BASTA PARA MÍ, BASTA PARA TODAS, por Sabrina Califano

"Basta para mí, basta para todas"

Intervención colectiva en la plaza de Tapiales en contra de la violencia hacia la mujer :   a favor  de la paz, el respeto y el diálogo.



Expectativas, ansiedad...con la certeza de que es lo correcto. Sabiendo que es riesgoso pero es lo que deseo: mi cuerpo, mi voz, mi sentir como instrumentos que me permitan dar voz a la oposición hacia un  flagelo: propio en menor medida y hace tiempo;  de muchas desde tiempos inmemorables.
Irrumpir en la cotidianeidad, con la esperanza de generar y generarme preguntas y  reflexiones.
Llevo una causa conmigo, entro en un estado de atención potente, los sentidos se amplifican y encausan a la vez… alerta, mis pares están al resguardo, lo siento.
La “ley” y el “orden” intentan detenernos, mi compañero explica y nos protege, su cámara nos expone y resguarda.  Me da más fuerza la oposición y sigo con paso firme,  nada va  a detener nuestra acción: es una decisión tomada.
Caminata hacia la plaza: tiempo de reajustes, preguntas que se suceden en mi cabeza, sintiendo el sonido de las latas que arrastramos cual cadenas y la cinta que me une al hombre, vínculo enfermo, vínculo del cual no sé si podré salir.
Las niñas y los niños se acercan y nos siguen en el recorrido alrededor de la plaza “uyy vamos dale” “¿qué es?”. Parejas de adolescentes, señoras, hombres,  niñas, niños que miran, leen, comentan: “¿qué dice?, ¿Dolor, celos?”.
Se suceden las estaciones: violencia psicológica, violencia verbal, violencia física.
Es un vía crucis, es un  en círculo de violencia: ella perdona, acepta nuevamente el vínculo, y trata de salir.  Cae nuevamente, hasta que algo en su interior le da fuerzas para enfrentar sus miedos,  miedos que la acosan y envuelven, miedos enmascarados, que le hacen ver su dolor y la violencia que hay en este vínculo maldito y decide decir BASTA, ahuyentando los miedos  para luego darse cuenta de que no es la única que atraviesa este flagelo.  Entonces dice: “¡¡Basta para mí, basta para todas!!!”, “¡¡No a la violencia hacia la mujer!!”,  “¡¡ No a ningún tipo de violencia!!”, “ ¡¡Sí al respeto!!”, “¡¡Sí al diálogo!!”,  “¡¡Sí a la paz!!”, “¡¡Sí al amor!!”.
Y para  nuestra  sorpresa,  el coro de vecinas y vecinos responden a las consignas, asienten con su participación, levantan pulgares y aplauden.

Expectativas más que cumplidas, ansiedad calmada,  certeza reafirmada,  miedos desvanecidos, algunas preguntas respondidas y más fortaleza para seguir.

http://vimeo.com/88195943

Sabrina Califano