle al tema. Necesitamos construir conocimiento que ayude a comprender mejor cuál es la dimensión económica de la problemática de la violencia de género, cuáles son los vínculos de las cuestiones de acceso al aborto cuando se logra la descriminalización y cómo hacemos para asegurar que se financien los servicios para que realmente las mujeres puedan abortar y no se quede sólo en una reforma legal que despenalice la práctica, y otros temas. Se ha relegado, además, porque las mujeres trabajamos en temas muy complejos y abrumantes. Sólo si miras la agenda de la violencia, creciente y continuada, en zonas de conflicto o no, en el norte, en el sur, en el este, en el oeste, es una agenda  enorme. Igual siento que ahora se nos dio el momento histórico para que ojalá le entremos más de lleno y desmitifiquemos la economía y las finanzas como algo que también las mujeres tenemos que dominar, para que los modelos económicos que se implementen no se sigan sosteniendo en el trabajo no remunerado de las mujeres y de otras personas que son ampliamente discriminadas.
–¿Cuáles son los ejes que hay que visibilizar en el vínculo de las mujeres y la economía?
–Es vital que entendamos que el avance de los derechos de las mujeres en el marco de la economía no puede estar desvinculado de reivindicaciones más amplias del cambio del modelo mismo. Ahora un aspecto muy importante es el trabajo por la regulación del sistema financiero, que es en este momento una de las principales causas que están generando mayores distorsiones y desigualdad y que ha reforzado el poder del sector corporativo financiero pero también de las trasnacionales y otros sectores. Una tarea a la que nos tenemos que sumar de una forma fuerte es a la temática de sustentabilidad ambiental. Un aporte que las feministas podríamos hacer a este debate es construir visiones distintas de cómo se pueden construir modelos económicos diversos, que estén fundamentados en la cuestión de la sostenibilidad ambiental –porque es una cuestión de sobrevivencia y ética planetaria– pero también de justicia social, equidad de género, derechos humanos y paz.
–¿Cuál fue el aporte de Latinoamérica al foro?
–Si hay una región en el mundo donde se están observando alternativas al modelo de desarrollo dominante es Latinoamérica, ya no digo que sean alternativas, porque, por ejemplo, el paradigma del “buen vivir” será una alternativa para toda la gente que no viva en Bolivia. Pero en Bolivia y Ecuador es un modelo constitucional, lo están implementando.
–¿Cuáles cree que son los retos del movimiento de mujeres?
–Siento que dejamos de pensarnos como un movimiento global, y se ha fragmentado y debilitado. Los retos son muy grandes. En muchos casos la agenda se ha ampliado pero los recursos no, la capacidad de las organizaciones sigue siendo limitada y, por otro lado, la violencia contra las activistas y la violencia en general que aumenta en los distintos contextos genera situaciones que son muy desafiantes para que las mujeres puedan pensar en una articulación más global. En Latinoamérica –y estos son datos de la relatora especial de defensores y defensoras de Derechos Humanos de la ONU–, México y Centroamérica tienen el mayor número de asesinatos de mujeres activistas del mundo, y la violencia más extrema. En términos de gente en prisión, Medio Oriente se lleva las palmas. Mismo en Turquía, la cantidad de activistas y periodistas en prisión es altísima. La forma de represión ha crecido y son distintas: amenazas, pueden intervenir tu teléfono, pueden entrar a tu organización, confiscarte tus cosas, amenazarte con secuestrar a alguien de tu familia o intentar matarte, todas esas cosas están pasando en México y en Centroamérica, y en Colombia también.
–¿A qué responde este incremento de la violencia hacia las activistas?
–Es multifactorial. Y tiene que ver con los distintos contextos. Hay un aumento de la militarización, un crecimiento fuerte del crimen organizado y de la corrupción, una redefinición del papel del Estado, una desigualdad creciente que genera situaciones de tensión social muy graves, la migración, la trata de persona, de arma, de órganos. Y creo que hay en general un avance del conservadurismo y en algunos casos del fundamentalismo religiosos con gobiernos de derecha que han decidido que la forma de lidiar con los problemas sociales es reprimir el disenso social, pues hemos visto un aumento de la represión a los movimientos sociales. La combinación de todos esos factores, además de que los grupos tienen pocos recursos, genera una situación de vulnerabilidad a la violencia muy alta.

