domingo, 12 de agosto de 2012

MUJERES SINGULARES I: Tainá Barreto

foto: Gerusa Ansiliero


Por Marcela Brito y Laura D´Anna

Guarda  sonhos

Así se llama el espectáculo de Tainá Barreto, un unipersonal que desborda poesía. Y que fue concebido a partir de la investigación corporal que hace dialogar danzas del nordeste brasilero, como Frevo y Cavalo Marinho, con la danza contemporánea. Sentimos como que revivíamos un sueño cuando la vimos saltar y gritar como una nena loca de alegría al descubrir una interminable fila de paraguitas...
Y ya conocíamos a Tainá, porque cuando vimos su espectáculo, el jueves, 5to días de Festival, ya habíamos hecho su seminario "Cavalo marinho y el cuerpo en la escena".


El seminario
¿Qué es Cavalo Marinho??? Es una danza del Nordeste, al igual que Frevo o Maracatú. El seminario consistia en partir de elementos de Cavalo marinho y abrir caminos para una exploración refinada del cuerpo, un trabajo de danza, juego, presencia escénica, pulso, energía, etc.




Aquí va un pequeño reportaje que le hicimos mientras degustábamos unas ricuras de chocolate y un aromante cafecito, y esperábamos que se hicieran las 17 hs para ver una de las cinco obras que nos tenían programadas en ese día.

-¿Venís de la danza?
-Vengo de una familia de músicos y actores. Mi papá es actor y director de teatro. Mi mamá es música. Yo empecé con el teatro. Tengo una deformación en la columna, de nacimiento, las vértebras de mi cuello están clavadas, como si fueran una sola, como si estuvieran pegadas. No tengo movilidad allí. Desde pequeña hice ballet clásico para crear espacio entre las vértebras. Toda mi infancia y adolescencia. Pero fue un poco frustrante saber que no iba a ser una buena bailarina clásica, ya que mi cuello no era de bailarina. Y dejé. Y estuve un largo tiempo deseperanzada. Después empezaron a aparecer otras cosas, otras danzas, y entendí que el mundo no era sólo el ballet clásico, y volví a bailar.

-¿Cuántos años tenías cuando descubriste eso?
Cuando volvía a bailar tenía 19 años. A esa edad empecé la facultad de danza en Campinas. Conocí también el grupo de teatro Lume. A la par que trabajaba con el grupo de investigación de la facultad empecé a buscar por mi cuenta otras danzas tradicionales, y a investigar otras cosas relacionadas con ellas. En la facultad yo tenía mucha danza contemporànea, mucho ballet… Cuando descubrí cavalo marinho y esas otras danzas descubrí la variedad, otros colores. Todo era muy bonito. Y yo quería eso. Empecé por querer bailar frevo, fui para bailar frevo, para aprenderlo, para incorporarlo. Y cuando fui a Pernambuco, empecé a ver que todas esas danzas tenían mucho que ver con el entorno, estaban muy imbrincadas en la realidad que se vivía. Eran danzas fueron practicadas por antiguos esclavos, que hoy son trabajadores con condiciones muy duras, casi esclavos. Y es en este contexto que se baila cavalo marinho, una danza que incluye el teatro, danza, música y la poesía

-Lo que nos fascinó en tu seminario fue cómo nos hiciste bailar una danza “lejana” que hicimos propia. Nos interesó la “deconstrucción” que hiciste de esa danza de manera de acercárnosla.
Experimenté eso en varios seminarios hasta llegar aquí. Cavalo marinho en sí es una danza muy difícil. Mi objetivo no es que las personas aprendan sus dinámicas corporales en apenas un seminario. Yo, junto a mis compañeros del Grupo Peleja, experimentamos muchas maneras de dar este seminario. Nuestro objetivo NO es enseñar la danza y la corporeidad de cavalo marinho tal como ella es, pero SÍ presentar algunos principios generales y elementos técnicos de esta danza, que pueden ser aprovechados en la práctica corporal de bailarines y actores. Así, el seminario tiene por objetivos ofrecer a los alumnos la experiencia del juego y del “hacer jugando”, la incorporación de un pulso. La precisión corporal, etc.
Creo también que la experiencia como profesora de danza me ayuda bastante en esta parte didáctica. Es preciso tener cierta sensibilidad para comprender las necesidades y dificultades de cada grupo de alumnos, para saber conducir cada situación. El grupo de ustedes en Vértice fue bastante especial!

