sábado, 14 de diciembre de 2013

Entre el fuego y las flores. Por Natalia Marcet

Entre el fuego y las flores, la violencia (robo, para titular esto, una frase de mi colega Maria Dora Garcia Pelaez.)
Dolores. 25 de noviembre de 2013. Recital planeado por Alternativxs, una agrupación de mujeres de distintas extracciones, vinculada a la problemática de género. 
En el marco de las distintas actividades programadas, se presentará Paraje de Solteras y Flores arrancadas a la niebla.
Habrá maravillosas conferencias. Me conmueve la cantidad de artistas que se suma a las distintas actividades. Celia, quien me conectó para todo esto, me ha pedido que me suba al escenario del recital, como Mondonga o como Natalia, a hacer algo. Decido hacerlo como Natalia, y cantar…Tal vez sea mi forma de abonar, como mujer ,por la paz: dejar que mi voz, sin pretensiones de perfección, sirva de canal para lo que se quiere decir…(ojalá logre ser digna de eso).  Me vengo preparada para cantar el Bella Ciao. No la del partisano. La de las mujeres del arrozal. Antes de llegar me entero que se suspende por la lluvia.

Pero una noticia brutal decide sobre la meteorología: una mujer, joven, ha sido asesinada de siete tiros de fusil por su marido. No sé bien quién es. No la conozco .Una de mis tías me cuenta que era peluquera. Me lo dice mientras maneja y sacude su cabeza. El recuerdo de las tijeras de la pobre muerta en su cabeza sacude sus ideas…
Mi otra tía me cuenta que ha sido su ex pareja. Que tenía restricción domiciliaria. Que ya le había anticipado que la iba a matar.

Él lo hizo en la madrugada de la conmemoración del asesinato de las hermanas Mirabal. Pasada la medianoche. Cuando los espíritus de la noche se ponen álgidos y gobierna lo denso. Las chicas de ALternativxs me avisan que haremos igualmente el recital. Pero la lluvia decide por nosotros. 
La lluvia nos detiene.
El recital no se hace. Se hará el jueves. Y luego FLores... en el teatro...
Las chicas de Alternativxs están trabajando en el lugar...
Es un día de silencio… Para reflexionar… Para orar… Para revisarnos… re-mirarnos… re-estudiarnos… re-encontrarnos…
Lo que le pasa a una persona en una comunidad le pasa a toda la comunidad…
Algunos medios lo titulan como crimen pasional: los crímenes pasionales, escribe mi amiga Gabriela Urrutibehety, no son tal, son violencia de género lisa y llana: feminicidio.
Eso no es pasión: es crimen. Es delito...y no hay atenuantes... Una mujer ha sido asesinada a mansalva, con un fusil de caza e incluso su hija ha sido salvada de casualidad...
Hoy Sandra sos vos, soy yo, somos todas.
Y está bien que en silencio pensemos en ella…
Le prendamos una vela... Y sembremos entre l@s nuestr@s la semilla de lo nuevo.
A ver si de una vez por todas, en definitiva, lo sutil penetra lo denso…
Hoy nos silenciamos por vos, Sandra. Y en el silencio del corazón acompañamos tu viaje. Pero por vos cantaremos, cocinaremos, actuaremos, abrazaremos, pariremos, escribiremos y danzaremos...
Por vos …y por no más Sandras. Ni tantas, que no sabremos… Sembraremos semillas que rieguen nuestro mundo de flores…
Ante la violencia contra las mujeres digo y decimos... Mujeres por la paz

Natalia Marcet