PÁGINA 12   29/04/2012


LOS DERECHOS DE LAS MUJERES SON DERECHOS HUMANOS

por Raquel Vivanco

En los últimos meses hemos asistido con creciente preocupación a distintas manifestaciones hechas por funcionarios públicos ante situaciones de violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas en nuestro país; en las mismas evidencian su incapacidad de estar al frente de carteras tan sensibles como la Salud o la Seguridad, ni que hablar de gobernar una provincia.
Nos parece importante destacar algunas de estas declaraciones, empezando por la del Ministro de Seguridad de Salta, Maximiliano Troyano, quién tuvo que renunciar a su cargo luego de decir que las turistas abusadas sexualmente en su provincia habían tenido un exceso de confianza con los atacantes; le siguieron hace unos días las del Ministro de Salud, Julián Dindart, de Corrientes declarando impunemente, luego de conocido el fallo de la CSJN, que las niñas quedan embarazadas para cobrar un subsidio económico, negando las violaciones y abusos a los que son sometidas en su provincia (en tan solo dos semanas se conocieron tres casos de niñas abusadas embarazas de entre 10 y 12 años); y las más recientes, las del gobernador de Salta Juan Urtubey, desconociendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación al respecto de la correcta interpretación que debe hacerse del inciso 2 del Art. 86 del Código Penal. Aquí quisiéramos detenernos.
El gobernador Urtubey (promesa de la “renovación política en la Argentina”) viene desconociendo de manera recurrente las leyes nacionales e internacionales en su provincia, rechazando la aplicación de la Ley de Educación Sexual, no asignando presupuesto al Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable, dictando el catecismo como materia obligatoria en las escuelas públicas, imponiendo sus creencia religiosas al conjunto de la sociedad salteña, en fin, negando derechos que debiera garantizar. Creerá Urtubey que es un señor feudal con libertad de acción y que las leyes y tratados internacionales asumidos por nuestro país son solo un adorno en la política nacional? Sus dichos y su accionar respecto de garantizar nuestros derechos en Salta son repudiables y por ello exigimos que se retracte y cumpla con su deber de funcionario público o renuncie a la gobernación por no estar capacitado para estar al frente de una provincia.
Sabemos que no son nuevas estas declaraciones, que muchos funcionarios y gobernantes desconocen y niegan los derechos plasmados en la legislación nacional e internacional que las mujeres hemos conquistado gracias a siglos de lucha. También sabemos que como sociedad estamos cansadxs de tanta hipocresía, y en ese sentido venimos dando importantes pasos en pos de igualarnos en derechos, no descansaremos hasta alcanzar la verdadera justicia que nos hará a las mujeres ser consideradas ciudadanas con ejercicio pleno de derechos en nuestro país.
Celebramos el fallo de la CSJN y estaremos en todo el territorio nacional monitoreando y exigiendo su cumplimiento, también festejamos que la figura del avenimiento se haya eliminado del Código Penal, pedimos justicia para Carla Figueroa y para todas las mujeres víctimas de femicidios en nuestro país.
Seguimos exigiendo el tratamiento y la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentada por la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, de la que formamos parte, y que se implemente la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres para que no haya más muertes evitables en la Argentina.
Nos acercamos a un nuevo aniversario del 24 de marzo, allí estaremos las MuMaLá levantando las banderas de Memoria, Verdad y Justicia, no olvidamos y no perdonamos; también denunciaremos que en la actualidad miles de mujeres son desaparecidas por las redes de Trata y que éstas tienen complicidad con los poderes de turno; que los femicidios se cobran la vida de una mujer por día en nuestro país; y que el Estado nos arroja año a año a más de 500.000 mujeres a la clandestinidad para interrumpir embarazos no deseados, provocando así la muerte de más de 3000 mujeres desde la apertura de la democracia hasta la actualidad.
Mujeres muertas por causas evitables Nunca Más.

FEMICIDIO, ADVENIMIENTO, DIVORCIO

por Marcela Brito

Las diferentes cámaras legislan sobre modificaciones, ampliaciones y eliminaciones de diversas leyes del Código Civil y del Código Penal a fin de reducir los procesos en materia de divorcio y adopción y para tipificar los delitos por género, entre otros tópicos.

Por estos días se está tratando en la Cámara baja la inclusión de la figura de Femicidio en el Código Penal, la cual sería como un agravante sobre el tipo penal básico del homicidio. Es decir, habría nuevas sanciones para los crímenes perpetrados a mujeres por ser mujeres, pudiendo ser un agravante el vínculo no sólo con su cónyuge sino con el novio o ex pareja de la víctima. En los proyectos presentados por abuso de género figuran, también, el abuso psicológico y la prohibición de obligar a la víctima a carearse con el imputado. Asimismo, no se podrá alegar “emoción violenta” para disminuir la pena y se propone la creación de un subsidio para víctimas y la utilización de un botón antipánico en caso de que un maltratador rompa la exclusión del hogar o la prohibición de acercamiento impuesta por la justicia. En el municipio de Tigre ya se cuenta con este dispositivo de alerta georeferencial para mujeres agredidas (DAMA).A raíz del asesinato de la joven pampeana Carla Figueroa que se casó con quien había sido su violador y éste a los pocos días de haber recuperado la libertad le dió muerte a puñaladas, Diputados, eliminó la figura del Advenimiento del Código Penal, donde la víctima “perdonaba” a su violador y éste era sobreseído.

Respecto de la Ley de Divorcio, los jueces no tendrán la obligación de intentar reconciliar a los cónyuges. Dejan de existir las “causales subjetivas”. Se elimina la figura de Divorcio Contencioso: con que uno de los cónyuges quiera divorciarse es suficiente y no se impondrán las audiencias de conciliación donde se sacan los trapitos al sol. Ésto evitaría un desgaste emocional mayor y que abogados intervinientes no se aprovechen del estado de labilidad de sus clientes.

Bienvenidos sean, entonces, los agiornamientos a los tiempos que corren y todo lo que contribuya a la celeridad de los procesos legales, mitigando el sufrimiento de involucrados y víctimas. Sabemos que las leyes del Código Penal se aplican sobre el hecho consumado por lo tanto habrá que trabajar en la educación y sensibilización desde la infancia, para prevenir crímenes machistas porque la ley escrita no hará que baje el número de víctimas mujeres que fueron 282 en el año 2011.

En Capital Federal y en Chaco existen el 137 para asistencia a la víctima de abusos domésticos y el 911 para el resto del país.