- ¿Ustedes, los del grupo Peleja, tienen una escuela en Olinda?
No es exactamente una escuela, es una sala de danza en mi casa, en la planta baja. Hacemos seminarios esporádicamente. Invitamos también a otra gente de otros lugares. Yo, personalmente, justo este año estuve por muchos lados, en giras. En Olinda tenemos lo que se llama el Casarao Peleja. www.casaraopeleja.blogspot.com

- ¿Cuál es el origen de estas danzas?
Lo nuestro no es una pesquisa histórica. Pero sí sé que es una mezcla de muchas influencias.
El Cavalo Marinho se origina en las senzalas (morada de los esclavos en los ingenios y facendas de Brasil), es una expresión dramática de antiguos esclavos y actuales trabajadores rurales del estado de Pernambuco, en Brasil. Es cierto que tiene muchas influencias: podemos observar elementos del teatro de calle con máscaras (posible influencia de la Commedia dellarte), música árabe (por la presencia de la rabeca – un tipo de violín rústico), el enredo del Bumba-meu-Boi (manifestación tradicional del Norte de Brasil) y la mezcla de elementos de muchas otras danzas brasileñas. No podemos decir con certeza cómo surgieron todos los elementos que componen el Cavalo Marinho ni situar históricamente su evolución. Pero el Cavalo Marinho, como toda manifestación popular, es una expresión artística bastante dinámica, que siempre se actualiza y mantiene un diálogo constante con los hechos de la actualidad y con otras manifestaciones artísticas.   

¿Cómo surgió, como una danza, primero, o como una música?
Todo junto, y con mucha fuerza. Lo que primero me llamó la atención, puesto que soy bailarina, fue la danza. Y dije, ¡guau!, ¿qué es eso!?? Y me quedé muy impresionada. De todo. De la complejidad, de la situación, de la música…

¿Cómo es un compás?
De cavalho marino es principalmente un baion, como lo es de muchas danzas en Brasil. No es 1 2 3 4
Es Eh 1 2 eh 1 2 eh 1 2

-¿Sos la primera que “descubre”, que estudia, estas danzas?

No. Primero, yo soy un grupo, el Grupo Peleja. Pero antes hubo muchos otros. Todas las personas que ustedes vieron en el film que les pasé en el seminario son personas que vienen trabajando desde antes que yo. Con toda esa experiencia, que es muy fuerte, de todas esas personas, es que yo me nutro. El video que vimos en el seminario se llama Munganga, y aborda justamente ese puente que se estableció entre algunos artistas de danza y teatro que investigan el Cavalo Marinho y los propios intérpretes de Cavalo Marinho, mostrando que este diálogo ha generado estéticas interesantes para la danza y el teatro contemporáneo en Brasil.
Para ver el video Munganga: http://youtu.be/QH8hrCO3j40

Mi marido está dentro del grupo que empezó a investigar estas danzas. Cuando llegamos dijimos "vamos a quedarnos un año en Pernambuco", y terminamos quedándonos a vivir.

La pregunta era cómo esas cualidades de cavalho marino podían liberar mis propias cualidades como bailarina. Y hacer otra danza. A partir de la tensión entre unas y otra. Y ese trabajo específicamente se ve en mi solo. Todas esa experiencia mía esta volcada allí.

En tu unioersonal, Guardo sonhos, ¿vos misma te dirigiste?
Sí, yo lo creé y lo dirigí. Y el compositor musical, que es bailarín también, y también aparece en el film es Helder Vasconcelos

- ¿Y vas a continuar con este nuevo lenguaje? porque creaste una nueva danza, ¿nos es cierto?

Sí, sí, pero no creo que haya creado una danza, creé un espectáculo: Guarda sueños.

Foto: Gerusa Ansiliero

Para saber más de Tainá Barreto y del Grupo Peleja:  www.grupopeleja.com

Para saber más de Tainá Barreto y del Grupo Peleja: www.grupopeleja.com




Tainá dando el seminario de Cavalo Marinho en Vértice