domingo, 11 de septiembre de 2011

YA-LING PENG (nuestra invitada de Taiwán)

Ríos en la noche oscura

Cuando era niña me sorprendió descubrir que cierto cantante de Ópera China llamado Chun Yan Ling era extremadamente buen mozo. En ese momento, yo no sabía que Chen era una mujer realizando roles masculinos. Sólo pensaba que ella tenía cierta cualidad que los hombres usualmente no tienen. Secretamente deseaba que mi futuro novio luciera como él. Más tarde, gracias a Yaung Li Hwa, la Opera de Taiwán se hizo muy popular en la televisión. Cada vez que mi madre, mi abuela y yo veíamos alguna de sus performances, lucíamos como adolescentes enamoradas. Estábamos locas por él. Y en muchas ocasiones, mi madre dijo que quería ir hasta Taipei, porque no podía creer lo que se ‘’rumoreaba’’: que Yan era una mujer.
En 1991, vi a la cantante de ópera Shei Yuei Sha en escena por primera vez. Ella siempre hacia del buen mozo hombre joven que tenía su encuentro con una mujer .Estaba tan fascinada que fui a verla inmediatamente después de la performance. Cuando la puerta se abrió, vi a una vieja mujer en pijamas. La visión frente a mí podría haber desafiado duramente la pasión en mi corazón. Pero una vez comenzamos a hablar, quedé totalmente encantada. Realmente creía que estaba hablando en realidad con un hombre apuesto. Cuando me retiré hacia el baño, vi el reflejo de mi rostro: era el rostro de una mujer locamente enamorada con los ojos humedecidos. Cuando finalmente trabajé en la ópera, me di cuenta que muchos de los músicos estaban absolutamente enamorados de Shei, a nuestros ojos un hombre dentro y fuera de escena. Estos hombres ,circulaban a su alrededor, florecían a su alrededor y todos hubieran dado cualquier cosa por tener una cita con ella. Yo estaba sorprendida. ¿Por qué ? ¿Cómo es que ella podía seducir a ambos géneros? ¿Sería que dentro de nosotros anidaban el Yin y el Yan y teníamos la habilidad de llamar uno u otro a voluntad?
En abril del 2002, produje My Journey, una obra basada en la vida de Shei. Ella había comenzado su entrenamiento a los cinco años. Estudió toda clase de roles diferentes. Al cumplir dieciséis años, se transformó oficialmente en la actriz que cubría los roles masculinos. Ahora tiene sesenta años. Recordando las luchas internas y los conflictos que implicaron componer roles masculinos, recordando cómo los maestros le pedían desarrollar comportamientos masculinos y otras actrices la trataban como a un hombre y flirteaban con ella, ella abriga algunos reparos. Esa joven mujer no podía expresar su femineidad ni sobre la escena ni en su cotidianeidad. Solía sentarse sola, enfrente del espejo de su habitación, jugando secretamente roles femeninos. Usando guantes de mangas largas, admiradores, lanzas y bufandas, ella entraba y salía de los personajes masculinos y femeninos. Luego de ver su lado más bello, ella reconocía mayores posibilidades en su interior. Esto no la asustaba ni la sobreexcitaba. Sólo interpretaba con coraje sobre la escena los complejos personajes de su vida real.
Los personajes femeninos en el Teatro chino, siempre han sido esteroetipados. Mayormente, buenas mujeres que siguen la doctrina social. Hace cien años, la Ópera de Pekín usaba hombres para interpretar los roles femeninos y las actrices creaban la imagen de un hombre ideal en el corazón de las mujeres. La audiencia estaba en paz y satisfecha. Subsecuentemente, ellas podían volver a su vida cotidiana y ser manejadas por los hombres comunes.
¿Qué clase de vínculos existen entre los personajes femeninos en las obras? La mitad de ellos, son supuestamente madres amorosas e hijas que se encuentran en una relación de sometimiento La otra mitad, son suegras y cuñadas que odian las relaciones de interdependencia (por ejemplo El pavo voló al Sudeste, The Peacock Flew Southeast). Esto es Arte que imita la realidad.
En 2001, produje una obra acerca de madres e hijas.
Investigando descubrí que cada generación de madres repite los patrones comportamentales de sus propias madres, en las relaciones con sus hijas, aún cuando se resisten a ese comportamiento. Había pocas madres que podían quebrar ese ciclo. En la obra, yo le daba palabras a las hijas: "Ella es como mi ángel guardián pero a veces es como una bruja, me gusta acurrucarme en sus brazos pero muchas veces quisiera cortarme y huir." Cuando las mujeres quieren frecuentemente huir, ¿dónde quieren huir?. ¿Dónde es el lugar donde pueden expresarse por sí mismas? Si en realidad ellas pudieran interpretar hombres idealizados como en la Ópera de Pekín , ¿podrían hacerlo?
Las nuevas generaciones aún están atravesadas por las responsabilidades tradicionales y el sometimiento. Ellas son como velas ardiendo hasta el final o equilibristas transitando por un cable muy alto.
EL porcentaje de divorcios ha alcanzado un 25 % en Taiwán. Existe aún un largo camino de exploración para nosotras como mujeres sobre las nuevas imágenes de mujer y sobre las percepciones que los hombres tienen de nosotras. Ya no consideramos a Mei Lang Fan como la imagen de la belleza china. No nos gusta la imagen de Gon Li, una estrella de cine creada a imagen y semejanza del ideal del consumismo de Occidente. Las nuevas generaciones de mujeres en Taiwán están percibiendo, palpitando y buscando su propio camino de salida, como los ríos en la oscura noche.

Traducción del Taiwanés: Balas King
Traducción del Inglés: Natalia Marcet

YA-LING PENG (Taiwán) comenzó su trabajo en teatro en 1981, cuando fundó el SQUARE ROUND THEATER. Escribiendo ,dirigiendo y actuando sus propias producciones. Entre 1988 y 1991, estudió actuación en Londres con el Animate theatre y el London School of Mime and Movement, y se unió a la Tragic Carpet Theatre Company. Ella volvió a Taiwán en 1990 y trabajo para la Televisión Pública China mientras continuaba su trabajo experimental teatral y de recolección de historias de mujeres en el Taiwán rural. En 1995 comenzó el Ensemble Modern Form’s sister en Taipei, el Uhan Shii Theater Group con actores de más de 60 años.