domingo, 12 de agosto de 2012

MUJERES SINGULARES II: Ana Geniso


por Natalia Marcet

Cuando lo escuché, no pude dar crédito a lo que oía. Pero así era. Tal y como lo contaban. Ella, violinista. El…un "progre". La imposibilidad de aceptar la realidad, lo llevó a romper los instrumentos con los que ella trabaja... Ella no se quedó callada. Ella habló. El pueblo y los artistas se solidarizaron...
Su nombre: Ana Geniso, violinista.

He aquí las preguntas que virtualmente hice y ella contestó:

- Contanos quién sos, a qué te dedicas...
Mi nombre es Ana Regina Geniso. Soy violinista profesional. Toco en la Orquesta Sinfónica Municipal de la ciudad de Mar del Plata desde 1997. También tengo alumnos de violín.

- ¿Qué pasó?

Hace 13 años que estoy casada con el padre de mis hijos (Micaela de 12 años y Timoteo de 9)
Casi desde el primer momento fui víctima de violencia psicológica por parte de él. Casi nunca
trabajó en todos estos años y siempre fue una persona dominante y conflictiva. Teníamos muy
mala relación y en casa el ambiente era muy denso. Cuando le propuse la separación definitiva en diciembre pasado (antes lo había hecho muchas veces pero sin la firmeza necesaria), él se puso muy mal por no querer aceptar que lo nuestro estaba terminado. A raíz de eso las cosas se pusieron peor y el 27 de febrero le hice denuncia por maltrato con exclusión de hogar y restricción de acercamiento en la comisaría de la mujer. El estuvo en lo de la madre durante dos meses y, al cabo de ese tiempo, volvió a casa diciendo que no tenía donde ir. Yo, en esos dos meses, cambié las cerraduras de la casa.
Lo dejé volver con la condición que en tres meses se tenía que ubicar (trabajo y vivienda) El me prometió vivir en paz y no molestarme, cosa que cumplió los primeros días, pero luego todo volvió a ser como antes.
El 28 de mayo no aguanté más y en un momento que él salió, fui a hacer otra denuncia con una nueva restricción. Le avisé que no volviera. Pero él fue igual a casa y entró rompiendo la ventana de mi dormitorio.
Destrozó tres violines (por un valor total de quince mil dólares). Cuando llegué a casa dos horas después con mis hijos me encontré con el piso de mi dormitorio lleno de pedazos de madera. Fue horrible.
Mis hijos quedaron shockeados. Mica también toca el violín. Al otro día hice denuncia en la comisaría de mi barrio por los destrozos. Y desde entonces él está con restricción de acercamiento. Estoy esperando audiencia con el juez del tribunal de familia. Tengo abogada y mis hijos y yo empezamos terapia con un psicólogo especialista en violencia familiar.

- Contanos sobre la movida que organizó la gente en forma solidaria 

Mi idea de subir las fotos al facebook fue solo para compartir mi dolor y que todos los que me conocen supieran lo que me había pasado. Nunca pensé que se iba a generar todo esto. Lo empezaron mis alumnos, conocidos, amigos y luego se fueron sumando agrupaciones que defienden derechos de la mujer, y muchos artistas marplatenses.

- ¿Qué modificó y qué reafirmó, lo sucedido en tu vida? 

Me di cuenta que el pueblo marplatense es muy solidario. Que hay mucha gente que me quiere (mucha más de la que yo pensaba) y esto me ha dado fuerzas para seguir adelante a pesar del dolor de semejante pérdida, que es muy grande tanto económica como afectiva.

También gracias a la terapia entendí que NADIE tiene derecho a maltratarme y que no sirve callar, tapar, defender y negar algo así. Hay que hablar y pedir ayuda. Yo siempre pensé que nadie me iba a poder ayudar y que me tenía que aguantar un hombre que yo había elegido para casarme, aunque ese hombre me hiciera daño. NO ES ASÍ. Siempre me costó reconocer que me había equivocado y que tenía que bancarme la frustraciòn de un divorcio, pero que era preferible eso y no quizás terminar muerta o dando un ejemplo de vida horrible para mis hijos. Por suerte pude decir BASTA.